Antoinette: 33 meses

El tiempo se me esfuma, y Antoinette sigue de estirón en estirón, incluso su cabello ha crecido bastante, aunque sus risos lo disimulen. Ella sigue tan ocupada como siempre, jugando y jugando sin parar. Ya no queda casi nada de mayo, y seguimos contando las semanas que faltan para mudarnos. 
Las visitas ya se fueron, pero BW sigue siendo la persona favorita de Antoinette, no importa todos los regalos que le den, y aunque le guste presumir de ellos, nada se compara a tener a su papá de asistente de juegos. 
Antoinette descubrió que le encantan las aceitunas, y las saborea como si fueran el manjar más rico, yo solo recuerdo sacarlas de las empanadas, al igual que las pasas, de chica, yo odiaba las pasas. Para Antoinette no hay cosa más deliciosa que aceitunas y pasas. 
Le encantan los dibujos animados de Studio Ghibli, y canta y baila como si fuera un personaje más. A veces pienso que son un poco complicados para su edad, suele emocionarse cuando pasa algo triste. Sigue explorando todo, tocando todo, y yo sigo descubriendo en su personita cosas de todos. Al igual que su Oma tiene fascinación por las texturas de los textiles, para ella todo pasa por el tacto. 
Seguimos con las tijeras, los sellitos, los papeles, los celos y ahora incorporamos la plastilina. Ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso:)