Receta: Carrot Cake

Tenía muchas ganas de compartir esta receta, porque la combinación de sabores es indescriptible! Aunque parezca complicada, no lo es en absoluto.

Ingredientes:
4 huevos
1 taza de aceite vegetal
2 tazas de azúcar morena (brown sugar)
2 teaspoon de esencia de vainilla
2 tazas de harina común
2 teaspoon de polvo de hornear (baking powder)
2 teaspoon de bicarbonato de sodio (baking soda)
1/2 cucharada de clavo de olor molido o en polvo.
1/2 cucharada de sal fina
3 tazas de zanahoria rallada

Cobertura:
100 gr. de manteca sin sal
200 gr. de queso cremoso
3 tazas de azúcar impalpable

Preparación:
En este caso usé la batidora porque eran muchos ingredientes, pero -por lo complicado de lavarla- casi nunca la uso.

Por un lado mezclé los huevos, el aceite vegetal, la esencia de vainilla y las 2 tazas de azúcar morena hasta lograr una masa cremosa y suave. Por otro lado tamicé los ingredientes secos: harina, polvo de hornear, bicarbonato de sodio, sal fina. Cuando todo estuvo perfectamente tamizado lo agregué a la primera mezcla y seguí batiendo. Le agregué el clavo de olor y por último las 3 tazas de zanahoria rallada.

Batí unos minutos más, hasta obtener una masa homogénea y luego la volqué en el molde previamente enmantecado y enharinado. Llevé el molde al horno precalentado y cociné el bizcocho a 175 grados centígrados durante 45 minutos.

Mientras el bizcocho de zanahoria se cocinaba preparé la cobertura, que es muy fácil. Hay que recordar sacar el queso crema y la manteca de la heladera -nevera-, mínimo, 4 horas antes. Así es mucho más fácil mezclarlos. 
Cuando el queso y la manteca estuvieron completamente incorporados, le agregué el azúcar impalpable y seguí batiendo hasta que la crema quedó “lisita”. 
Una vez hecha la cobertura la metí en la heladera -nevera- para que tomara consistencia y luego fuera fácil cubrir el bizcocho. 
Cuando el bizcocho estuvo frío lo cubrí con la crema, y con un poco de colorante para alimentos (siempre es conveniente tener a mano los colores primarios para así poder mezclarlos y hacer diferentes tonalidades) preparé un poco de crema color naranja y otro poco color verde, e improvisé unas zanahorias de decoración. 
Quedó riquísima, el sabor de las zanahorias casi ni se nota, porque el clavo de olor es muy fuerte, sin embargo el dejo dulzón, pero no “empalagador” del azúcar morena se lleva todos los laureles. Tengo que reconocer que la cobertura es una bomba, pero no hace falta que sea una capa gruesa, una capa finita es más que suficiente. Si la hacen, me cuentan!