La soledad y yo …

Hoy después que BW se fue a trabajar, tempranito como siempre, me preparé un café, tostadas y me senté a desayunar en la cocina. Mientras desayunaba, hice un par de notas espontáneas, esas que después pongo en sobres y se las envío como cartas a mis amigos, pero que no son más que trozos de papel con pensamientos o sentimientos escritos.
Los viernes son mi día libre en el trabajo, es decir, no tengo clases, pero tengo cientos de papeles y otras cosas para hacer, eso que todos llamamos “pendientes”, y que no nos gustan, pero que no queda más remedio que hacerlos.
El café caliente me devolvió el calor que se había ido cuando BW cerró la puerta y todo quedó en silencio. Entonces recordé la soledad, lo triste que me pone, y no me gusta para nada.
Pensé que eso era la soledad, cuando el alma tiene frío y necesita calor. Es como cuando decimos, los “mates” nos hacen compañía, porque con cada sorbo calentito uno tiene la sensación de un abrazo, de un beso o de una caricia.
En la semana vino una amiga mexicana de visita, y se quedó a dormir en casa, por la mañana charlamos sobre las costumbres, las comidas, y que aún hablando la misma lengua, somos tan pero tan diferentes.
Ella hizo un comentario sobre el café, y BW lo ratificó, pensé que eso mismo que le producía a ellos beber café, yo sentía al tomar mate, y después comentándolo con mis alumnos, ellos me decían que sentían lo mismo al beber té o agua caliente (costumbre china).
Un café, un mate, agua caliente o un té: Un poco de calor para el alma …

Cumpleaños felíz …

Ayer fue mi cumpleaños … mi segundo cumpleaños en China, compartiendo con mis afectos, los que me soportan todos los días, los que le ponen color a mi vida.
Mi mejor regalo: BW y yo “somos una familia”, una familia pequeñita por ahora …
Los afectos llegaron por correo, por mail, por teléfono, en mensajes y en llamados …
Estuve todo el día rodeada de gente contenta, no estaban todos, porque algunos ya están trabajando … como interpretes, como guías, unas andan por el Canton, otras andan por Yiwu, creciendo, viajando, siendo ellos mismos …
Y yo soy muy felíz …


Chen Mao Ping y el árbol de olivo (gan lan shu)

San Mao fue el apodo que escogió Chen Mao Ping, también conocida como Echo Chen, para darse a conocer públicamente.

Se trata de una mujer china con una vida inmensamente rica, no solo por como pudo expresarse a través de la escritura, si no por todo lo que descubrió viajando por el mundo.

Biografía: Nace en China continental, trasladándose posteriormente con su familia a Taiwán. Durante diversos años estudia, viaja y trabaja por diversos países occidentales. Durante una estancia en el desierto del Sáhara se establece la relación sentimental con un español, Jose María.
Su primer libro publicado, Cuentos del Sáhara, goza de gran éxito en el contexto chino al mostrar experiencias vitales cuyos escenarios tienen lugar en otros países. En ese momento la pareja establece su residencia en las
Islas Canarias, concretamente en un pequeño barrio, Playa del Hombre, de la ciudad de Telde en Gran Canaria.
Tras su primer éxito, su producción literaria crece, si bien en
1979 al morir su marido Jose María en un accidente de buceo, el dolor por la pérdida le aleja del hogar que compartían ambos, y comienza diversos viajes y estancias por el continente americano, regresos breves a la casa que mantiene en Gran Canaria, y vueltas a Taiwan por motivos de su creciente popularidad.
En
1991, una pequeña operación aparece muerta en un aparente suicidio, no exento de controversia, en un hospital de Taiwán. Su producción literaria es superior a los veinte libros, en los que incluye elementos autobiográficos. Fue además responsable de la traducción de Mafalda al chino, sin embargo ninguna de sus obras ha sido traducida al español.

“El árbol de olivo” o “El olivo”, es uno de sus poemas que se ha convertido en una canción popular en China.

不要问我从哪里来
bu yao wen wo cong na li lai

我的故乡在远方
wo di gu xian zai yuan fang

为什么流浪
wei shen me liu lang

流浪远方流浪
liu lang yuan fang liu lang

为了天空飞翔的小鸟
wei le tian kong fei xiang di xiao niao

为了山间清流的小溪
wei le shan jian qing liu di xiao xi

为了宽阔的草原
wei le kuan kuo di cao yuan

流浪远方流浪
liu lang yuan fang lui lang

还有还有
hai you hai you

为了梦中的橄榄树橄榄树
wei le meng zhong di gan lan shu gan lan shu

不要问我从哪里来
bu yao wen wo cong na li lai

我的故乡在远方
wo di gu xian zai yuan fang

为什么流浪
wei shen me liu lang

为什么流浪远方
wei shen me liu lang yuan fang

为了梦中的橄榄树
wei le meng zhong di gan lan shu

No me preguntes de dónde vengo,

mi casa está muy lejos…
Por qué te vas tan lejos,
tan, tan lejos?
Por los pequeños pájaros que vuelan en el cielo,
por el arroyo azul que fluye en la montaña,
por las anchas y verdes praderas,
voy, voy muy lejos…
Hay algo más?
Sí, por el olivo de mis sueños.
No me preguntes de dónde vengo,
mi casa está muy lejos…

