Quiero …

Quiero que Tineke me mande los caramelos que le gustan a BW para su regalo de navidad.
Quiero saber si es Zoe o Bautista, para poder tejerle la mantilla a tono.
Quiero …
Quiero …
Y quiero …
Pero lo que más quiero es ver Sakura la próxima primavera en Okinawa!

Plan B

En algún post comenté que en China la vida se resuelve año a año, y que por tal motivo, un plan B es “indispensable”. Como parte del plan, hemos iniciado los trámites para registrar nuestro matrimonio en Holanda y Argentina, respectivamente. Pero aún, nos faltaba decidir, cual sería nuestro destino, pues de eso se trata la vida, de un “viaje”.
Solíamos poner un mapa sobre la mesa, y divagar. Y teníamos pensado varios países (Holanda, Argentina, Canadá, EEUU, algún otro país asiático, etc). Y finalmente decidimos cual será nuestro próximo destino, en caso que tengamos que irnos de China (OJALA QUE NO!).
No nos costó mucho decidirnos, pues tiene casi todo lo que en principio necesitamos para nuestra familia, y también cuenta con esa cuota neutral de que en Bélgica, ambos seremos extranjeros. Quizás para BW será un poco mas fácil, pero me gusta el desafío.
BW esta super contento, y ya se imagina el próximo verano viviendo en Amberes, sin embargo yo no estoy tan segura, algo me dice que estaremos un tiempo más en China. Veremos, veremos …
Este viaje tiene como ingrediente principal los sueños, así que porque no imaginar una casita con jardín, donde pueda cultivar mis verduras, y tener un gato y un perro, y BW pueda tener su propio espacio donde armar y desarmar sus motos. Veremos, veremos …
Que planes tendrá Dios para nosotros? Veremos , veremos …

Un nuevo blog para mis fotos …

Visto y considerando que Blogspot seguirá bloqueado en China, y a fin de poder seguir mostrándoles imágenes de este país, surgió la idea de una bolsa roja (hong bao) donde pueda guardar todos los recuerdos que tengo de esta experiencia. Así que allá los espero … http://hongbao.zoomblog.com/ Para que puedan apreciar que bonita se ve la Gran Muralla China repleta de nieve.

Hay algo en el “medio” …

Esta mañana escalamos la montaña Taibai, y para los chinos esta es la segunda montaña en importancia donde se practica el budismo Zen. A los pies de la montaña se encuentra el templo Tian Tong, que fuera construído hace más de 1.700 años, y es conocido como la “Tierra Sagrada de Buda en el Sudeste de China”.
La montaña está cubierta de bosques de bambú, y aunque el ascenso se hace duro, el aire fresco purifica el alma.
Cuenta la leyenda, que el Rey Celestial envió a Taibai al mundo de los mortales, encarnado en un niño, quien luego asistiría al Maestro Yixing en la construcción del templo. Por eso, la montaña se llama Taibai y el templo se llama Tiantong, que significa “hijo del cielo”.
Cuando estuvimos en la cima de la montaña, nos encontramos unas cuevas, donde había imágenes de Buda en todas sus representaciones, y justo frente a uno de ellos había un cuenco con muchas láminas de bambú, cada una de ellas tenía impreso un número. Había que tomar el cuenco con las dos manos y sacudirlo hasta que una de las láminas asomara y pudieramos ver que número tenía.
Finalmente después de sacudir el cuenco asomo el número 62, y según el libro que tenía el significado de los números “hay algo en el medio”.
En rigor de verdad, el caracter que se correspondía con el número era el caracter que significa mitad/medio (zhong), pero todavía no logro decifrar a que se refiere.

Frio …

Ha llegado el frío, y me encanta! Tuvimos días muy ventosos, pero hoy es el primer día de frío con mucho sol y el cielo está despejado. Una maravilla! El fin de semana pasado hemos ido a la montaña para hacer un BBQ con algunos de mis alumnos y sus amigos, y también hemos ido a cenar con P. que ha venido de España por trabajo. Hemos conocido a su novia y nos hemos divertido muchísimo con sus ocurrencias.

P. nos ha compartido una experiencia que no puedo dejar pasar por alto. Un tanto morboso para mi gusto. Pero sobre gustos no hay nada escrito. Tremenda sorpresa se ha llevado nuestro amigo, al entrar al toilette de un bar chino. Pues cuando se disponía a hacer sus necesidades biológicas, apareció un hombre que comenzó a hacerle masajes en la espalda. P. reaccionó un tanto incomodo, pidiendo a este señor que lo dejara tranquilo, pero aquel no entraba en razones y continuaba tratando de masajearle la espalda. Cuando P. se dispuso a salir del lugar el hombre lo perseguió insistente con su canasto para que le abonara el servicio express. Parece ser que esto es bastante común por estos lares.

El domingo nos lo hemos pasado relajados en casa, BW ha hecho pan dulce con pasas de uva, y yo prepare empanadas caseras de pollo.

Estos días son bastante tranquilos, transcurren entre mis clases y mis tejidos. Tejiendo mantas y bufandas.

El próximo sábado iremos nuevamente a la montaña, para visitar el templo de Tian Tong. Y Dios mediante, la semana próxima nos vamos a Beijing.

En la capital del Norte, las temperaturas son un tanto más bajas que en nuestra ciudad. De hecho con el frente frío que recibieron el fin de semana pasado, les ha llegado la primera nevada. Una nevada provocada para paliar la sequía, pero nevada al fin.