Persistencia de la vena umbilical derecha …

Nuestra hija tiene 24 semanas de gestación, en la semana 18 fuimos por un control de rutina e insistimos en  hacer un examen de síndrome de down y espina bífida, pensábamos que para el caso de que nuestra hij@ fuera especial deberíamos prepararnos con tiempo, sobre todo en un lugar donde vamos aprendiendo como funcionan las cosas sobre la marcha.
Yo había comenzado a insistir con este tipo de exámenes desde la semana 12, pero la Dra. Lin decía que era muy pronto y que los hacían desde la semana 17. Finalmente estábamos en la quinta o sexta visita (semana 18) y entonces ella nos explica que en ese hospital no hacen ese tipo de exámenes, ni siquiera la ecografia 3D, por lo cual deberíamos ir a un hospital publico.
Como hasta ese momento el bebe se estaba gestando normalmente, pensamos que podríamos ir al hospital publico mas cercano a nuestra casa y hacer los exámenes ahí. La diferencia entre un hospital publico y uno privado es el incremento del costo, muchas veces desproporcionado en este ultimo, y en general los hospitales públicos están mucho mejor equipados tecnológicamente. En un hospital publico la ecografia 3D cuesta USD 20 y en uno privado cuesta USD 450.
Pedimos un turno en el hospital de nuestra ciudad, y fuimos a la consulta para hacer los exámenes. Nuestra sorpresa fue que ya no podíamos hacer los exámenes para descartar síndrome de down y espina bífida porque lo hacen solo hasta la semana 19, y nos pidieron que volviéramos entre la semana 24 y 28 para hacer la ecografia 3D.
Insistimos tanto que finalmente los convencimos de hacer la ecografia 3D en la semana 20, y fue cuando enviamos por mail el reporte a la Dra. Lin en Hanghzou que supimos que el diagnostico era: Persistent right vein. La respuesta del mail fue esta: “I have English translation for the abnormal part of your 3D ultrasound;persistent right umbilical vein of fetal. You can google it.” (Sin comentarios).
En español no hay mucha información sobre este tipo de anormalidades en el cordón umbilical, pero si en ingles. 
Esa misma semana fuimos a una consulta mas con la Dra. Lin en Hangzhou, y cara a cara tampoco supo explicarnos mucho de que se trataba el diagnostico, y no era solo una cuestión de idiomas, sino que ella nunca había visto ni escuchado esto antes. Entonces supimos que en ese hospital hasta ahí habíamos llegado y que había que buscar ayuda en otro lugar.  
Creo que ese día ella se apiado de mi cara de desesperación, y me insistió que fuera a ver a una amiga suya que trabajaba en el hospital publico de Hangzhou, incluso ella misma pidió el turno para nosotros. Acepte ir porque me di cuenta que lo había hecho de corazón, pero en mi mente pensé que la opción siguiente era Shanghai o volver a Argentina. 
También el mismo día, pedimos el turno mas próximo en el hospital de Shanghai y fuimos a ver al Dr. Lei. Cuando el vio el reporte, si sabia de que se trataba y nos pidió repetir la eco 3D para examinar detalladamente todos los órganos. Estuvimos los 4 (WB, la ecografa, el Dr. Lei y yo) mas de una hora y media viendo cada parte de nuestra hija. Según el medico, los órganos de nuestra hija se están desarrollando dentro de los parámetros normales, pero necesitamos seguir de cerca su desarrollo. 
Este tipo de anomalías afecta generalmente el desarrollo del sistema hepático y de los intestinos. Muchas veces las paredes de los intestinos no se cierran, o es simplemente el punto de partida de algunas enfermedades congénitas.  
El medico trato de levantarnos el animo, pero yo estaba mas allá de todo, desde el día que leí el reporte me quede en un lugar frío y oscuro, lo único que sentía todo el tiempo era frío. No podía llorar, ni reírme, y como siempre me pasa, siento que algo me sostiene pero no se que es. Aunque esta vez si podría decir que mi trabajo hace que tenga que estar bien cada día. 
Me desconecte de todo, incluso de BW, y solo me aferre a lo que me hacía sentir bien. No hay nada que pueda hacer, sino rezar, esperar e ir viendo como se desarrolla mi bebe mediante las ecografias.  
Ahora mis alumnos ocupan mi tiempo, me llevan y traen, me acompañan después de la ultima clase de la noche, mis amigas rezan conmigo, y en eso se resume mi vida mientras cuento los días que faltan para que nazca nuestra bebe. 

Se veía venir …

Las cosas en el trabajo no venían muy bien, y un mail fue el detonante de un “despido”. En medio de estas circunstancias fuimos a la ecografia 3D de la semana 20, y encontraron una anormalidad en el cordón umbilical. La armonía china se volvió un caos. Dicen que la mayoría de las veces los cambios son para mejor. Pero durante todo el tiempo que precedió al encuentro con el Dr. Lei en Shanghai me sentí en el purgatorio, no podría decir en el mismísimo infierno, porque Dios siempre pone a las personas indicadas en mi camino. Ahora sabemos que papa cuidara a Antoinette cuando mama tenga que volver a trabajar.