Revistas:)

A Antoinette le encantan las revistas, puede pasarse un largo rato hojeándolas absolutamente concentrada. De repente descubre algo que le llama la atención y lo observa atentamente por un rato hasta que decide seguir hojeando. Pero entre página y página recuerda su descubrimiento y como quiere volver a verlo comienza una búsqueda desaforada. Cuando finalmente lo encuentra festeja con un aplauso y un “mmmmbieeeeennnn”:) 
Cl. dejó una revista Amica y Antoinette no se cansa de mirarla y de darle besos, le gustan todas las imágines, página por página encuentra algo “favorito” que admirar y vuelve a mirarlo extasiada, hasta que decide darle un beso y seguir a la página siguiente para encontrarse con otra cosa que le gusta tanto o más que lo anterior. 
Sabiendo que las disfruta mucho, había decidido comprar una, en el supermercado hay toda una sección de revistas de lo más variadas, así que hasta allá fuimos y nos pasamos un rato largo decidiendo cual nos traeríamos a casa.  
Nos trajimos una Elle Decoration, porque me gustan las revistas de interiores y jardines y porque esta era la que tenía las hojas más resistentes y no tan filosas como el resto -el corte con papel duele:(-. 
Después de la cena, nos conectamos a internet para hablar con BW y nos dispusimos a hojear nuestra revista. Antoinette hojeó un rato la Elle hasta que decidió que quería volver a ver su revista Amica. 
Mientras ella se deshacía en halagos y besos para cada una de las páginas de su revista -es super graciosa, porque dice “hayyyyy” y pone la cabeza de lado apoyando el cachete en el hombro y suspira jajaja- yo empecé a hojear la revista Elle. Y descubrí que al igual que Antoinette voy a necesitar un par de días para encontrar todos sus tesoros ocultos. 
La primera sorpresa fue encontrarme con dos hojas sueltas con este impreso:) 
Me llamo mucho la atención, así que decidí indagar un poco, y era nada más y nada menos, que un molde para cortar. 
La artista Qiu Jia lo diseñó especialmente para Elle y aqui pueden ver un poco más de todas las cosas preciosas que hace con la técnica de “cortar papel” (papercut). 

No para quieta:)

Esta expresión siempre me causo mucha gracia, y era la que usaban en mi casa para describir a mi prima M. que solía treparse a todo y mantenía a mi abuela Marta en vilo.  
Como si fuera poco también se sumaba N., que venia a jugar con nosotras y que también era hiperactiva. A veces cuando estoy leyendo cosas sobre estimulación o psicopedagogia me distraigo pensando en todas las cosas que las dos hacían, y que de acuerdo a los nuevos patrones “necesitarían ayuda”.  
Por suerte en el pueblo no había este tipo de cosas, y lo normal era: treparse a los arboles, correr desenfrenadas, gritar, etc. 
Ser enérgicas es parte de sus personalidades, y hoy día, ya profesionales, casadas y con hijos, siguen desbordando energía como cuando eramos chicas. Las dos tienen hijos varones -incansables como ellas- pero no escatiman en risas y diversión a la hora de jugar con ellos a la pelota o a la lucha. Tengo fotos muy bonitas de M. jugando al fútbol con su hijo, y de N. haciendo descostillar a sus hijos de risa en la playa:) 
Yo era la “tranquila” que se pasaba horas recortando, dibujando, haciendo manualidades, etc. Y sin querer -queriendo- es como compartimos nuestro tiempo con Antoinette. 
De los adultos que cuidamos a Antoinette, Li es la que mas energía tiene, osea que desde el mismo instante en que Li abre la puerta, Antoinette se activa y juntas comienzan a recorrer toda la casa, juegan, se rien … BW puede pasarse horas leyéndole, explicándole cosas, mostrandole otras cosas, y lo mas gracioso es que ella es igual con el:) El padre estuvo este fin de semana y ella se paso mostrandole y explicándole con su media lengua muchísimas cosas. 
Cuando estamos juntas, nuestras actividades varían según lo que tengamos que hacer. Generalmente mientras cocino o limpio ella juega sola, y se entretiene con algo que le guste mucho. Yo le voy preguntando cosas y ella si necesita algo me pide. 
Vamos juntas al supermercado, la alimento, y como después de alimentarse necesita estar un rato quieta -por el reflujo- entonces lo que hacemos es pintar, dibujar, plegamos papel, vemos dibujitos (Miffy o Sesame Street), cantamos, miramos revistas, leemos libros de cuentos o simplemente reconocemos las imágenes de sus libros. 

