Medio Otoño

Durante miles de años las diferentes civilizaciones han celebrado la “Fiesta de la Cosecha” para ofrendar a sus dioses en agradecimiento por los alimentos recibidos y que serian las provisiones del año siguiente. De hecho esta celebración es considerada una de las mas antiguas de la humanidad. 
En el hemisferio norte, a fines de septiembre o principios de octubre se desarrollan estos festivales, y tendrían origen en este tipo de festividades agrícolas el “Día de Acción de Gracias” y el “Sukkot“, en otros tantos.  
En el Reino Unido es conocido como el “Harvest Festival” y la palabra “harvest” -aunque traducida al español signifique: cosecha- proviene de la palabra del “ingles antiguo”: hærfest, que significa “otoño”. Porque desde la antigüedad, esta era la estación del año en la que se recogían los granos y otros productos agrícolas. 
Y a la luna llena cercana al periodo del equinoccio de otoño se la llama “Harvest Moon” (luna de la cosecha), es por eso que tradicionalmente, estos festivales relacionados a la cosecha, se celebran el día de luna llena. 
En China, la “Fiesta de la Cosecha” o “Festival de Medio Otoño” se celebra desde hace mas de 3000 años (Dinastía Zhou), y junto a la Fiesta de la Primavera es considerada de las mas importantes. 
Esta noche (30 de septiembre del 2012 o el decimoquinto día del octavo mes del calendario lunar del Año del Dragón) es luna llena, y celebraremos el Medio Otoño, los días ya son mas frescos, y según las creencias chinas, este es el momento en que la luna esta mas cerca de la tierra. Después de la cena, las familias se reunirán para contemplar la luna, beber te, comer “yuebing” –月饼– (pastel de luna o mooncake) y los mayores relataran la leyenda Houyu y Chang’e la Diosa de la Inmortalidad que vive en su palacio en la luna, sin olvidar al famoso conejo que también habita en la luna y que el poeta Li Po menciona en su poemas. 
Chang’e – foto tomada de chinahighlights
History of the Mid-autumn Festival
Li Po – foto tomada de chinahighlights
Para mi esta época del año es muy especial, porque yo llegue a China en el otoño del año del cerdo (2007), y mi amiga M. que trabajaba en la provincia de Anhui lo había hecho aun mas especial.  Con su don de la palabra, me relato la historia y me dijo que según sus dioses chinos, yo volvía a mi lugar de origen:) Por supuesto que esto no puede ser cierto, pero si lo dice M., yo le creo. Y le sigo creyendo de la misma manera que necesitaba creer cuando me embarque en esta aventura. 
Esta mañana tenia en mi bandeja de entrada una preciosa tarjeta de mi amiga N., que estudia chino, y su profesora ha compartido con ella esta costumbre china, es como si todo girara sobre el mismo eje. Es como leer un poema de Li Po en chino y entenderlo. Esta noche es luna llena, y del otro lado hay muchas familias que esperan por sus hijos. De este lado del mundo hay muchas personas que viajan para reunirse con sus familias. Muchos miraremos el cielo para reencontrarnos con los que ya no están físicamente entre nosotros. 
Hoy llego BW y Antoinette esta feliz, todo le causa mucha gracia. Feliz Medio Otoño para todos los que pasan por aquí:) 
Happy Mid Autumn Festival 2012
foto tomada de chinahighlights

Horrores ortográficos

En 2 anios mi escuela primaria, la misma a la que fueron mis padres, cumplirá 100 anios. En el mismo edificio curse el secundario, pero este es mucho mas reciente.

