“Salvar a la gente es lo primero”

Ayer sábado nos despertamos con la triste noticia de otro terremoto en la provincia de Sichuan. Esta vez la zona afectada fue la localidad de Lushan, en Ya’an, a unos 116 km de Chengdu, la capital de Sichuan.

Cuando enciendo mi ordenador, la primera página que se abre es la del servicio de reportes sísmicos, pues el papá de BW vivía en una zona de tsunamis, y siempre estábamos pendientes de eso.

Así que mientras preparaba la mesa para el desayuno, me conecté a internet y la noticia me dejó “helada“. Rápidamente me conecté a weibo (el tweeter chino), y aunque solo habían pasado 2 horas de la tragedia, ya había muchísima información y fotos.

Todavía tengo muy vividos los recuerdos del terremoto de Sichuan en mayo del 2008, era la primera vez que una desgracia de este tipo me tocaba tan de cerca. Recuerdo que la atmósfera de tristeza se transformó en un halo que duró por muchísimo tiempo.

En China la mayoría de los niños estás pupilos en las escuelas, suelen tener clases de lunes a sábado, y el sábado después del mediodía pueden ir a casa hasta el domingo por la tarde, que es cuando les toca retornar.

Así que lo primero que se me vino a la mente, fueron las escuelas derrumbadas durante el terremoto del 2008. Que por cierto esta vez, el epicentro fue a 200 km. de la localidad desbastada en el 2008, donde murieron miles de personas.

En mi mente, el terremoto del 2008 tiene una sola imagen, una que se me grabó a fuego en el alma, y es una madre que tiene en brazos a su hijo, de unos 10 años, vestido con el uniforme de la escuela, su pañuelo rojo en el cuello, muerto. Muchos padres perdieron a su único hijo/a bajo los escombros de las escuelas derrumbadas. La gente estaba furiosa, pues se creía que hubo corrupción en la construcción de las escuelas, y que por eso la calidad de los edificios era tan mala, que no pudo soportar el sismo, y prácticamente enterró a sus hijos.

Hasta el último reporte de esta mañana de domingo, los muertos serían 162 y habría más de 8000 heridos. Ya’an es una ciudad con una población de más de un millón y medio de personas, y ese es otro de los problemas de China, al tener una población tan grande, cuando pasan estas desgracias, todo se magnifica.

El nuevo presidente de China y el primer ministro, viajaron a la zona del terremoto, donde el ejército popular  ya estaba haciendo las tareas de rescate. Y el diario más popular de China, el Diario del Pueblo, publicó la imagen “ut supra”, que también fue el lema del terremoto del 2008, o como los chinos lo llaman “512” (mayo 12), “Salvar a la gente es lo primero“.

Me llamó la atención la vuelta de este tipo de dibujos a la propaganda comunista china, pues si bien son un hito de la China Maoísta, su época de mayor vigor fue durante la Revolución Cultural, y muchos chinos no tienen buenos recuerdos de este período.

En Shanghai existe un Museo de estos Carteles (Posters) de la Propaganda Comunista China, perteneciente a un coleccionista privado, que tiene lugar en la Concesión Francesa, se llama Shanghai Propaganda Poster Art Center y es un lugar que todo el que puede debería visitar.

Otra gran colección de carteles pertenece al sinólogo holandés Stefan R. Landsberger, que actualmente desconozco si tiene alguna muestra al público. 

La realidad es que se pueden encontrar muchas tiendas donde comprar réplicas de estos carteles, y sus imágenes estampadas en camisetas, tazas, y todo tipo de recuerdos para los turistas.

Llegó el calor…

Llegó el calor, y estoy segura que es para quedarse. Ayer lunes, hicieron 31 grados, y el cielo estaba  completamente despejado. Es una lástima que con tantas obras en construcción, estuviéramos sumergidos en una nube de polvo. Como era lunes, muy lunes, no hicimos mucho, pero hoy martes tocaba salir y empezar a tomar el toro por las astas. 
Li solo cuidará a Antoinette hasta fines de abril, así que urgía hablar con J. para saber si ella podía quedarse con la peque mientras trabajo. Este mes siempre se complica un poco, porque tenemos feriados propios e internacionales, y generalmente los ajustan a unas reglas bastante extrañas. De hecho, para tener un puente por el primero de mayo, tendremos que trabajar el sábado 27 y el domingo 28. 
Como Antoinette no había dormido la siesta, el plan era caminar y que finalmente ella se quedara dormida en su coche. Pero no solo no se quedó dormida, sino que cuando llegamos a la cafetería se puso a jugar con otros críos. A mi no me molesta en absoluto que ella juegue y se divierta, lo único que me preocupa, es que la mayoría de los peques tienen unos “catarros mortales”. Además que ahora no se soporta ni ella misma la pobre, pero solo podrá ir a dormir después de la cena. 
Nos  quedan 10 semanas, y yo todavía no sé ni por donde empezar:(

