Cumpleanos feliz:)

Antoinette es una nena feliz, y sabe Dios las lagrimas que me ha costado. Pero no me quejo -o si-, estos últimos 21 meses han sido sin lugar a dudas los mas intensos de toda mi vida. Todavía me cuesta hablar sobre muchos temas -parto, reflujo, alergias, etc- pero supongo que poco a poco, con tiempo, todo ira fluyendo.
Creo que el día de su nacimiento no lo podre olvidar nunca, y al contrario de lo que le pasa a muchas personas, con el tiempo mas detalles se me hacen mas nítidos.
El día anterior a que naciera, y ya en trabajo de parto -con las primeras contracciones- decidimos visitar un parque que se había diseñado exclusivamente para la Expo Shanghai. 
El parque Houtan, es un lugar muy bonito, en forma de terrazas que tiene un sistema de drenaje de agua que le permite crear un ecosistema especial.  

Caminamos muchísimo, cenamos en el restaurante del pabellón argentino -un par de empanadas- y cerca de las 9 de la noche, cuando empezó a llover, le dije a BW que mejor fuéramos al hospital. 
Tomamos un taxi, y en 5 minutos estuvimos en el piso 14 del Hospital Huashan de Shanghai -donde funciona la clínica-, nos estaban esperando ya que habíamos llamado por teléfono. 
La doctora de guardia me reviso, y nos dijo que ya había comenzado la dilatación, pero que seguro llevaría toda la noche. Nos sugirieron volver cuando las contracciones fueran cada 5 minutos. 
Volvimos al hostel, ya eran casi las 11. Me recosté y me quede dormida, hasta que un dolor muy fuerte me despertó  fui al bano y estaba sangrando, así que rápido me duche y salimos nuevamente para el hospital. 
En el hospital hicieron todos los controles, y todo iba bien, ya teníamos 5 cm de dilatación. Aun no había roto bolsa y Antoinette no bajaba.  
A las 4 AM me pusieron un catéter en la espalda, por si había que hacer cesárea de urgencia. Ya teníamos 7 cm de dilatación. 
A las 6 AM -gracias a Dios- cambio la partera, y con BW me ayudaron a levantarme y pude caminar un rato. Finalmente Antoinette bajo, pero la dilatación y las contracciones no nos estaban ayudando. 
A las 11.16 AM, cuando ya estaba todo listo para un cesárea de emergencia, y gracias al codo del Dr. Wu nació Antoinette. 
Desde las 5 de la manana las cigarras me acompañaron con su canto, estaba extrañamente tranquila, hasta que el grupo de neonatologia apareció en escena. Era demasiada gente para mi gusto, y la cara de horror de BW no alentaban mucho. 
El llanto de Antoinette no era fuerte, como si estuviera ahoga, había tragado bastante liquido, así que la aspiraron y enseguida comenzó a llorar. La liaron en una manta, le pusieron un gorro y me la pusieron en el pecho. Su olor, ese olor tan particular sigue siendo el mismo. 
La placenta no bajaba, y el tiempo corria. Tenia un desgarro bastante grande. 
Examinaron a la peque y el nivel de oxigeno en su sangre era bajo, así que se la llevaron -junto con BW- a la incubadora por dos horas. 
La doctora me saco -literalmente la placenta- y suturo el desgarro. 

Al día siguiente antes de volver a casa, Bob la bano y la vistió con la ropa que le habíamos preparado.

Nuestro bebe pequeño ha crecido muchísimo desde entonces:)