Sin embargo, creo que su momento de felicidad plena es la hora del “agua”:)

Guirnalda para Antoinette:)

Nosotras vivimos en el campus de la Universidad, y nuestra casita china esta reciclada una y otra vez:) Con la peque dormimos juntas, pero igual tenemos una “nursery” donde guardamos su ropa, juguetes y ademas tenemos la mesa para cambiar los panales. 
Hace bastante tiempo que tenia esta idea entre manos, de hecho guarde los papeles y cuando me quise poner manos a la obra tuve que pensar un rato laaaaargo para recordar donde los había puesto:)

Gracias Paola!

Hace días leyendo el blog de Paola descubrí una frase que me lleno el alma, y es que solo las personas que disfrutan de hacer manualidades pueden entender el significado de esto:)

“Cuando las manos están ocupadas, el corazón está en paz.” Akira Yoshizawa
 
Autoretrato de Akira Yoshizawa
Akira Yoshizawa (吉澤 章) es uno de los padres del origami, y se lo considera como uno de los mentores en elevar esta técnica del plegado de papel de una simple artesanía al plano del ARTE:) 
Paola  tiene un blog precioso sobre origami:)
Kokoro - Origami y Etcéteras 

En China la papiroflexia también es muy popular, en el supermercado se pueden encontrar sobres con diferentes tipos de papeles y colores, algunos incluso con indicaciones en punteado para ser plegados. 
Siempre que hay un acontecimiento especial mis alumnos suelen regalarme estrellitas, grullas o flores de papel plegado que en su interior contienen buenos deseos. 

En el supermercado también venden unos libros muy coloridos para aprender a plegar distintos diseños. Con la peque nos compramos un par, para esos días en los que nos sentamos con nuestros papeles a entretenernos un rato y disfrutar de la magia del plegado:)

Qiantong:)

Qiantong (前童古镇) es un pequeño pueblo con más de 760 años de historia. Desde 1228 este pueblo fue habitado por un clan de apellido Tong. Y en la actualidad más del 90% de sus habitantes son descendientes directos de este clan. 
Visité este pueblo durante el otoño del año de la rata (2008), estaban cosechando el arroz y me había quedado sin batería en la cámara. El día anterior habíamos escalado el Gran Cañón de Zhejiang (Zhetong) y navegado un buen rato entre la bruma.  
Aún me sigue extrañando el hecho de que con el tiempo los detalles se me hacen mas nítidos, y puedo recordar cosas con mucha precisión. Hasta puedo recordar la sensación de caminar en los puentes colgantes que unen los extremos del gran cañón, o la frescura del agua de los manantiales. 
Todo esto viene a cuento de que la semana pasada mi jefa me llamó por teléfono para decirme que hoy vendría un periodista para entrevistarme, no estaba segura porque, pero pensé que quizás era una persona que valía la pena conocer. 
Nos encontramos por la noche en la cafetería del hotel y resultó una persona sumamente agradable, solo hablaba chino, así que necesité ayuda de mi jefa como traductora. Al mejor estilo chino nos pedimos una fuente repleta de frutas frescas y abundante te. Dispuestos a charlar sobre todo. 
Después de las presentaciones de rigor le pregunté de donde venía, porque aún siendo ningbones, este pueblo es tan grande y cada una de sus partes tiene tanta historia que me daba curiosidad conocer detalles.
Me dijo que había nacido en Ninghai, y me preguntó si conocía su pueblo. Como lo conocía nos pusimos a charlar sobre mi visita a su pueblo. Y cuando me entregó su tarjeta personal reconocí el caracter “童”, entonces recordé el antiguo pueblo, y el resultó ser unas de esas personas que desciende de ese gran clan familiar que habita el pueblo por más seis siglos. 
Qiantong está ubicado entre dos montañas, y las aguas que descienden del gran cañón recorren sus canales.   
A diferencia de otros pueblos antiguos que conocí, en este poblado de la Dinastía Song, las construcciones son de piedra y no de madera, y llaman particularmente la atención los empedrados en las calles, las paredes y las ventanas, sobre todo estas últimas que son de diseños únicos. 
El próximo martes la nota saldrá publicada en el periódico de Ningbo, pero más allá de la grata experiencia, fue bueno poder recordar todo esto y conocer de cerca a alguien que creció en este pueblo encantado:)

Las compras:(

A mi no me gusta ir de compras, pero desde que BW no esta me toca hacer las compras del mes sola. Bueno … sola no, porque Antoinette va conmigo y a ella le encanta!

