Curiosidades del café:)

BW y el café tienen una relación especial, como yo con el mate, como los chinos con el te. Más que una relación podría considerarse una adicción, y de alguna manera lo lleva en la sangre. 
Su familia es de origen austriaco, y trabajando para la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, supieron radicarse en Indonesia, más precisamente al este de Java. 
Allí estuvieron durante muchísimos años cultivando y comerciando café hasta que se produjo la revolución indonesia y su abuelo (padre de su papá) fue el único sobreviviente. 
El abuelo de BW falleció unos días después de haber nacido Antoinette, y solo la conoció por fotos. Pero estaba contento porque de alguna manera el también se proyectó un poco en ella, al igual que sus antepasados, ya que Antoinette repite el nombre de una tradición de muchas Antoinette de la misma familia nacidas en Asia. La primera nació en el año 1859 en Jakarta. 
En su momento yo me opuse a registrarla con tantos nombres, y reconozco que me da un poco de pena, pero hasta Charlotte Antoinette me parecía demasiado. Ni hablar de Carolina Magdalena Dorothea Sophia Margaretha. 
Y en la pila bautismal se llama Antoinette Marie, y en su pasaporte solo Antoinette. 
Cuando todo se acabó en Indonesia el abuelo de BW decidió radicarse en Holanda, y allí vivió toda su vida, hasta que hace unos años atrás volvió a visitar el lugar donde había nacido en Java, y se reencontró con algunas personas con las que solía jugar cuando era un niño.
Yo siempre he pensado que cada persona es un cuaderno de hojas en blanco, y que cada uno necesita escribir su “propia” historia, por si mismo.  
De todas maneras todo este cuento viene a cuenta de … WB estuvo de cumpleaños, y siempre tiene la suerte de recibir de regalo café. 
Tan popular es su relación con el café que incluso lo han invitado a degustar una cata de café que se hizo en el centro de la ciudad. Y ahi tenemos en el alacena, listo para moler, una mezcla de café de Brasil. 
Uno de mis alumnos, ya graduado le ha traído café de Panamá:) 
   
foto tomada de google
Mis compañeros de trabajo, le han traído café de Colombia:) 
foto tomada de google
Mi amiga J. le ha traído café de Cuba;)
foto tomada de google
En la Exposición Internacional de Shanghai compramos café de Etiopía -la cuna del café-. 
Pero aún no hemos tenido la suerte de poder degustar el café que se cultiva en la provincia de Yunnan, al sur de China. Según comentan, el cultivo fue introducido hace unos 100 años por parte de un monje francés. Pero en los últimos años el Gobierno ha decidido incentivar el cultivo ya que ha crecido considerablemente la demanda de café en China.
Cosecha de café (variedad arabica) en la Provincia de Yunnan
foto tomada de google
Cafetales de Yunnan
foto tomada de google
Este año, durante el mes en curso (del 20 al 23 de octubre), se celebrará la Feria Internacional de Café en Xiamen (Fujian). Así que ojalá podamos visitar y así degustar no solo café de los valles de Yunnan, sino también la variedad canephora que se cultiva no solo en Fujian, sino también en Hainan. 
Y aunque BW está muy entusiasmado con participar de la exposición, hay una variedad que se niega rotundamente a probar. 
Esta variedad de café se cultiva en Indonesia, y es considerada la variedad más cara de café (unos 900 Euros el kilogramo y unos 70 euros una taza de café en las exclusivas cafeterías que lo sirven). 
Se trata de el “kopi luwak” (en indonesio kopi significa café y luwat llaman a las civetas) o “café de civeta”, que es obtenido de granos que tras ser ingeridos por la civeta, pasan por su tracto intestinal y son expulsados entre sus heces. 
foto tomada de google
Estos animales viven en las plantaciones indonesias de café, y suelen alimentarse casi exclusivamente de sus frutos maduros. 
Las civetas después de comerse muchísimos frutos de café, los expulsan parcialmente digeridos. Aparentemente el grano interno del café no es digerido, pero si es modificado por las enzimas que tienen en el estómago, que le dan más sabor al café al romper las proteínas que producen su amargor. Según dicen esto es lo que le da a dicho café un sabor “acaramelado”. 
Recuerdo que mi abuela solía contarnos que había un remedio casero para la tos que se preparaba con “azuquitar del campo”, que era nada más y nada menos que excremento de perro desecado. En fin … vendrá de ahí el sabor acaramelado? 
Los lugareños suelen recolectar los granos que han sido excretados por las civetas y se los venden a los distribuidores. 
Los granos son lavados y tostados suavemente para no modificar el sabor. 
Esta curiosa costumbre habría comenzado cuando los holandeses -durante el periodo colonial de Indonesia- habrían prohibido a los agricultores consumir granos de las cosechas. Así que estos, comenzaron a recolectar granos del suelo para preparar el café, y fue así como descubrieron este proceso. 
Excremento de Civeta
foto tomada de google
Nunca había escuchado sobre esto, el único proceso parecido que conocía era el de las perlas. Mi mamá tenía una tía que había nacido en Marruecos, y le había regalado una perla que habría sido pulida con una técnica bastante común. Después de separar las perlas se las daban de comer a los gansos y estos las excretaban pulidas.