12 + 3 = 15

Eierkoeken

Eierkoeken

Ha vuelto el calor después de muchos días de lluvias torrenciales en el campo. BW me anuncia el “late summer” después de observar el verde oscuro de los árboles que rodean la casa. Para mi el verano sigue su ritmo en el campo, de hecho los granjeros van por la segunda tanda de puerros, y se siguen cosechando frutillas por doquier.

Pero llegó agosto, un mes bastante especial para nosotros, ya que nuestra peque cumple años, y este año además será un mes intenso. El 24 de agosto empiezan las clases, y Antoinette comenzará esta nueva aventura en una escuela bilingüe en Delft (Holanda). Esto supone una nueva mudanza, y todo lo que eso implica.

Así que en algún momento de mi vida, ojalá, pueda recuperar un ritmo de actualización medianamente “normal” en este bendito blog. El cual sigue en pie, gracias al calendario fotográfico de Flor de Mums & Kids. Y lo hago con mucho gusto, revisar mi cuaderno de recetas, asegurarme de tener los ingredientes, comentarlo con BW para que me cuente algún secreto de familia, y por supuesto, disfrutar mucho del proceso bajo la atenta supervisión de mi hija.

Y para este mes, elegí un super clásico, Eierkoek, literalmente “torta de huevo”, o como la llaman en inglés “Dutch Egg Cake”.

Son muy fáciles de hacer, no solo porque llevan unos pocos ingredientes, sino, porque se cocen en menos de 10 minutos.

Solo se necesitan: 4 huevos, 1 taza grande de harina leudante, 3/4 taza de azúcar común, una pizca de sal, un chorro de vainilla o una cucharada de ralladura de limón.

Calentar el horno a 200 grados centígrados y enmantecar la fuente (o colocar directamente sobre la fuente papel manteca). Batir los huevos, el azúcar, la sal y la vainilla o limón hasta lograr una mezcla suave, luego se le agrega el harina leudante (si no hay harina leudante, harina común con una cucharada de polvo de hornear es lo mismo), y se revuelve hasta que no quede ningún grumo (durante esta última parte del proceso hay que evitar batir -solo mezclar- para que no se formen muchas burbujas).

Una vez que la mezcla está hecha, con una cuchara de helado o con un cucharón, hay que colocarla directamente sobre la fuente, se irán formando círculos, y hay que asegurarse que tengan suficiente espacio libre entre sí. Se llevan al horno por unos 7-10 minutos y listo!!! (La receta original es así de simple, pero también se le puede agregar pasas de uva o chips de chocolate negro o blanco.)

Saben al bizcochuelo o bizcocho de huevo común, y se pueden comer solas o untarlas con crema, manteca o nutella. Al ser esponjosas y tiernas, son perfectas para que los más chicos acompañen la leche o chocolatada del desayuno o la merienda.

BW tiene infinitos recuerdos de las “caseritas” que le preparaba su Oma, y también de las que se compraba en la panadería de su barrio para llevárselas a la escuela. Son esos sabores de la infancia que nos quedan grabados para siempre. Cuando las probré por primeva vez me vinieron a la mente, los restos de pionono que mi abuela Marta nos dejaba comer cada vez que preparaba arrollados o “troncos de árbol” (un arrollado relleno con dulce de leche y cubierto de chocolate).

Además son muy prácticos, se pueden guardar en bolsitas y meter al freezer. Así que no hay excusas, hay que probarlas!!!

Espero que estén disfrutando muchísimo del verano, recargando baterías y vitamina D. Y si todo va bien, la próxima entrada del calendario será desde la nueva ciudad, en nuestra nueva morada. Hasta entonces!!!

10 thoughts on “12 + 3 = 15

    • Muchas gracias Doris!!! La verdad que más allá de la receta del bizcocho, que podría ser cualquiera, lo práctico es hacerlo tipo “tortiras” individuales que se pueden transportar o freezar, y que siempren sacan de apuro, para una merienda rápida o para acompañar un café.

      Saludos!

    • Muchísimas gracias Rosario!!!

      Es super fácil, pero por sobres todas las cosas, un “forma” de cocción diferente. Están listos en 7 minutos!

      Saludos!!!

  1. Mi querida Fabi!! te debo lo de la leche, no se me olvida, pero no estuve por el super…a ver si mañana me acerco…
    otra receta para hacernos agua la boca!!! una delicia… me tendria que hacer un recetario de todas las especialidades holandesas!!!
    un besote fuerte!
    Flor

    • Muchísimas gracias Flor!!!

      No te preocupes, entiendo que estás de vacaciones. Nosotros le preparamos el desayuno a la peque con suplemento de soja porque es muchísimo más nutritivo que la leche de soja común.

      Lamentablemente, la fábrica de Nutricia de Holanda se incendió y están con faltantes. Ya hemos recorrido todos los pueblos belgas buscando remanentes, pero nada.

      Y buscando información encontré que en España la venden, Almirón Soja. No sé en que tipos de tiendas las venden, acá generalmente se consigue en las farmacias y supermercados, y me darías una mano enorme, lo único que necesito saber es si está en las góndolas de los supermercados.

      Un fuerte abrazo!!!

      Fabiana

  2. las mudanzas siempre son duras, aparte porque te das cuenta de toda la kaka que terminas acumulando, porque da penica abandonar el sitio donde vives, donde has creado recuerdos. aunque vais a un lugar que parece ser maravilloso, la pequenya amsterdam.
    felicidades a antoinette por su cumpleanyos, pero qué prontito empieza el cole…
    feliz verano!

  3. Hola, es una receta muy deliciosa y que intentaré hacer. Espero que te vaya muy bien en tu nuevo destino y que el nuevo colegio de Antoinette sea muy bonito y divertido. En Barcelona este año el colegio empieza el 14 de septiembre, aún nos quedan días¡¡¡¡ Feliz verano
    besos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *