Otoño …

Es la época del año que más me gusta! Los calendarios señalan diferentes fechas para su comienzo, aquí los chinos dicen que ya comenzó “el tigre de otoño”, que es cuando justamente más calor hace, pero con lluvias y vientos que comienzan a hacer descender paulatinamente la temperatura.
Este fin de semana tuvimos visita, y nos habíamos organizado para llevarlo a recorrer los alrededores del lugar donde vivimos. De esa forma todos podíamos hacer las cosas que nos gustan, BW podría conducir, la visita podría conocer el lugar donde vivimos, y yo podría sacar muchas fotos.
El sábado por la mañana lo fuimos a recoger a la estación de autobuses, y luego fuimos a almorzar. Por la tarde fuimos a la montaña y al templo Asoka.
El domingo nos levantamos tempranito y tuvimos un largo desayuno, después fuimos a Dong Qian Hu, un lago rodeado de montañas y plantaciones de té.
Después del almuerzo, fuimos al centro de la ciudad, y de ahí al Museo del té, donde pasamos una linda tarde entre semillas, frutos secos, y “hong cha”.
El Museo del té es un lugar que me gusta, tranquilo, que con el sonido de la lluvia se hace más confortable.
Cerca de la cinco teníamos que dejar a la visita en el estación de autobuses nuevamente, y con lluvia volvimos por la autopista mientras oscurecía y charlábamos con BW sobre nuestros planes y proyectos.
Aprender a disfrutar las pequeñas cosas de la vida, es un desafío enorme para mí.

Manzanilla …

Parece que será otra noche de ronda, sigo o mejor dicho seguimos con los horarios cambiados. Ayer no dormí, pensando que era la mejor opción, pero anoche nos fuimos a dormir muy temprano, y ya estoy, a primera hora de la madrugada, despierta y fresca como una lechuga.
Tengo mil cosas para hacer, principalmente recuperar el orden de mi casa, el tifón de agosto hizo estragos y llenó el departamento de humedad, ahora me toca armarme de paciencia y limpiar uno por uno los malditos hongos con vinagre blanco, para quitar las manchas de las paredes (que son blancas).
Hasta que la casa no esté en orden no me puedo concentrar y sentar a trabajar, tengo que diseñar mi nuevo plan de clases para este semestre. Todos los días voy anotando ideas, cosas que leo por ahí, cosas que se me ocurren, para hacer más entretenidas las clases.
Cuando tengo la cabeza llena de ideas me cuesta ordenarlas, pero descubrí hace tiempo que escribir me ayuda mucho. Por eso tengo una rutina de escritura diaria, es un buen ejercicio para la cabeza. También hago listas, y dejo notas por toda la casa.
Vivir en China se resuelve año a año, y eso implica siempre tener otros planes alternativos, y planificar las cosas lleva su tiempo. Escribir me ayuda mucho, me permite seguir una lógica para resolver los problemas, e ir buscando y encontrando soluciones que nos allanen el camino para cumplir nuestros objetivos.
Y cuando me desvelo, si no me pongo a hacer algo, se me enredan las ideas en la cabeza. El té de manzanilla siempre ha sido mi compañero de insomnios, y aunque no me da sueño, al menos me relaja y me hace sentir bien.

Proyecto en marcha: La Biblioteca de Español.-

Así que todos los que tengan ganas y se animen, y tengan algún libro dando vueltas que piensan que lo pueden regalar, sepan que por estos lares es más que bienvenido! Nosotros podemos correr con los gastos de envío.
La idea de la biblioteca ronda en mi cabeza desde el comienzo de esta aventura, pero por cuestiones de espacio-lugar-burocracia se venía posponiendo, hasta que finalmente y como conseguimos un armario enorme donde guardarlos en la oficina, se ha materializado.
Ya tenemos las obras completas de Borges, algunos ejemplares de García Marquez, y materiales didácticos de enseñanza. También tenemos algunos ejemplares en inglés.
El material de lectura no solo es apreciado por los alumnos, sino también por los profesores hispanohablantes que nos encontramos en este rincón del mundo, donde es difícil encontrar textos en español. Y como diría mi amiga Mónica, más allá de que podamos leer cientos de cosas en internet, muchas veces se extraña “el peso de un libro entre las manos”.
PD: También son bienvenidos mapas y láminas!

Siamo tornati a casa …

LLegamos a Shanghai ayer domingo a las 4 PM, y después del itinerario de rigor (léase: Maglev, metro -líneas 1 y 2-, tren y finalmente taxi)a las 2 AM estuvimos en casa!
Me han quedado en el tintero algunas fotos de otras ciudades que visitamos, pero en China, Blogspot sigue bloqueado, así que las publicaré cuando pueda.
Seguimos con el uso horario holandés, y hoy nos despertamos a las 2 de la tarde. Nos compramos la máquina para hacer el pan en casa, así que esta tarde merendamos pan casero!
El calor y la humedad son indescriptibles, y aún nos queda un mes más, recien en Octubre se siente el fresco del otoño. ESTOY IMPACIENTE …
Tengo un millón de ideas en la cabeza, no puedo estar quieta, ni siquiera me puedo concentrar para ver una película, esto me pasa siempre después de un viaje. He visto tantas cosas: texturas, esculturas, colores, diseños, etc., que siento que la cabeza me va a explotar. Tengo ganas de hacer tantas cosas!