San Mao solía decir que vagó por el mundo entero en busca de su propio hogar. Su familia fue originaria de Dinghai, en la provincia de Zhejiang, pero ella nació en Chongqing, en el sudoeste de China. Su padre, Chen Si Qing, era abogado. El nombre de su madre fue Miao Jin Lan.

Dicen que San Mao era una mujer elegante y obstinada, le gustaba hacer preguntas, leer libros, amaba las plantas, y coleccionar muñecas.

Luego de la guerra de la resistencia contra Japón (1937-1945), su familia se trasladó a Nanjing, en la provincia de Jiangsu, donde ella en aquel invierno comenzó a leer Zhang Le Ping.

En 1948, se trasladó con sus padres a Taiwán, donde comenzó la escuela, allí eran muchas las restricciones a los alumnos, incluso, en las escuelas aplicaban castigos corporales. Sin libertad, ella solo deseaba crecer rápidamente.

Con el tiempo se apasionó por la literatura, los grandes clásicos chinos y también los europeos. Junto a su padre estudiaba inglés y literatura inglesa, eran cristianos devotos, y su sueño era ser la esposa de un gran artista, a menudo solía decir que le gustaria ser la esposa de Pablo Picasso.

Tras su primer fracaso amoroso, y con solo 20 años se mudó a Madrid y comenzó a estudiar en la Universidad de Madrid. Años después se trasladó a Alemania para estudiar alemán y fue donde conoció a un profesor de 45 años del que se enamoró profundamente, pero desafortunadamente este falleció.

Retornó a Madrir y trabajó como maestra de inglés en una escuela primaria. Fue entonces cuando se volvió a reencontrar con un joven al que ya conocía, y el cual en un principio le pareció mucho menor que ella.

Comenzó así su relación con José María, con quien finalmente viajó por el desierto del Sahara durante 6 años. Dicen que era una excelente cocinera, que amaba los detalles, pero quién hubiera dicho que su vida estaría signada por el dolor.

José María falleció en un accidente de buceo para la fiesta del medio otoño del 79, y fue el comienzo del fin …
Tras su viaje por América Latina, ella regresó al hogar de sus padres en Taiwan, y trabajó en la Universidad de la Cultura. Poco a poco se fue transformando en una persona popular, y entonces decidió visitar China continental, el lugar de sus antepasados en Dinghai.

Finalmente en 1991 decidió suicidarse.

Harbín, la ciudad de hielo …

Harbín es una de las ciudades más grandes del noroeste de China, con una marcada influencia rusa, tal como lo muestra su arquitectura.
En 1896 Rusia firmó un contrato para construir un ferrocarril entre Vladivostok, Harbín y Dalian, lo que provocó el desplazamiento de trabajadores rusos a la región. Más tarde en los primeros años del siglo XX, llegaron cientos de refugiados rusos.
Muchos de los emigrantes rusos eran judios, y en los años 20 la población judia en Harbín ascendía a más de 20.000 personas.
Luego los japoneses ocuparon Harbín desde la invasión de Manchuria en 1931, hasta que el ejercito soviético se apoderó de la ciudad en 1945. Al año siguiente gracias a un acuerdo entre Jinag Jieshi y Stalin, las tropas del Guomindang tomaron el control de Harbín, poniendo fin a la era rusa.
El nombre de Harbín deriva de “alejín”, que en manchú significa “honor” o “fama”. Esta ciudad industrial, a partir de la mejora de las relaciones con Rusia ha crecido en cuanto a comercio y turismo. La mayoría de los turistas que visitan la ciudad son rusos, y es por eso que muchas veces lo chinos se dirijen a los extranjeros en ruso.
Al norte de la ciudad se encuentra el río Songhua, que la separa de la Isla del Sol. El barrio Daoliqu, al sur del río, es la zona comercial más importante y en él se hallan la mayoría de los edificios históricos característicos de la ciudad.
La mayor parte de las iglesias ortodoxas de Harbín fueron destruídas, pero la Iglesia de Santa Sofia, construída por los rusos en 1907, ha sido cuidadosamente restaurada. En ella se encuetra el Centro de Arquitectura de Harbín.
La ciudad de hielo puede ser visitada durante todo el año, pero muestra su mayor atractivo entre los meses de diciembre y marzo, que es cuando se exhiben todas las esculturas de hielo, y se puede atravezar el río congelado desde el Parque Stalin.