Hoy …

Día productivo, si los hay. Por la mañana clases, y después del almuerzo fui corriendo al banco. A las 14 hs. en punto tenía que ir a la oficina de la policia donde se registran los domicilios para hacer el cambio de domicilio, valga la redundancia, de BW.
Este es el primer paso para registrar nuestro matrimonio en Holanda. Y no pudo ser antes, ya que para casarnos el necesitaba renovar su pasaporte, y para renovar su pasaporte necesitaba actualizar su domicilio. No podíamos registrarnos en el domicilio actual, porque no estabamos casados. Cuando finalmente estabamos casados, nos dijeron que teníamos que esperar tres meses desde el ultimo registro para poder cambiarlo. En fin …
La cuestión es que ya podemos probar que convivimos oficialmente -con papeles, sellos, estampillas, etc., etc.- bajo el mismo techo.
Como era de esperar, cuando ya tenía el trámite hecho, les dije que necesitaba un certificado donde constara que vivimos juntos y la dirección que tenemos, a lo que me respondieron que ellos no expiden ese tipo de certificados.
Con un poco de experiencia en estos avatares de la vida burocrática, me despedí amablemente, prometiéndoles volver cuando tenga más claro que es lo que necesitan en el consulado holandés para legalizar nuestro matrimonio.
Como ya se, que cada vez que salgo vencida de una oficina pública se me pelan los cables al llegar a casa, de antemano había puesto a descogelar la heladera para tener algo en que descargar mi rabia a la vuelta.
Haciendo catarsis limpié la heladera con la música de las respectivas máquinas de hacer pan y lavar la ropa, y cuando ya creí haber meditado lo suficiente al respecto, me dispuse a escribir estas lineas.
Como si fuera poco, la gata que había parido en la baulera ha decidido abandonarnos y llevarse a sus hijos, pero nos dejó de regalo un séquito de pulgas que parecen invencibles, son resistentes a todo tipo de venenos. Este fin de semana hemos ido a visitar los jardines de Suzhou, es conocida en China la popular frase que reza: En el cielo está el Paraiso, y en la tierra: Hangzhou y Suzhou. Caminamos muchísimo, rodeando los canales, y visitamos el Jardín del Administrador Humilde y el Jardín del Guardián de las redes.
Este blog, muy a mi pesar se ha convertido en un blog personal, cuando en realidad su motivo de ser era publicar fotos. Con esto de la censura en China, blogspot esta bloqueado, y el proxy mediante el cual me conecto no me permite cargar fotos, ni hacer modificaciones.
Así que por ahora, esto es lo que hay …

La mujer habitada …

Gioconda Belli es una de mis escritoras favoritas, por su fuerza, porque pertenece a esa generación de mujeres que se reconcilió con su género, y que desde su profesión construye algo más grande y atemporal.
Tal como dice, en su dedicación a Nora Astorga: “Rompe este huevo y nace la mujer y nace el hombre. Y juntos vivirán y morirán. Pero nacerán nuevamente. Nacerán y volverán a morir y otra vez nacerán. Y nunca dejarán de nacer, porque la muerte es mentira”.(Texto de Eduardo Galeano, “Mito de los indios makiritare”, Memorias del Fuego).
Hoy mis alumnos más pequeños comenzarán a leer este libro, su primer libro en castellano, escrito por un autor latinoamericano. Y vamos a saborearlo palabra por palabra, y a descubrir a esta mujer que nació en Nicaragua.
Y porque la muerte es mentira, escucho “celador de sueños” cantado por Mercedes Sosa.

Xi’an …

Llegamos ayer por la mañana, desde Hangzhou. Es la segunda vez que visito esta ciudad, y a mi, simplemente me encanta. Veremos que impresión se lleva WB de Xi’an.
Estos días la República Popular celebra sus primeros 60 años, y el color rojo envuelve la ciudad.
Ayer hemos caminado muchísimo, sin visitar nada en particular, solo por el hecho de perdernos entre sus calles y sus aromas. He tomado algunas fotos de la Torre de la Campana y de puestos callejeros de comida y dulces.
La temperatura es agradable, y la luna de medio otoño acaparó el cielo por completo anoche. Feliz fiesta de medio otoño para todos!
PD: Fotos de Xi’an (http://www.flickr.com/photos/15439881@N03/?saved=1)