Puzzle

Hace muchos días que pienso en esta palabra, y hoy, por esas casualidades de la vida, en la tienda de venta de caridad de la Universidad había una venta de puzzles (rompecabezas).

Antoinette es nuestro puzzle, y hace un tiempo que estamos buscando la pieza que falta. Hay días en los que parece que estamos muy cerca de encontrarla, y entonces el miedo se apodera de mí y me hace pensar en que pasaría si la pieza no encaja.

Qué pasa si es la pieza correcta, con la forma correcta, pero el dibujo no coincide. Qué pasa si el dibujo está fallado. Por supuesto que el amor nunca se agotaría, pero nuestra vida podría cambiar para siempre.  Qué pasa si no estoy preparada para eso, aunque desde que la llevaba en mi vientre que lo intuyo.

Qué pasa si finalmente logro visualizar luz en este vacío en el que me encuentro, y lo que veo no es lo que esperaba.

Tenemos turno para hacer los exámenes genéticos, harán unas mediciones que sin lugar a duda cambiarán nuestras dimensiones para siempre. 

Es tiempo de amigos…

Yo tengo un par de amigas del alma, de esas que han estado conmigo en los momentos más significativos de mi vida. Nuestra amistad es a prueba de todo: distancia, tiempo, diferencias. 
Con el correr del tiempo he comprendido que el concepto de amistad es cultural, y en Argentina, la amistad es muy importante. Uno forma parte de otras familias con las cuales no hay lazos sanguíneos. 
Y una de las razones por las cuales decidimos radicarnos es Xiamen es ésta, la posibilidad de que haya un ambiente más familiar para los 3. Que Antoinette pueda finalmente empezar a crear sus propias amistades. 
Por primera vez desde que vivimos en China, BW tiene un grupo de amigos, con los que comparten no solamente el trabajo. Me gusta porque es un grupo de hombres, y eso les permite tener su propio espacio. Además que donde trabaja la mayoría son holandeses, así que hablan su idioma, y se hace mucho más ameno. 
Antoinette va a comenzar las actividades de verano a fines de junio, y si todo va bien, se convertirá en una “toddler student” el próximo septiembre. Al menos el primer semestre me voy a dedicar tiempo completo a ella, y cuando todo esté organizado, aún no decidí si voy a trabajar o meterme a estudiar chino de manera intensiva. 
Tengo tantas cosas que hacer, que 11 semanas me parece … NADA. 

Recordando…

Antoinette está resfriada, ella que nunca se enferma, está con la naricita tapada y por supuesto, razonablemente irritable. Apenas hemos dormido, turnándonos BW y yo, para que ella durmiera en brazos.
Más allá de que es horrible estar enfermo, lo único bueno que rescato es que por el feriado, estamos juntos, y podemos estar con ella todo el tiempo. No tiene fiebre -Dios guarde y libre-, solo mocos. 
Cuando Antoinette se enferma, yo colapso, me sobrepasa, y no puedo evitar pensar en cuando ella está bien y es un cascabel. Aunque el resfrío no ha podido con ella, está tan activa como siempre. 
Estos días estamos en alerta por un nuevo tipo de gripe aviar (H7N9), se reportaron 14 casos, de los cuales 6 fallecieron, ninguno de los contagios fue entre humanos. Hasta ahora los casos reportados fueron de personas que habían tenido contacto directo con aves infectadas, y aunque es la primera vez que se reporta este tipo de gripe en humanos, no deja de ser alarmante.   
Anoche llovió torrencialmente toda la noche y hubo muchísimo viento, con razón la temperatura descendió un montón y hoy está bastante fresco. 
Para amenizar un poco, compartimos unas fotos de las vacaciones:) Hong Kong Disneyland

Cuando la primavera termine…

Cuando la primavera termine nos iremos a vivir a Xiamen, me cuesta escribir/pensar/sentir que esta será mi última primavera en Ningbo.