Miramos y tocamos todo, y en general no compramos mucho, solo lo que necesitamos. Ayer fuimos al centro (45 minutos en auto) a comprar las cosas que no conseguimos en el pueblo. Compramos queso, harina para el pan, mas mermeladas, y lo que encontramos, porque aunque haga lista nunca hay todo lo que uno necesita:(

Hoy fuimos de compras al super del pueblo, se llama RT Market -es taiwanes- pero es mas conocido como Da Run Fa (大润发), y aquí hacemos el resto de las compras. Teníamos que comprar las cosas que la peque come, formula, cereales, etc.

 
foto tomada de google
La parte del super que mas nos gusta es la libreria, hay cientos de cuentos y libros para los peques. Y son super baratos. Hoy compramos un par para Antoinette:)
Al final pasamos por la farmacia y compramos las cosas que nos faltaban para el botiquín de la peque:) y vitaminas y analgésicos para mi:( 
Y ahora, a disfrutar lo que nos queda del fin de semana:)

Un botiquín para Antoinette:)

Antes de que Antoinette naciera mi relación con los medicamentos era diferente, de hecho en Argentina es muy común auto-medicar a los críos, en la farmacia se pueden conseguir infinidades de jarabes para la tos, antifebriles, etc. Ni hablar de todo tipo de tes y yuyos:( 
Cuando supimos que Antoinette tenia reflujo, recuerdo que lo primero que hice fue buscar que medicamento le podíamos dar, pero claro, después de leer los efectos secundarios entendí que las cosas habían cambiado. Desde entonces lo único que Antoinette ha probado fue una dosis de paracetamol para infantes cuando tuvo fiebre durante la reacción a la MMR y unas gotas para los gases, que en su peor época de reflujo la alivio bastante. 
La pequeña pañalera  que me regalaron en la clínica cuando la peque nació la solía usar de botiquín ambulante, así que cada vez que salíamos llevaba el termómetro, el paracetamol y un desinfectante. 
Antes de irse Cl. me dejo algunos contenedores de plástico que compro para guardar cosas, en general yo suelo comprar contenedores de vidrio y así les doy otros usos, como por ejemplo bol para ensaladas, compoteras para servir postres, etc. Ademas de usarlos para congelar comida. 
Separe las cosas que tenia por aquí y por allá y las ordene en uno de los contenedores. Luego para diferenciarlo del resto, y así BW entiende de que se trata, con cinta adhesiva le hice un cruz azul. 
Para un botiquín de primeros auxilios se recomienda tener: 
* Tijeras
* Una pinza fina
* Algodón
* Gasas
* Vendas
* Cinta adhesiva para sujetar vendajes
* Jabón
* Desinfectante
* Agua oxigenada
* Alcohol
* Termómetro  
Todavía no he logrado completar el botiquín, me faltan algunas cosas, pero tengo lo que mas suelo usar: 
*Como la peque suele estreñirse, siempre tengo a mano supositorios y enemas individuales. En China nunca pude encontrar supositorios, así que nos los manda el tío de BW que vive en EEUU y que se compran sin receta en las farmacias. 
* También tengo medicamentos para reacciones alérgicas, aunque si fuera una reacción grave tendría que correr al hospital porque el medico me dijo que el procedimiento es mucho mas complejo que inyectarle adrenalina. 
* En nuestra ultima visita a Shanghai hemos comprado un termómetro para medir la temperatura en el oído, salio bastante caro, pero estas son las cosas que suelo comprar cuando le regalan plata -dinero- a la peque. 
* También tengo jeringas, porque tienen las medidas mas exactas para darle los medicamentos a los peques. Siempre las renuevo, las compro descartables y el pediatra nos explico que siempre hay que darle los medicamentos líquidos orales con jeringas descartables y luego tirarlas. En general los medicamentos líquidos orales se colocan en el interior del cachete -mejilla- así no les dan arcadas y se los tragan. Nunca hay que darle el medicamento con el gotero o la tapa y “sucios” volver a tapar el medicamento, porque los microbios que el peque tiene en la boca contaminan el medicamento. 
* También tengo mi fiel aliado el saca-moco de silicona que se esteriliza y es un arma fundamental cuando a los peques se les tapa la nariz. 
Tengo cotonetes -que nunca los uso para los oídos sino para ayudar a sacar los mocos- y algodón esterilizado, pero me faltan las gasas, la cinta adhesiva y un par de curitas.  
* Tengo crema para las paspaduras o irritaciones del panal, y lo que me gustaría tener, a ver si le pido a alguien de mi casa que me mande es, una crema que se llama pancutan, que es para las quemaduras y también caladril, que es para la picadura de insectos -pero sobre esto tengo que investigar mas porque estuve  leyendo y no es tan bueno y saludable,  es como la novalgina -dipirona- que en Argentina le dan a los críos como si fuera caramelo y es terrible, es muchos países esta prohibida, su uso es frecuente para bajar la fiebre, pero en mi casa siempre le tuvimos recelo porque mi mama es alérgica-. 
A ver si hoy por la tarde cuando vamos al super compro en la farmacia del pueblo las cositas que nos faltan:) 
Y ahí esta nuestro botiquín, que gracias a Cl. se hizo realidad, allá arriba en lo alto, donde BW lo alcanza fácilmente  y yo me tengo que trepar, pero LEJOS DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS!!! 

