Etnia Oroqen

Los oroqen son una minoría étnica, una de las 56 oficialmente reconocidas por el gobierno chino. Son una de las minorías étnicas más pequeñas del país, con una población aproximada de 7.000 personas. Habitan mayoritariamente en la provincia de Mongolia Interior aunque se pueden encontrar pequeños grupos en Heilongjiang.

Los oroqen son monógamos y sólo se permiten los matrimonios entre miembros de diferentes clanes. Los cadáveres tienen un entierro al aire libre. Cuando alguien muere, su cuerpo es depositado en un árbol con la cabeza apuntando hacia el sur. El cuerpo permanece en el árbol hasta que se descompone de forma natural.
La vivienda tradicional de este pueblo recibe el nombre de xierenzhu que significa “casa que se sostiene con palos de madera”. Estas viviendas tienen forma cónica y se sostienen mendiante unos 20 o 30 palos realizados en madera de pino. El recubrimiento de estas cabañas varía según la estación del año: mientras que en invierno se recubre con pieles de animales, en verano se utilizan corteza de abedul.
Aunque las medidas de este tipo de viviendas son muy variables, suelen tener unos seis metros de diámetro y unos cinco metros de altura. En el centro se coloca un fuego que sirve tanto de cocina como de fuente de iluminación.

Etnia Derung

Los derung son una de las minorías étnicas más pequeñas de las 56 oficialmente reconocidas por el gobierno chino. Su población, de aproximadamente unas 8.000 personas, habita en la provincia de Yunnan, básicamente en la zona del valle del río Dulong.

Antes de la formación de la República Popular, los derung vivían siguiendo un sistema de clanes. Existían un total de 15 clanes, llamados nile; cada uno de ellos estaba formado por diversas comunidades familiares. Cada clan se dividía en ke’eng, poblados en los que los Delung habitaban en casas comunes. Los matrimonios entre clanes estaban prohibidos.
El traje típico de las mujeres delung consiste en un vestido realizado en tela rayada en colores blanco y negro. Antiguamente, las mujeres solían tatuarse el rostro, tatuajes que se realizaban cuando alcanzaban los doce o trece años. Los tatuajes de algunas mujeres recuerdan los bigotes masculinos.
Ls viviendas de esta minoría suelen estar construidas en madera. Tienen dos pisos de altura; el segundo piso está destinado a vivienda familiar mientras que el primer nivel sirve como granero y establo. Cuando un Derung contrae matrimonio no abandona la casa paterna sino que se traslada junto con su esposa a una nueva sección que se construye para el nuevo matrimonio dentro de la gran casa familiar.

Etnia Tártara

Los tártaros que habitan en China conforman una de las 56 minorías étnicas oficialmente reconocidas por el gobierno chino. Su población, aproximadamente unos 5.000, se concentra en las zonas de las ciudades de Urumqi y Tacheng, en la provincia de Xinjiang. Son una de las nacionalidades más pequeñas de todas las oficiales. Véase también: Tártaros para una visión global de todos los pueblos a los que se denomina por este nombre.

La mayoría de los tártaros vive en zonas urbanas. Les gusta decorar su viviendas con alfombras de vivos colores que suelen mantener en perfecto estado de conservación. Cuando una pareja contrae matrimonio se traslada a vivir a un nuevo apartamento, dejando la vivienda familiar.
La vestimenta tradicional de las mujeres suele incluir diademas de flores decoradas con pequeños adornos de plata. Las faldas son de colores vistosos. Los hombres utilizan camisas blancas sobre las que colocan chalecos, generalmente de color negro. Suelen llevar sombreros también de color negro. En la actualidad, la mayoría de los tártaros viste de modo occidental por lo que los trajes tradicionales se reservan sólo para ocasiones especiales.
Cuando muere una persona, el cuerpo se envuelve en una tela de color blanco sobre la que se coloca una piedra o un cuchillo. El cuerpo siempre sale de la vivienda con la cabeza por delante.

La mayoría de los tártaros de China son practicantes del sunismo, una rama del Islam. Suelen compartir las mezquitas con sus vecinos los uigures y los kirguiz.