Tenemos exactamente 12 semanas para empacar nuestra vida china, mudar nuestras cosas, y empezar otra vez de cero, en otro lugar.

Me costó mucho tomar esta decisión, pero creo que es por el bien de los 3. Por supuesto estoy ilusionada con todas las cosas nuevas que nos esperan, pero no por eso menos triste de dejar, este, que por mucho tiempo -6 años- fue mi lugar en el mundo.

Lo decidí el fin de semana, y el lunes pasado se lo dije a mi jefa. Me escuchó con mucha atención, me preguntó si lo quería pensar. Y cuando la charla hubo terminado, me preguntó si era una broma del día de los inocentes. Ojalá fuera una broma pensé.

Antoinette ya está registrada en el colegio, vamos a vivir en la misma zona de la escuela, una zona muy verde, rodeada de montañas, cerca del Jardín Botánico. Son tantas cosas, que 12 semanas me parece muy poco tiempo para tantas emociones juntas.

Hoy se celebra el festival de Qingming (día para limpiar las tumbas), el equivalente a nuestro día de los Muertos. Es un día para conmemorar a los ancestros y hacerles ofrendas.
A partir de hoy -según el calendario lunar-, las temperaturas comenzarán a subir, disminuirán las precipitaciones, y comenzará la época de labrar la tierra -arar y sembrar-. En la antigüedad durante este período se plantaban los árboles. 
BW está con nosotras por el feriado, y el domingo iremos a Hong Kong porque el lunes tenemos turno con los especialistas que tratan a Antoinette. 
No tenía muchas expectativas puestas en este año, pero está siendo un año muy intenso.  
Sé que no será un año fácil, pero será el año en que finalmente estemos los 3 juntos, para afrontar lo que sea. 

Ni sombras de fragilidad

Hace un par de semana, Paula y Roville organizaron un concurso fotográfico. Y aunque no sabía muy bien que fotografiar, me pareció la escusa perfecta para sacar muchas fotos y ver… ver que salía de todo eso. 
El concurso estaba relacionado a las mujeres que inspiran, y yo llevaba una larga racha de falta de inspiración, época de sequía -de ideas- podríamos llamarle. 
Aproveché la visita a un pueblito antiguo para ver que podía encontrar, descubrir, rescatar, etc. A todo esto hay que sumarle que con mi camarita nueva, estamos en un período de reconocimiento, que espero llegue a buen término. 
Durante todo el día me cansé de mirar rostros, personas, gestos, etc., pero lo único que me producía todo era rechazo. Mucha gente, mucho ego suelto, poco tiempo, apuros, etc. No daba pie con bola. 
Hasta que decidí alejarme de todos y hacer mi propio camino. Solas, con Antoinette, empezamos a caminar en sentido contrario, y así logramos descubrir un montón de rincones desiertos, donde el único sonido que nos acompañaba era nuestra propia respiración. 
Ese silencio sublime que nos permite conectarnos con nosotros mismos, ver las cosas con más claridad, incluso los aromas se hacen más intensos. En las sombras la brisa marina era fría, y el olor a humedad tenía un dejo dulzón. De vez en cuando oíamos el crujido de alguna tabla suelta, en las típicas casas chinas de madera. 
Y de repente, en el medio de la nada, una sombrilla de papel roja, como suspendida en el aire. Como si acompañara a un fantasma. 
Y desde ese mismo instante, supe que esa era la foto que quería compartir. 
Describe a la perfección a la mujer asiática, detrás de esa imagen de fragilidad, una fortaleza inquebrantable. Ya quisiera tener, al menos la mitad de la fuerza que tienen. 
En China las mujeres trabajan a la par de los hombres, en las fábricas, en las obras de construcción, en la construcción de caminos y puentes. Las hay maestras, campesinas, astronautas, soldados, enfermeras, barrenderas de la vía pública con sus escobas de bambú. Las hay modistas, diseñadoras, ilustradoras, calígrafas, cantantes de ópera y de rock. 
Incluso cuando se les prohibía hablar desarrollaron a través del bordado de sus abanicos una lengua secreta, que les permitía compartir sus penas. 
Incluso con vendas, lograron ponerse de pie y luchar por sus derechos. 
Esta imagen, aunque no feminista, me parece tremendamente femenina. Así que este fue mi homenaje a las mujeres asiáticas, especialmente a las chinas, en el día de la mujer.