Nimiedades:)

Nosotros aprovechamos para ir a Ikea cada vez que vamos a ver al pediatra. También por una cuestión de conveniencia, siempre pedimos un turno para un día domingo a las 10 AM. 
Así que cuando terminamos con nuestros asuntos importantes, emprendemos la retirada, solo desviándonos casi a la subida de la autopista que nos traerá a casa, para dar un rápida visita a Ikea. Y cuando digo, rápida es rapidísima, que a esa hora todos estamos cansados, BW camina a toda velocidad con sus patas largas, los domingo en Ikea no cabe una aguja y la gente se pone tediosa con la peque y tratando de fotografiarse con BW como si fuera una figura famosa del baloncesto. 
Y cuando ya hemos logrado pagar lo que compramos, siempre me dan ganas de comerme un pancho:) y trato de persuadirlo a BW prometiendole que le doy mi vaso de gaseosa para que se tome los litros que quiera. 
El hecho es que en la ultima visita mis dotes persuasivos no funcionaron, y Antoinette todavía no coopera mucho, ya que cada vez que ve que el padre se va, se quiere ir con el. Así que mientras me abandonaban corrí y metí en una bolsa un par de salchichas, unas albóndigas para M. y hasta encontré pan para panchos. Ya estaba casi pagando cuando le pegue un manotazo a la ultima mermelada que quedaba en la góndola y se me antojo para mi pastrafrola:) 
Mayonesa y pimienta negra:) 
Lo gracioso es que cuando llegamos a casa, BW era el mas apurado para que los preparara. Y aunque es comida chatarra, fue una buena idea, porque con el cansancio no teníamos ganas ni de cocinar ni de salir a comer afuera, asi que nos hicimos unos panchos y nos sentamos a mirar un par de películas:) 
Lo malo de esto, es que quizás ya nunca pueda comerme un pancho en Ikea, porque según BW son mas ricos hechos en casa:( 

Recuerdos para Antoinette:)

Desde hace tiempo estoy buscando una caja “especial” para guardar los recuerdos de Antoinette. Siempre estoy atenta a lo que veo por aquí y por allá, pero todavía no he visto nada que me llame particularmente la atención. Me gustaría que fuera algo relacionado a la cultura china, porque ella de alguna manera pertenece un poco a esta cultura, y también me gustaría que fuera algo hecho de algún material duradero y noble. 
La ultima vez que estuvimos en Ikea compramos una caja para ensamblar, que tiene las medidas de la caja que me gustaría encontrar, pero después de poner en ella las cosas de la peque, creo que necesito re-pensar las medidas. 
Antoinette tiene variados recuerdos, muy simbólicos, casi sin valor material, pero invaluablemente sentimentales, hechos con mucho amor. Son estos pequeños tesoros que quiero conservar para ella. 
La abuela de mi amiga Noel, le tejió ropita de lana y se la mandaron desde Uruguay, ademas de una preciosa jirafa que le compro Noel a la peque en una feria artesanal de Montevideo. 
Una semana antes de que Antoinette naciera, nos instalamos en un hostel en el distrito de Putuo (en Shanghai), la noche antes de parir a la peque, las chicas del hostel llamaron al taxi y se quedaron toda la noche esperando noticias sobre el nacimiento. Al otro día, cuando ya teníamos a la peque en brazos, BW fue a buscar el resto de nuestras cosas y las chicas le dieron una grulla de papel para desearle todo lo mejor del mundo a nuestra hija. 
Durante todo el embarazo, uno de mis alumnos tenia particular curiosidad por todo lo que iba pasando, y cuando volvieron de las vacaciones la peque tenia apenas unas semanas, pero el me insistía en que quería verla para darle algo que le había traído. Hasta que finalmente P. y Antoinette se encontraron y el le puso en las manos un caracol de mar que había guardado para ella. 
Las amigas/alumnas de la mama de BW le hicieron escarpines y jabones artesanales. El hermano de BW y T. le enviaron un monedero rojo lleno de monedas. 
Mi amiga L. le trajo una tarjeta de bienvenida desde Chile que fue hecha artesanalmente por una congregación religiosa que hace unas manualidades preciosas con flores desecadas. 
Son un montón de cositas mas, que me gustaría guardar en esa caja especial y poner en ella mucha magia, para que nuestra hija pueda tener memorias de esta primera etapa. 