Dos anios atrás  mi pueblo cumplió 100 anios, y por razones obvias no participe de los festejos, pero al igual que muchos ex-residentes sigo de cerca todos los acontecimientos relacionados a la comunidad donde mi familia aun sigue viviendo.  
De hecho, alguien le hizo una pagina en facebook al pueblo, y un ex-residente siempre comparte fotos interesantisimas de su álbum personal, que es todo un tesoro, porque su papa participo de la construcción de la iglesia, por ejemplo, y tiene fotos de todo el proceso. También recuerda muchas anécdotas como cuando entre el sacerdote y los feligreses eligieron venerar al Sagrado Corazón  y así este se transformo en el patrono de pueblo. 
Algunos años después de su construcción, la iglesia se incendio y en aquel siniestro falleció el padre Claudio Biagioni, es por eso que en su memoria, el Jardín de Infantes del pueblo lleva su nombre. 
En Argentina la educación es publica y gratuita, y mis alumnos no salen de su asombro cuando les cuento que hice todos mis estudios en instituciones del estado, donde no tuve que pagar un centavo. 
La escuela primaria era jornada completa, y había 3 comidas suculentas: desayuno, almuerzo (postre incluido) y merienda. Todo gratis.
Incluso los maestros eran una institución en mi escuela, algunos habían sido maestros de mis padres. Gente que se jubilo después de mas de 30 años de trabajo. 
La escuela era muy limpia, tenia un patio precioso lleno de ceibos. Teníamos huerta y jardín. La biblioteca era pequeña, pero los estantes estaban llenos de libros, a veces iba a ayudar a B. -la bibliotecaria- a arreglarlos. Tengo recuerdos muy bonitos de B., ella había sido vecina de mi familia paterna y era muy especial conmigo. 
Sin embargo cuando pienso en todas las maestras que tuve, durante la escuela primaria, solo guardo buenos recuerdo de una. Una sola. 
La Señorita B. fue mi maestra en segundo y en sexto grado. Hasta cuarto grado, teníamos una sola maestra para todas las asignaturas -menos labores, música y gimnasia-, pero desde quinto teníamos una maestra a cargo, pero durante el día, cambiaba la maestra de acuerdo a la asignatura. 
Yo siempre ODIE a la maestra de Lengua y Literatura, toda ella me producía un rechazo terrible, su manera de hablar, sus modos, su manera de mirar a mis compañeros por sobre sus ridículos anteojos, SU OLOR. Cuando la recuerdo todo vuelve, y ahora pienso que yo solo tenia 10 años, pero claro, fue de los 10 hasta los 13, y luego los reemplazos que hacia de la misma asignatura en el colegio secundario. 
En cuarto grado nos habían unificado, porque hasta tercero eramos dos cursos, el A y el B. El grupo no era fácil porque entre los alumnos estaba la hija del director del colegio, y las hijas y sobrinas directas de varias de las maestras. 
Pero estar en este grupo, entre estos críos, no me molestaba, lo que me indignaba era cuando los “educadores” maltrataban a mis compañeros los “terribles”. Esos que no se cansaban de llamar la atención, porque era precisamente lo que necesitaban, atención. 
A la única persona que yo recuerdo ayudando a mis compañeros que tenían dificultades para aprender, o para “comportarse” en clase, era la Señorita B.. Ella siempre sentaba a mis compañeros con problemas cerca de su escritorio, y después que explicaba algo en general, se acercaba a ellos para ayudarlos. 
En algún momento la situación con la trastornada de Lengua y Literatura se volvió tan tensa, que yo escribía todo con errores ortográficos  al propósito  Solo para que me dijera algo, y yo poder responderle. Porque claro, a mi no me podía pegar, o gritar, porque mi papa (y mi abuela paterna) se la hubieran devorado. Me llego a decir cosas tan feas, como que: sentía mucha pena por mi mama, por la desgracia de tener una hija como yo, y yo solo tenia 10 años! Y lo recuerdo como si fuera hoy. 
Y es el día de hoy, como por ejemplo ahora, que estoy escribiendo con este ordenador, que tiene una copia detectada de windows y no me permite instalar la versión de español para el teclado, y aun ni con el corrector de google chrome puedo salvar todos los errores ortográficos que tienen los textos que he venido escribiendo, no puedo dejar de sentir cierta sensación de placer cuando veo los errores ortográficos, porque pienso que si ella leyera uno de los textos que he escrito, le daría un sincope jajajaja 
Y no solo escribía las palabras con errores, sino que tampoco le ponía punto a la “i”, ni viñeta a la “ñ”, ni diéresis a la palabra vergüenza y ni hablemos sobre los acentos. 
Siempre pienso en mis compañeros “los terribles”, y no fue hace mucho que termine de comprender que eran solo niños.   
Y este texto también tiene muchos “horrores ortográficos”, así que se lo voy a dedicar a la trastornada de Lengua y Literatura, porque la mayoría de la gente que abusa de los niños piensa que ellos se olvidas, pero no, los niños no se olvidan, porque los niños siempre están aprendiendo, lo bueno y lo malo. 
L. me contaba que en el jardín al cual Antoinette NO ira, es terrible el “favoritismo” de las “profesionales” hacia determinados peques. Que mientras algunas maestras se acuestan con determinados críos para hacerlos dormir, o se pasan el día con ellos en brazos, a otros los ignoran por completo, como si no existieran, y ellos o juegan solitos, o se pasan el día en silencio como observadores. 
Y esta mañana en la cafetería, mientras charlaba con la linda E. conocí a F., que me contaba como las empresas fabrican juguetes para que los padres compren, y sobre una licitación del gobierno de Perú para comprar juguetes didácticos y repartirlos en sus escuelas. 
Dios mediante, mañana llega BW con el software original que tanto necesito, y a ver si finalmente con el nuevo VPN me puedo deshacer de este monstruoso firewall que me instalaron grrrrrrr 
Sigo teniendo ‘chotocientas” cosas pendientes, tened paciencia:) Gracias por los lindos comentarios que me dejan y aun no puedo publicarlos:)

