Ceibo – Erythrina crista-galli

Este árbol que también ronda por doquier en Zhangzhou y sus alrededores, no solo da sombra en el patio de mi escuela o las veredas de mi pueblo, sino que su flor es la flor nacional de Argentina.

Tiene un leyenda muy bonita, y este es otro de los nombres que me gustaba para mi peque “Anahí”.

Anahí era una indiecita guaraní que por su ferocidad los españoles quemaron en la hoguera, y a la mañana siguiente se encontraron con un frondoso árbol repleto de flores rojas.