Estamos listos!

El próximo martes vamos a Shanghai para quedarnos, ya tenemos el bolso hecho, y si el doctor piensa que necesitamos un par de días mas, igual ya no volvemos a casa, nos quedamos en Shanghai para volver después que nuestra bebe nazca.
Descubrimos el motivo de nuestra “pesadilla”, una medicación para la acidez estomacal que nos receto el medico nos produce mucho sueno. Dejamos de tomar la medicación, y estamos volviendo poco a poco a la normalidad.
En principio yo estaba feliz, porque había podido dormir noches completas, y al siguiente día no solo me levanta super tarde, sino que ademas me pase toda la semana durmiendo largas siestas -todo esto sospechoso en mi, que no duermo mas de 5 horas corridas-. Pero cuando me percate que ella también estaba menos inquieta me asuste!
El calor no ayuda para nada, pero igual salimos a hacer las compras y a caminar un poco. En casa con el AC es llevadero.
Hoy BW tenia un BBQ en la playa con la gente del trabajo, pero yo no tenia ganas de ir, así que lo obligue a ir y me quede armando la mesa que reciclamos para poner el cambiador y la banera.
Como pendientes me queda cambiar una planta de maceta, que la que tiene ya le queda chica y la pobre esta sufriendo, y confirmar con A. si me da una mano con las plantas echándole un poco de agua mientras estemos en Shanghai. Falta poquito, casi nada …

Pesadilla …

Estoy cansada, el viaje a Shanghai cada vez me resulta mas tedioso, pensé que una siesta seria una buena idea, pero me despierto en medio de una pesadilla horrible.
Mar del Plata, pleno diciembre, sus calles están desiertas y se puede disfrutar del viento salado que mece el mar. O. y yo caminamos por veredas opuestas, el tiene las manos en los bolsillos y chancletea sus havaianas desgastadas, ambos sabemos que estamos volviendo del cine de ver “Historias mínimas”, en suenos puedo sentir la sensación de manejar un renault 12 por las infinitas rutas de la Patagonia. Tengo muchas ideas, pasar por la panaderia Pipon para comprar un paneton recubierto de azúcar negra y un poco de pasta. Pasar por el almacén y comprar alcaparras envasadas, y pasar por la pequeña verduleria improvisada en el viejo garaje para comprar unos melocotones -duraznos pelones o nectarinas-. Atravieso un montón de puertas hasta llegar al jardín de las lavandas, ese muro trasero siempre me dio miedo, Mar del Plata me hacia sentir insegura. La laptop esta sobre la mesa del comedor, y Dulce Pontes canta “balada para un loco” … El me mira y me sonríe, yo tengo unas tijeras en la mano. Corto su pelo, pero no es el, hablamos italiano, pero mi amiga A. interrumpe haciendo preguntas en euskera. Me miro los pies y veo como se deslizan sus rulos, pero el no tiene rulos, y cuando miro al espejo es mi cabeza la que esta rapada. Miro a un costado y ya no esta el parral de uvas, veo el infinito azul de la Bahía San Julian. Alguien me busca y no me puede encontrar, entonces me despierto desesperada buscando los movimientos de mi bebe, cambio varias veces de posición y me quedo quieta y en silencio esperando que ella se mueva, pasa el tiempo y nada, me levanto, camino, pongo agua para el te, me siento en el ordenador y pongo música a todo volumen, a la hora del te siempre escuchamos opera. Los segundos se me hacen eternos hasta que siento un leve movimiento y me pongo a llorar desconsoladamente. Mientras escucho el silbido de la pava hirviendo, la opera estronando para despertarla, tengo el teléfono en la mano, a punto de llamar a BW, pero no puedo pronunciar la oración “no se mueve”. Y no puedo hablar, porque no puedo parar de llorar, y maldigo a O. porque nunca me pude despedir de el, porque me quedaron adentro tantas cosas para decirle, y porque cada vez que leo, escucho, o pronuncio: alcaparras, melocotones, aceitunas, olivas, paella, fabianita, se me hace un nudo en la garganta, y solo tengo ganas de llorar. Porque no podría soportar perder a otra persona en mi vida. En mis suenos -o pesadillas- el siempre me mira y me sonríe, y aun en suenos soy consciente de que el no esta mas. Es mentira que uno aprende a convivir con las ausencias, uno aprende a convivir con el dolor.

En la cuenta regresiva …

Hace dos días me lleve un susto, estaba charlando en la escalera con M. y de repente sentí que me bajaba la presión -o subía-, se me durmió el brazo derecho, no tenia fuerza, y tenia dificultades para hablar -y pensar-. Subí a mi casa, faltaba poquito para que llegara BW, así que trate de estar tranquila. Cuando llego, le serví la comida y me fui a recostar un rato. Paso el susto, y quedo lo anécdota para charlar con el medico al día siguiente.
Ayer, en la consulta -previo viaje de rigor a Shanghai- tenia la presión por la nubes, ellos trataban de tranquilizarme, pero “ya estoy curada de espantos”. Así que fuimos a controlar los movimientos de la cría, que a mi lo único que me tranquiliza es saber que ella esta bien. La maquina perdía senal, porque la peque es bastante inquieta, pero sus pulsaciones eran normales. Después pasamos por el ecografo, ella sigue en la posición correcta, y el medico nos explico sobre el encajamiento.
El próximo martes -si Dios quiere- ya vamos listos para quedarnos, el medico dice que ya podría inducir el parto, veremos que pasa.
Ayer hicimos un examen completo de sangre (de urgencia) para descartar preeclampsia, el medico llego a la conclusión de que la presión alta se debe a que estoy nerviosa y estresada, que necesito descansar mas. No se como controlar esto, creo que es una cuestión de carácter, BW es un mar de calma, sin embargo yo, siempre estoy en pie de guerra.