Antoinette: 25 meses

25 meses! Antoinette se pasa todo el día cantando, en su propio idioma, a veces toda la letra de la canción es “agua” en diferentes tonos. Ayer a la tarde yo estaba trabajando en el ordenador, y ella iba y venia con sus cosas, de repente empezó a gritar “agua! agua!”, fui a ver, y no vi nada, así que volví a trabajar. Ella seguía gritando, hasta que la veo al lado mio parada con el pañal en la mano, se lo había sacado porque estaba mojado.
Esto lo hace varias veces al día, moja el pañal, se lo saca y va y lo pone en la basura.
Ayer fue su primer día de colegio, aunque en realidad es solo una actividad, a la que iremos una vez por semana, durante 2 horas.
Ella generalmente desayuna temprano, tipo 6, y se vuelve a dormir, hasta las 9 o 9.30 que se levanta y toma su segundo desayuno. Pero ayer, tuvo que quedarse despierta después del primer desayuno y no le gusto nada. Como todavía tiene reflujo, seguimos alimentándola en raciones chicas, varias veces al día. Esto es lo que mejor nos funciona.
A la mañana corrí las cortinas, y se tapaba la cara con el perro para protegerse del reflejo del sol, y protesto bastante cuando le saque el pijama y la vestí. Después del aseo y el desayuno, ya estábamos listas para salir, porque cuando se dio cuenta de que nos íbamos le cambio la expresión.
Bajamos, y se le ocurrió que no quería ir en cochecito -carriola- que quería caminar, así que íbamos las dos caminando y yo empujando el coche.
Llegamos al colegio, subimos al segundo piso, y ahí se le ocurrió que no quería entrar, que quería seguir caminando. Pero cuando abrí la puerta y vio los estantes con los libros, cambio de idea, y entro rápido. Los otros peques ya habían llegado y estaban sentaditos esperando, así que separo una silla y se sentó.
Después vino una de las maestras jardineras del colegio y les leyó un cuento, como la historia era sobre animales, Antoinette presto mucha atención, a ella le encantan los animales.
Por supuesto cuando la actividad termino no se quería volver, porque quería seguir sacando libros de los estantes y revisando todo. Así que nos registramos, y nos trajimos un par de libros prestados:)
Fue una linda experiencia, aunque Antoinette no interactuó para nada con el resto de los peques, si con los adultos. Antoinette es la mas chica, los otros están a punto de cumplir 3.