Etnia Gin

Gin o jing es el nombre que reciben los vietnamitas que viven en China. Se trata de una minoría pequeña, unas 23.000 personas, que habitan básicamente en tres islas situadas en las costas de la provincia de Guangxi. Conforman una de las 56 minorías étnicas oficialmente reconocidas por el gobierno chino.
El nombre jing proviene de la palabra kinh, denominación de los vietnamitas. Después de vivir durante más de 500 años en China, los gin han adquirido un carácter propio, semejante al de los vietnamitas pero con una personalidad independiente.
Los gin tienen algunas costumbres amorosas que parecen sacadas de una novela romántica. Una de ellas es el ritual de la declaración amorosa. Cuando un muchacho se siente atraído por una joven la lleva a pasear por la playa bajo la luz de la luna. Una vez ahí, el joven tose de forma rotunda, señal de que intenta un acercamiento con su compañera.
La muchacha ralentiza sus pasos para dar tiempo a que el joven prepare un pequeño montículo de arena que luego golpeará con una patada en dirección a su compañera. Si ella está de acuerdo con el cortejo, le devolverá la arena, acompañada de una sonrisa.
Los trajes tradicionales de las mujeres gin suelen consistir en blusas cortas y ajustadas y pantalones largos, generalmente de color marrón. Los hombres utilizan chaquetas largas que llegan hasta las rodillas. Hoy en día la mayoría de los gin suele vestir de un modo occidentalizado.

Etnia Yugur

Los yugur son uno de los 56 grupos étnicos oficialmente reconocidos por el gobierno chino. Viven mayoritariamente en la provincia de Gansu y tienen una población aproximada de 15.000 personas.

Las vestimentas tradicionales de los yugur tienen un estilo muy personal. Las mujeres utilizan vestidos de cuello alto de color azul o verde que complementan con chalecos. Las muchachas casaderas se peinan con pequeñas trenzas que unen para formar tres trenzas mayores. Los hombres utilizan botas altas y camisas se cuello alto abrochadas a un lado. Usan también sombreros altos que están rematados con brocados.
Al igual que los tibetanos, los yugur creen que los cuervos ayudan a las almas de los muertos a alcanzar el cielo. Por eso, en lugar de enterrar los cadáveres, los llevan a un punto alejado en las montañas hasta que son devorados por estas aves.

A diferencia de otros pueblos de origen túrquido, los yugur no se convirtieron al Islam. Aunque algunos se han convertido al budismo tibetano, la mayoría de los yugur sigue practicando religiones politeístas.
Uno de los cultos más extendidos es el de adorar al emperador del cielo al que denominan Han Tengri. Cada familia recurre a su propio chamán para que les asesore en los temas espirituales. Los yugur creen también que algunos de sus dioses visten de rojo y cabalgan un caballo de este color. Por eso, los visitantes que visten ropas de color rojo no son bien recibidos en las casa yugur.

Etnia Bonan

Los bonan son una de las minorías étnicas más pequeñas entre las 56 oficialmente reconocidas por el gobierno chino. Su población estimada es de unas 16.500 personas que habitan en las provincias de Gansu y Qinghai.

Los bonan comparten muchas tradiciones y ritos con los dongxiang y con los hui. Sus trajes tradicionales son una mezcla de los tibetanos, hui y dongxiang.
Las mujere bonan que habitan en Gansu utilizan ropas de colores brillantes y llamativos, con pantalones anchos de diferentes colores. Utilizan velos de colores diferentes según el estado civil de la mujer: las casadas usan el color negro, las solteras el verde mientras que las mujeres de edad avanzada usan un velo de color blanco. Los hombres envuelven sus cabezas con telas de color blanco o negro y chaquetas también de color blanco.
Este pueblo es famoso por su habilidad construyendo cuchillos que reciben la denominación de “cuchillos Bonan”, famosos por su belleza y su dureza. Parte de su economía se basa en los beneficios que obtienen con sus ventas. Además, los Bonan se dedican a la agricultura y a la ganadería.

Etnia De’ang

Se llama Deang a unas 17.000 personas, que viven en un área bastante extensa de la zona Occidental de la Provincia de Yunnan, que hablan un idioma de la familia austronésica, rama mon-khmer, sub-rama wa-deang, y que posiblemente sean descendientes de los Pu, uno de los pueblos originarios de la Provincia de Yunnan, que habitaba la región del río Lancang (Mekong) hace ya más de 2.200 años.
Dada la larga historia de los Deang, y su amplia dispersión por un terreno montañoso y tremendamente abrupto, con valles aislados, montañas y ríos infranqueables, es posible que este nombre sólo designe un grupo de pueblos con ciertas similitudes culturales.

