Flores

La verdad, las flores nunca me habían llamado mucho la atención. Yo soy más del verde, así que las platas que cuidamos en casa son: bambú, potus, lazos… Plantas bastante resistentes, pero que también hacen su aporte, purificando el aire de la casita donde vivimos.

Cada vez que mis alumnos me regalaban ramos de flores, con lo caros que son, yo solía recordarles, que prefería que me regalen plantas, porque las puedo conservan más tiempo, y porque son más eco-friendly que los arreglos florales envueltos en cientos de papeles, con lazos y purpurinas, perfume artificial y todas esas cosas que después hay que tirar a la basura.

Y mis plantas, son mis plantas, y para mi tienen el mismo valor que tiene una mascota para sus dueños. Son parte de mi día a día, y Antoinette lo ha ido absorbiendo, y es muy cuidadosa con ellas.

En mi casa siempre hubo flores, pero las cultivábamos para llevarlas al cementerio: claveles, crisantemos, gladiolos, calas, etc.

Sin embargo, a través de la fotografía, empecé a ver/mirar las flores de otra manera. Y con un poco de reticencia, he logrado, cada viernes, comprar un par de flores. De algunas no sé el nombre en español, así que hay pocas posibilidades de que vaya a recordar el nombre en chino.

Pero en las últimas semanas, las flores han ido ocupando un lugar en nuestra casa. Ya sea en la ventana de la mini-cocina, o sobre la mesa del comedor. Poquitas flores. En floreros hechos de frascos reciclados. Con agua fresca cada mañana.

En el barrio tenemos una pequeña florería, que una vez por semana, tiene flores frescas. Así que viernes de por medio, compramos un ramito de algo…

Y desde hace un par de viernes -también- participamos en Instagram del Floral Friday. Una iniciativa de Emily del blog The Startup Wife.

Así que si alguien tiene ganas de ver fotos lindas, sacar fotos lindas, disfrutar de una rica taza de té mientras la luz de la tarde entra por la ventana de la manera justa, ya sabe que puede sumarse a este proyecto. 

DIY: Faroles chinos de Papel

Como reza el dicho “lo prometido es deuda”. Así que he aquí, nuestro farol de papel y las instrucciones paso a paso, de como hacer uno 🙂

Ya había comentado en la entrada anterior, que el pasado viernes 14 de febrero, coincidió con la primera luna llena del calendario lunar, así que la comunidad china estuvo de fiesta. Celebraron el Festival de los Faroles.

Los viernes andamos a las corridas, porque Antoinette va a la escuela a la mañana, después viene a almorzar, duerme la siesta, y volvemos a la escuela para la clase de música.

Generalmente cuando volvemos a casa, ya es la hora de preparar la cena y esperar al padre. Pero el viernes pasado, BW nos invitó a cenar, así que teníamos un ratito para pegar papelitos y explicarle un poco sobre este festival, tan importante para las personas del país donde vivimos.

Se necesita: Un par de tijeras, pegamento, cinta adhesiva, un trozo de cartulina roja y otro amarillo (o dorado).

Son muy fáciles de hacer, y la idea original la pueden encontrar aquí!!!

Primavera by Kokoro – Origami & Etceteras

Con el comienzo del nuevo año lunar, ha llegado la primavera (Es por eso, que al Año Nuevo Chino también se lo conoce como la Fiesta de la primavera). Y este año, nuestra primavera llegó de la mano del Kokoro -corazón- de Paola:) y todos sus buenos deseos para este año del Caballo recién estrenado. 

Hace ya un tiempo que con Paola de Kokoro – Origami & Etceteras intercambiamos mensajes, saludos y comentarios, pero justo a finales del año pasado, tenía muchas ganas de hacerle un pedido de algunas de las cosas preciosas que hace, para alegrar nuestro día a día.

Por esas casualidades de la vida, Paola me escribió y fue entonces que me animé a hacerle el deseado pedido, un poco con culpa, porque era justo fin de año, y ella estaba preparando su viaje a Argentina (Paola vive en Japón).