Volvimos a casa, almorzó y durmió la siesta. Y mi jefa me dio la feliz noticia de que me dejaba las mañanas de los miércoles libre, para que pudiera llevar a Antoinette al “toddler time”.

Ilusiones

Me ilusiona pensar que todas las cosas que tengo que hacer, así por arte de magia -con los astros alineados a nuestro favor-, se dan de manera tal, que todo nos sale bien. Estamos organizando el semestre y tenemos ganas de hacer muchas cosas.

Manana Antoinette ira a su primer actividad para peques en la biblioteca del colegio internacional. Pero aun no sabemos si podremos continuar con esta actividad, porque todo esta supeditado a mi horario de clases, que todavía no tengo. Si en la Universidad me dejaran el miércoles por la manana libre seria ideal, y si no, quizás las otras mamas son tan copadas que podemos reunirnos en un momento que yo no tenga que trabajar (ilusa de mi, pero que seria la vida sin suenos?). 
Por otro lado, una chica que trabaja como asistente en el jardín de infantes podría venir, dos veces por semana, una hora por la tarde, a jugar un rato con Antoinette:) 
Hoy Li estaba feliz porque se divirtieron mucho con Antoinette:) Cuando Antoinette empieza a preguntar por nosotros Li se angustia, y ninguna de las dos la pasa bien. 
Ya compramos las camisetas que nos faltaban para completar los pijamas, y tengo que empezar a sacar la ropa de invierno. Todavía no hace frío, pero quiero ver que nos falta para empezar a mirar por aquí y por allá. Creo que en esta casita hará mucho, pero mucho frío. 
Se nos viene la cena de Medio Otoño, la conferencia para los alumnos nuevos, el sábado laboral y el domingo Dios mediante, BW llega y comienzan estas mini-vacaciones. Pero hasta que eso pase, habrá que remar y remar. Como dirían mis amigas, Que no decaiga!   

Comentarios:)

Esta tardecita, mañanita temprano al otro lado de la cordillera, justo ahí donde se esta despuntando la primavera, entre cerezos en flor, hice caer a la K. de la cama y le pedí que me configure los comentarios. Quedaron moderados así los puedo leer, pero no los puedo publicar, porque los que tienen los comentarios moderados podrán dar fe que uno recibe el mail, y te da opciones, y cuando elijo “publicar” me desvía a blogger … y es ahí donde esta la cag…… y no se puede abrir.

Así que los que siempre pasan de visita y me comentan, y nos dejan mimos para el alma, sepan que voy a leer todo, y quizás pueda agradecerlos, mención especial de tanto en tanto en las entradas futuras. 
Gracias Nadia, Noel:) La k. me contó lo que escribieron:) Selenia te echo mucho de menos:( Al final ni se como te fue en el viaje:( 

Domingo de otoño

Con la crìa todavìa no hemos logrado readaptarnos al 100%, Antoinette esta todavìa pachucha y anoche vomitò dos veces. Tiene una especie de flema en la garganta, pero no tiene moco, supongo que la fiebre y la infecciòn viral le han dejado de regalo su primer catarro. Escucharla toser me hace sentir una “madre dejada”.