Ikea en Shanghai …

Mas de tres horas de ida, y otras tres de vuelta -sumado el calor-, implica nuestro desplazamiento a Shanghai. Recuerdo que la primera vez que trate de ubicar Ningbo en un mapa, me alegre de ver la distancia que la separaba de Shanghai -120km-. Lo que nadie me había explicado es desde donde habían medido esa distancia, porque antes de que tuviéramos el “puente mas largo del mundo”, que atraviesa la Bahía de Hangzhou y une Ningbo con Shanghai, teníamos unas 4 horas de viaje bordeando toda la Bahía. Es verdad que ahora con el puente es mas directo, pero con suerte si o si, hay -mínimo- 3 horas de viaje. Y si el transito esta pesado, paciencia, nos ha tocado -con demora incluida- estar casi 5 horas en viaje.
En fin … que ahora las visitas de control al medico son semanales, y si bien BW pone toda su buena onda, no se queja de nada, incluso cuando todo tipo de asiento es pequeño para su humanidad de mas de 2 metros de largo, también se cansa. Y me pongo en su lugar y trato de que cada tortura, perdón, viaje a Shanghai incluya una actividad “motivadora”, ademas del placer de ver a su hija en el monitor del ecografo y constatar que tenemos una “patilarga”. REZO: No importa que sea alta como el padre, pero Dios mio, que no calce 47 y medio.
Algunas veces vamos a su restaurante favorito, otras pasamos por una panadería que esta en la concesión francesa -cerca del hospital al que vamos-, y nos compramos unos scons con frutas abrillantadas y pasas de uva.
Pero este ultimo viaje, tenia una trampa, no le dije directamente que iríamos a Ikea, porque estaba segura de que se iba a negar, pero le dije que iríamos a un lugar donde podríamos comprar galletas de jengibre y unos caramelos negros “horribles” que a el le encantan. Yo necesitaba comprar un cambiador para nuestra hija que había visto en la pagina web y me pareció super económico.
El reportaje en fotos se los debo para cuando el proxy me permita cargarlas. Porque para mi, Ikea en cada país es un fenómeno social diferente.
Por ejemplo, durante el mismo mes (pero en 2009), un día de semana, y durante la misma hora (tarde) en el Ikea de Holanda, vi a un montón de familias con peques. Sin embargo, el Ikea de Shanghai estaba plagado de adultos mayores de 60 anios. En el Ikea de Holanda la gente circulaba, aquí en Shanghai estaban todos estáticos, he llegado a la conclusión de que muchos llevaban horas sentados -disfrutando del aire acondicionado- en el patio de comidas -que ademas estaba repleto, no entraba un alfiler-. Osea, que la entrada fue una odisea, porque el patio de comidas esta a la entrada.
Por suerte, el espacio para bebes -que era el contiguo- estaba casi desierto, y solo había algunos extranjeros (coreanos y japoneses) comprando. Así que pudimos comprarle el cambiador a la cría, y mirar algunas otras cosas.
Pero la salida fue otro caos. En fin, que BW salio realizado con sus galletas de jengibre (pepparkakor) y sus caramelos negros salados.

El “panchang” o “nudo chino” …

Hace muchos años, antes de que se inventara la escritura, los chinos hacían nudos para registrar hechos. Los nudos grandes se referían a hechos o acontecimientos importantes, y los pequeños a aquellos aconteceres sin mayor importancia.
El panchang es uno de los ocho símbolos budistas de la buena suerte. Panchang significa “el fluir de la brillantez” o “todos los caminos se comunican”, con lo que se quiere dar a entender que todo marcha muy bien y que “la felicidad y la riqueza son incesantes, y la amistad es eterna”.
Los panchang se ven también en frontones de ventanas, barandillas de puentes, así como en joyas, prendas de vestir y utensilios cotidianos. Algunos panchang tienen forma de calabaza, cuyas innumerables semillas simbolizan la fecundidad de los progenitores. (El panchang o nudo chino – HUO JIANYING)

Primer aniversario de casados …

Bodas de no se que … pero nosotros somos poco convencionales, así que ese tipo de cosas no cuentan. De hecho “lo mas importante que nos pasa en este MOMENTO” -por no decir, lo único que pasa por nuestra cabeza en este MOMENTO-, es nuestra hija, que nacerá en cualquier MOMENTO. ELLA es el ultimo tema de la noche y el primero de la manana. El le habla, ella se mueve. La primera vez que hicimos juntos el control de sus movimientos -con esa maquinita que no se como se llama-, cada vez que el le hablaba su corazón pasaba las 170 pulsaciones. Y EL le decía tantas tonterías, que a mi me cuesta reconocerlo.
Anoche, celebramos con una pareja amiga que también esta de aniversario este mes. Tapas, pasta, tiramisu … y los mas importante, muchísimas risas y sonrisas, compartir … Y cuando miramos la hora eran casi las 2 AM.
Por suerte la vida esta llena de esos buenos MOMENTOS …

Si, es ley …

Me hace feliz saberlo, por mis amig@s que luchan para que se les reconozcan sus derechos día a día. Por la sociedad en general, porque pese a las ideas antiquísimas de algunos, todavía tenemos la capacidad de sentarnos a discutir sobre temas tan importantes como estos. Se que ahora vendrán otras tantas discusiones al respecto, que si el derecho natural o el positivo, que si la razón o Dios. Porque meterán a Dios en estas cosas, si Dios es una experiencia personal en cada uno.-