No me quería ilusionar, porque el correo chino no es muy benevolente con nosotros, las cosas no llegan, llegan rotas o tenemos que pagar muchísimo dinero para retirarlas. Siempre tenemos que pedirle ayuda a alguien para que podamos encontrar el correo, siempre tenemos que dar explicaciones de lo que hay en el paquete.

Pero esta vez fue distinto, aunque lo vivimos con un poco de vértigo, porque Paola me había enviado el número de la encomienda, para seguirla por internet, y un día nos encontramos con que figuraba entregada, pero pasaban los días y no llegaba a las manos de BW.

Hasta que un día, BW se dispuso a salir de su oficina para recorrerse todos los puestos de seguridad y ver si alguno de ellos había recibido la encomienda y no la había reportado.

Y ahí estaba nuestra cajita con flores, en uno de los puestos de vigilancia. Así de informal es el correo cuando quiere.

Nosotras estábamos en Hong Kong, así que BW nos sorprendió a la vuelta. Y qué alegría!!! Una preciosa caja con florcitas, nos traía la tan ansiada primavera desde Japón.

Las cosas que hace Paola y el empeño que le pone, es difícil de describir con palabras, porque recibir una encomienda suya, es una EXPERIENCIA. Una experiencia inolvidable.

Emociona infinito recibir algo de una persona tan generosa, que hace las cosas con tanto AMOR. Ella, es de ese tipo de personas que puede convertir en algo muy especial todo lo que toca.

Sus plegados de Origami, con papeles de Japón, prolijamente enlazados en cintas de raso, envueltos en papeles perfumados… Paola está en cada detalle.

Todavía no le hemos encontrado un rincón definitivo a nuestros tesoros, así que los tenemos en la cajita con flores, y de vez en cuando Antoinette me pide los “paper” para olerlos, le encanta el perfume de los papeles. Y los mira uno por uno con mucha atención y va repitiendo “eli” (elefantes de origami), “agua” (pescaditos de origami), etc.

Paola también nos mandó un cuentito en español, con lo que nos gustan los libros!!! Y con lo que nos gusta SOÑAR!!! Un cuentito que no nos cansamos de ojear, leer y volver a leer, que tiene tan rico olor!!! 
Y por la magia de las manos de Paola, y por tener un corazón tan grande, este rinconcito de nuestra casa floreció una tarde. Y tuvimos nuestro especial Sakura, con muchos pliegues de papel de Japón, y sentimos el calorcito de tantos buenos deseos, y pensamos que este Año del Caballo, no pudo haber empezado de mejor manera, de la mano de Paola. 
Estoy segura que muchos ya conocen a Kokoro, pero si no, los invito a visitar su blog y su página de facebook, donde podrán encontrar un montón de cosas preciosas: postales, origamis, washi tapes, papeles, etc. Todo hecho en Japón con mucho amor. 
Pao este es nuestro pequeño homenaje para vos, y las cosas lindas que haces!!! 
Muchas gracias Pao!!! Yo se que nunca te voy a poder agradecer lo suficiente, siempre tenés una palabra de aliento, un mensaje de amor, palabras dulces para mi hija, y valoro muchísimo recibir estas cosas hechas con tanto amor. 
Vos sabes que sueño dormida y despierta, con darme un paseo por los jardines de Kyoto, que esta última vez que estuviste, a través de tus ojos paseé un poquito, y que tu optimismo, y tu manera de ver el mundo, no hacen otra cosa que inspirarme y darme fuerzas para seguir adelante. Porque vos mejor que nadie, sabes lo que es estar lejos de la familia, viviendo en una cultura tan diferente, viendo a nuestros hijos chiquitos crecer en este lado del planeta. 
Y como te dije antes, en el mensajito, yo solo espero que todo lo que das, se te retribuya con creces, con un montón de cosas lindas para vos y para Facu. Esperamos que estes disfrutando mucho del verano argento, de tu familia y seres queridos, te deseamos unas vacaciones llenas de creatividad, y ojalá podamos vernos a la vuelta!!!