Tienen una leyenda que cuenta como en tiempos remotos Buda y la Diosa del Arroz compitieron por demostrar su poder. En un momento en el que Buda hacía una fiesta religiosa, la Diosa del Arroz desapareció. La gente, sin arroz, no tuvo ganas de celebrar la fiesta, y el propio Buda fue en busca de la Diosa del Arroz para que volviera. Este cuento sirve para justificar ese sincretismo religioso de los Deang, en el que sus deidades tradicionales comparten protagonismo con las budistas.
A la Diosa del Arroz, la más importante de estas deidades tradicionales, se la venera varias veces a lo largo del año; pues se la considera estrechamente asociada con los diferentes aspectos del ciclo agrícola.
Todo el proceso de cultivo va acompañado de una serie de ceremonias en honor de la Diosa del Arroz, que se realizan con la esperanza de que la cosecha crezca bien. El arado es una actividad que realizan los hombres, pero antes que ellos empiecen, las mujeres al borde del campo cantan en voz alta a la Diosa del Arroz: “Oh, diosa. Ven a proteger nuestro campo, no dejes que los ciervos y otros animales lo pisoteen.” Sólo cuando ellas han terminado sus cantos empiezan los hombres a arar la tierra.
La siembra la realizan las mujeres, pero antes de empezar sembrar realizan también una solemne ceremonia en honor de la Diosa del Arroz. Durante la misma la gente se reúne en el campo, los niños con címbalos y tambores, se sacrifica un pollo y un cerdo, se cantan canciones de alabanza para que el grano crezca bien, se realiza una comida ritual, y sólo entonces las mujeres inician la siembra.
En el momento de quitar las malas hierbas, ya se ha construido en cada casa una plataforma para honrar a la Diosa del arroz. Durante las ceremonias que se realizan en esta fase productiva hay que leer el nombre de los siete hermanos y las siete hermanas de esta diosa. Ese altarcito, situado sobre la trama de madera principal de la casa, es objeto de ceremonias tres veces cada mes, dirigidas por el cabeza de familia.
Hacia el otoño es cuando se realiza la cosecha, que es también una labor de las mujeres. Durante ese tiempo se hacen ofrendas continuamente a la Diosa del Arroz, e incluso se construye una especie de casita para ella, con una estructura de bambú, unas cajas y papel blanco. Se llama: “La casa de la diosa”.
Antes de la cosecha se realiza la ceremonia llamada “Probar el nuevo arroz”. Para ello se toma del campo el primer arroz que madura, y se lleva a casa donde se mezcla con el arroz viejo para hacer una comida ritual. Antes de comerle se ofrece a la Diosa del Arroz: “Diosa del Arroz, prueba nuestro nuevo arroz.” También se da de comer al buey y al perro, para agradecerles respectivamente el haber trabajado la tierra, y el haberla protegido. Luego se ofrece en el templo budista, y por fin la familia tiene ocasión de probar el nuevo arroz.
Antes de la trilla también se preparan las ofrendas a la Diosa del Arroz, que deben consistir en los alimentos que a ella le gusta comer: plátanos, fruta, carne, pescado, dulces. Todo el mundo, hombres y mujeres, se dirigen al campo con las ofrendas para la diosa, cantando: “Diosa del Arroz, levantarte. Lávate las manos, lávate la cara. Come estos plátanos, come esta carne, come este pescado.” Entonces las mujeres empiezan con la trilla. Al mediodía descansa de esta labor, y vuelven a orar a la Diosa del Arroz. Al acabar por la noche la vuelven a rezar, pidiéndola que vuelva a casa con ellos.
Entonces llevan el grano al almacén y llevan también allí la casita que hicieron para la Diosa del Arroz, donde descansará hasta el año siguiente cuando le pedirán que vuelva ayudarles.
Hay dos tipos de ceremonias en honor de la Diosa del Arroz, unas en las que participan toda la aldea, que se hacen en el templo budista. Otras se hacen a nivel familiar ante el altar que cada familia tiene en su casa.

Los pueblos Deang tienen una rica literatura oral. De entre sus mitos destaca “Los antepasados crean el mundo”. Es el mito fundamental de los pueblos Deang, y un documento imprescindible parra conocer sus costumbres. En él se muestra a Potare, el creador, dirigiendo la creación del mundo y de la humanidad. Esta última, en realidad, desciende de las hojas de té, que abandonaron el cielo, y pasaron mil calamidades, para dar origen al género humano sobre la tierra. Esto explica la estrecha relación que este pueblo tiene con el té.
Tienen numerosas versiones distintas del mito de la inundación, lo que puede ser un reflejo de distintos orígenes étnicos entre los hoy en día llamados Deang. Aunque en todos ellos la gente que sobreviven a la inundación, lo hace en el interior de una gran calabaza, que flota sobre las aguas hasta que la tierra se seca. La más interesante es la traducida como Historias del diluvio, que describe la desaparición de la humanidad y su nueva creación.
En Cien hojas y cien personas se describe el momento en que la humanidad fue creada a partir de cien hojas de té que cayeron del cielo.
La mayoría de las viviendas de los De’ang están fabricadas en bambú, con estructura de madera. Las puertas de las casas se abren siempre hacia el este. Cada familia tiene su propia vivienda que suele contar con dos pisos de altura. Mientras que el primer piso se utiliza como granero y establo, el segundo sirve como vivienda familiar.
Las mujeres de este pueblo visten de formas distintas según la zona en la que residan. Normalmente visten con chaquetas cortas, en color negro o blanco, decoradas con borlas de terciopelo de diferentes colores. La falda, con dibujos en blanco y rojo, es más utilizada que los pantalones.
Los hombres visten chaquetas cortas en colores azul o blanco y pantalones anchos y largos. Cubren sus cabezas con pañuelos de olocr blanco o negro. En algunas zonas, los hombres realizan tatuajes en su cuerpo que representan tigres, cirevos, pájaros o flores.