Sol

Incontables fueron los días de lluvia y llovizna -llovizna y lluvia-, hasta que finalmente salio el sol:) Abrimos todas las ventanas, corrimos las cortinas y dejamos que la casa se inunde de luz y olor a sol:)
Que lindo es sentir el solcito por la manana, que ganas de tomar café con tostadas y leer un libro al tibio reflejo del sol que asoma por el ventanal.
Antoinette corría por la casa tratando de atrapar los rayos que se le escabullían entre los dedos, y miraba con atención las sombras, sus figuras, y apoyaba su mano sobre las cosas que brillaban con la proyección de la luz.
El domingo cumplí 35 años, y me “pego el viejazo“, pero no sentimental, sino el real. Por la manana salí a buscar mi bicicleta y no la encontré, entonces llame a la policía (de la Universidad) que vino mas rápido que los bomberos a ver que pasaba. Y la bicicleta estaba ahí, y no la vi:( Que vergüenza! El policía medio en serio medio en broma me dijo que la próxima vez antes de llamarlos me fije bien:( 
Despues hice pastafrola y mis amigos vinieron a tomar el te. Antoinette invitada de honor, como siempre se llevo toda la atención. Abrió los regalos, le reviso la cartera -bolsa- a las visitas, jugo con sus teléfonos y billeteras, no hay cierre o botón de seguridad que se le resista. 
Y como los gitanos, estuve de festejos por tres días, porque el lunes mis alumnos me dieron una sorpresa: una torta enorme y un ramos de rosas. 
Y el martes por la manana me llamo mi amiga L. para venir a desayunar y me hizo panqueques con dulce de leche:) Exquisito! 
Pero no todo es color de rosa, con una de las chicas que buscaba trabajo part time como canguro fuimos a la que hubiera sido mi primera clase de japones. Ella había venido a casa un par de veces antes, y la peque jugo con ella sin problemas. 
El día de la clase, en la cafetería les prepare la mesa contigua donde se sentaron con cosas ricas para comer y la compu para ver dibujitos. Pero cuando llego la hora de la clase, Antoinette me llamaba, lo que ella quería era sentarse con el grupo de gente. S. ya no tenia nada interesante para ella, así que volví a la mesa con ellas, y trate de escuchar desde ahí la clase, pero fue imposible, porque la clase iba de pronunciación y caracteres -los cuales no veía-, así que me convencí de que esto no va a funcionar. A ver si consigo hacerlo de otra forma, con algún profesor que pueda venir a mi casa o algo así. 
Por otro lado Antoinette ya estaba cansada, todo el que llegaba se acercaba a acariciarla o hablarle, y aun cuando es sociable, fue demasiado. Antoinette solo me llama diciendo mama a los gritos cuando se frustra, algo que no puede abrir, algún juguete que se le resiste. Que por suerte no llego a frustrarse aquella noche, pero me llamaba como cuando requiere mi atención: “Hey, hey, eni -veni-“. Ya quisiera saber de donde saco esto, porque yo el “hey” no lo uso, si le digo “veni, vamos a tomar la leche” o “veni, que te pongo los zapatos”, etc. Cuando me acercaba ella me decía “amosss”, que no significa vayámonos, sino “vamos a jugar?”, “vamos a hacer alguna cosa juntas?, etc. 
Sofia quería formar parte del juego, pero Antoinette no quería, y en un momento que se le acerco mucho, le pego:( Sofia me miro con ojos de plato y le explique que Antoinette pega y  muerde cuando no le gusta algo. 
Mi hija me recuerda a los potrillos en el campo, tiene un estado “salvaje” puro, absolutamente todo es suyo, las personas que vienen a casa lo hacen para jugar con ella, es un YO enorme. Poco a poco lo iremos trabajando, porque no creo que tenga hermanos, así que antes que el mundo le muestre las cosas de una forma fea, prefiero ir mostrandole de a poco que pasa cuando no podemos tener todo lo que queremos. Ya empezamos con las cosas que no son para jugar, y protesta un rato, pero después de un par de veces de negarselas ya no las pide mas.