La temperatura sigue bajando, lluvias de por medio. Si no conectamos el aire acondicionado tenemos calor, y con el aire funcionando, aun al mìnimo empezamos a tener frìo. 
Anoche entre vòmito y vòmito, Antoinette se durmiò a las 3 de la mañana. Se ahogò dos veces con el catarro, y la segunda vez fue con llanto desconsolado incluido. Ella casi nunca llora, asì que cada vez que lo hace me parte el corazòn, porque estoy segura que algo le duele o tiene miedo. Y entre sollozos lo llamaba al padre. 
Varias veces al dìa me pregunta por el padre, y aunque no entienda todo lo que le digo, siempre le respondo y le cuento una mini-historia de lo que estarìa haciendo el papà en ese momento, a veces, incluso lo llamamos por telèfono. 
Septiembre se me pasò a la velocidad de un cachetazo! Y esta es la ùltima semana del mes, y quizàs tengamos que trabajar el sàbado 29 antes de comenzar el feriado largo, que este año durarà 7 dìas. BW vendrà el pròximo domingo y se quedarà una semana con nosotras, y despuès de festejar su cumpleaños volverà a Zhangzhou.  
Esta mañana cuando nos despertamos, el dìa estaba precioso, asì que decidimos salir a dar una vuelta. Antoinette se paseò por cuanto charco encontrò, pero nos hizo bien el paseo, nos sentamos en una terraza a almorzar y a la vuelta pasamos por la tiendita de la escuela a comprar azùcar, no habìa granulada, asì que nos trajimos unos terrones. 
Despuès Antoinette se durmiò una reparadora siesta y yo me puse a corregir tareas. Me encanta el otoño en Beilun, el cielo infinitamente celeste, el viento, las mañana soleadas. 
Y esta tardecita me sorprendiò que a las 6 ya estaba oscuro. 

scrapbooking

En estas ultimas semanas, apenas he salido. De la clase a casa y viceversa -sin contar la corrida al hospital-, y se me esta yendo la vida en ordenar y buscar las cosas que no encuentro. Lo primero que ordene fueron las cosas de Antointte. Su ropa, sus juguetes, etc. No quiero que me vuelva a pasar lo mismo que el anio pasado, que cuando estaba guardando la ropa de invierno, me encontré con cosas que no uso -y que nunca va a usar porque ya le quedaron chicas-, porque estaban mezcladas con otras cosas. 

A medida que iba abriendo cajas y ordenando cajones, iba apilando en un cajón todo lo que he guardado en este ultimo tiempo para hacer scrapbooking. El cajón ya casi desborda, pero lo que no tengo es tiempo de sentarme y empezar a pegar todos esos papelitos que guardo de recuerdo (tickets, boletos, entradas, papeles y mas papeles). 
Hace tiempo que los pego en hojas normales de A4 y después los llevo a enmarcar al estilo tradicional chino, que no es mas que ponerle unas tapas y hacerle una costura. Los primeros anios lo había hecho cronológico, pero cuando nació la peque ya perdí la cuenta del tiempo. Y en este ultimo tiempo no  he hecho otra cosa que apilar. Se que un día voy a tener el tiempo necesario de hacerlo, no pienso morir en el intento. 

Prioridades:)

Antoinette se esta recuperando, y es lo único que cuenta para mi! El resto se puede seguir cayendo a pedazos, estrellándose contra los muros de la mediocridad. El resto puede seguir fingiendo lo que no es -y nunca sera-. 

Que duro es cuando los hijos se enferman, como duele la vulnerabilidad, el verlos decaídos, tristes. Y ahora que mi cascabel anda de acá para allá, me siento infinitamente agradecida. 
Esta semana comenzó con el pie izquierdo, y a mi batallar me agota. BW me sigue mirando batallar desde afuera, tengo la vaga idea, de que cuando me mira ve al Quijote peleando con los molinos de vientos. 
El que sabe de geolica y de vientos, el que llama por teléfono a su jefe y le dice a cuantos nudos estamos navegando. Nunca voy a entender como el, que no conecta con nadie, tiene tema para todos. Y yo que ando con las vísceras a la rastra, haciendo propio el dolor ajeno, no hago mas que estrellarme con las paredes. 
Cada uno y sus prioridades, no? Yo peleo a capa y espada, para que no me roben esos minutos que quiero pasar con mi hija. Y aunque se que perder una batalla no es perder la guerra, todavía no aprendí a digerir el sabor de las derrotas, aunque me hagan mas fuerte, aunque me hagan mas competitiva y saquen lo mejor de mi.