Etnia Ewenki

Los ewenki o ewenk, antiguamente tungús tungúes, son un pueblo indígena originario de la zona norte de Siberia en Rusia. Los ewenki forman una de las 56 minorías étnicas oficialmente reconocidas por el gobierno chino.

Los ewenki fueron en sus orígenes un pueblo nómada, por lo que solían vivir en campamentos formados por diversas tiendas. En idioma ewenki, estas tiendas, generalmente de forma redonda, son conocidas como cuoluozi. Aunque el tamaño de las tiendas variaba según la estación del año y el tamaño que tuviera la familia, solían medir unos tres metros de ancho por cinco metros de diámetro.
Los ewenki son hábiles jinetes y muchos de ellos se dedican a la cría de caballos. A partir de los siete años, los niños de este pueblo aprenden a montar para poder acompañar a sus padres en los trabajos de pastoreo.

Existen grupos de cristianos ortodoxos entre los ewenki tanto de Rusia como de China, así como creyentes en el budismo tibetano. Sin embargo, la mayoría de este pueblo aún sigue siendo animista.
Los ewenki adoran a los espíritus de sus antepasados así como al fuego, al que consideran un dios. Antes de empezar a comer, los ewenki tienen que realizar un ritual de saludo al dios del fuego. También adoran a los osos y después de matar a uno de estos animales se realizan rituales con el fin de dar un “entierro del viento” a las bestias. Los entierros del viento consisten en dejar los restos del cadaver al aire libre para que sean devorados por los cuervos.

Etnia Rusa

La etnia rusa es uno de los 56 grupos étnicos reconocidos oficialmente por China, y hay aproximadamente 15,600 rusos chinos viviendo en su mayoría en el norte de Xinjiang, y también en Mongolia Interior y Heilongjiang.

Los rusos comenzaron a ser reconocidos en el mundo como un grupo étnico distinto en el siglo XV, cuando se referían a ellos como rusos moscovitas, durante la consolidación del Gran Ducado de Moscú como un poder regional. Entre los siglos XII y XVI, los rusos conocidos como Pomors migraron hacia el norte de Rusia y se establecieron en las costas del Mar Blanco. Entre los siglos XVII y XX, los migrantes rusos se establecieron previametne en la mayoría de las áreas deshabitadas en Siberia y el Lejano Oriente ruso.
Según la mayoría de los etnólogos, los rusos se originaron del primer pueblo Rus (eslavos orientales de la Rus de Kiev), y gradualmente evolucionaron en una etnia diferente de los pueblos Rus occidentales que se convirtieron en los actuales bielorrusos y ucranianos. Algunos etnólogos afirman que los rusos eran grupo eslavo distinto, incluso antes de la época de la Rus de Kiev. Otros creen que la característica distintiva de los rusos no es principalmente su separación de los Rus occidentales, sino que son una mezcla de tribus eslavas orientales y no eslavas (por ejemplo ugrofineses, germanos, bálticos y turcos).

Etnia Uzbeka

Habitan principalmente en Kashi, Yining, Tacheng (Qoqek), Urumuqi, Shache (Yarkant) y Yecheng (Kargilik).

Se ocupan principalmente del comercio y la artesanía. Una pequeña parte en el norte de Xinjiang se dedica a la ganadería, y los que habitan en el sur de Xinjiang, a la agricultura.
Sus alimentos básicos son hechos a base de harina de trigo. La comida típica incluye arroz , tortilla, tallarines en sopa, panecillo con relleno cocido a vapor y el Naren.

La literatura oral del pueblo de Uzbek tiene una larga historia, incluyendo muchas variedades y ricos contenidos como mitos, leyendas, cuentos, poesía épica, poesía narrativa y cantos populares.
Las fiestas más importantes de la Etnia Uzbek son la Fiesta de Gurbang y la Fiesta de Rouzi.

A la gente le gusta llevar gorras de colores, o pañuelo de cabeza para las mujeres. Los hombres siempre se visten de camisa bordad de cruz en el cuello o en las mangas, y las mujeres se visten con faldas.
Se prohíbe el matrimonio con los no islámicos. Según la tradición, entre los hermanos, la hermana menor no se puede casar antes de que se case el hermano mayor, y el hermano menor no se puede casar antes de que la hermana mayor se case.

La mayoría de las casas son de barro y madera.