Pizzetas

Esta receta es super fácil! 
(rinde 2 pizzas grandes ó 10 pizzetas) 
Ingredientes para la salsa:
(Voy a empezar por la salsa, aunque lo primero que hago es la masa)
1 cebolla grande
4 dientes de ajo
4 tomates medianos bien maduros
aceite de oliva
1 cucharada (tablespoon) de azúcar
condimentar a gusto
Preparación: 
Poner a calentar en un sartén un chorro abundante de aceite de oliva, machucar los dientes de ajo, pelarlos y ponerlos a freír. Cuando estén dorados hay que agregarle la cebolla picada -yo usé una cebolla colorada que es más dulzona-. Cuando la cebolla esté bien cocida hay que agregar los tomates cortados en cubos y tapar hasta que se desprenda abundante jugo. 
Cuando rompa el hervor hay que agregarle el azúcar y el resto de los condimentos. Y luego cocinar hasta que se reduzca el agua y la salsa tenga una buena consistencia. Siempre cocinar a fuego lento -suave- o moderado.   
Ingredientes para la masa de las prepizzas:
3 tazas de harina de trigo común
1 taza de agua tibia
1 cucharadita (teaspoon) de sal
1 cucharada (tablespoon) de azúcar 
1 sobre de levadura instantánea 
2 cucharadas (tablespoon) de aceite de oliva 

Preparación: 
Se colocan en un bol plástico o de vidrio (nunca de metal) 3 tazas de harina, 1 cucharadita de sal, 1 cucharada de azúcar, 1 sobre de levadura y 2 cucharadas de aceite de oliva. Luego mientras con una mano se va mezclando todo, con la otra se le va echando el agua tibia. Una vez que está todo mezclado, hay que amasar un rato, hasta que quede una masa uniforme y lisa. 
Una vez que la masa está lista hay que cubrirla con un trapo (repasador de cocina) y dejarla reposar (levar). Yo generalmente solo la dejo levar el tiempo que me toma preparar la salsa, pero lo ideal es dejarla reposar mínimo una hora. La suelo dejar en un rincón de la cocina donde sea lo más seco posible y no haya corriente de aire. 
Cuando la salsa ya está casi lista, pongo a calentar el horno y preparo el molde. Como todavía no tengo molde jajaja lo que hice fue sobre la asadera que trae el horno, coloqué un trozo de papel aluminio y le puse un chorro de aceite para que no se peguen las prepizzas. 
Cuando la salsa ya estuvo lista, me embadurné las manos con un poco de aceite de oliva y separé 4 bollos, que fui estirando sobre la asadera. 
Sobre las prepizzas eché un poco de salsa de tomates y las puse a cocinar a 180 grado durante 20 minutos. A nosotros nos gustan bastante crocantes, pero con 15 minutos de cocción quedan bien tiernitas y sabrosas:)
Cuando ya estuvieron cocidas, le agregué el queso, más salsa de tomate y un poco de salame -no tenía muzzarella-. Y las volví a meter al horno por 10 minutos más:) Aunque entre 5 y 8 minutos es más que suficiente. 
Cenamos un par y guardé otro par para el desayuno, nos encanta la pizza fría:) 
Lo bueno es que las prepizzetas -o prepizzas en su caso- se pueden congelar, y se congela un poco de salsa también y son una buena alternativa para salir de apuros. 
También las pizzetas son una buena opción cuando se quiere hacer distintos sabores, en este caso, solo las hice con queso, salsa y salame -sobre todo porque es la que a BW más le gusta- pero hay infinidad de combinaciones. Mi preferida es muzzarella y un poco, solo un poco, de salsa de tomate. Y también me gusta mucho la fugazza. 
Yo no le agrego nada más, pero BW que es amante de lo picante, las condimenta con pimienta negra y un poco de tabasco. 
Buen provecho! 
Nota: Creo que la próxima vez que las haga voy a cortar el queso en pedacitos y desparramarlo bien. 

Día libre…

Con suerte, y depende de la cantidad de alumnos que tengamos, me toca un día libre a mitad de semana. Este semestre, mi día libre es el jueves. Antes solía programarme actividades para este día, pero desde que nació la peque, programar algo es un poco difícil. Por ejemplo anoche, se despertó a la 1 y se volvió a dormir a las 3. Así que esta mañana desayuno con el papa y yo pude dormir un ratito mas. Si se despierta por la noche, generalmente la tomo en brazos hasta que se vuelva a dormir, por el reflujo, es mejor respetar los horarios de comida. 
Hoy quiero aprovechar la tarde libre para preparar la comida de la peque. Suelo preparar varias papillas y congelarlas. Por el reflujo tampoco podemos sobrealimentarla, asi que tenemos que controlar las calorías que consume a diario. Para su edad le corresponden unas 78 calorías por kg. 
Como nos toca espesarle la formula con cereal de arroz -para controlar el reflujo- son apenas unas 50 calorías las que puede consumir en comida complementaria. Tengo un cuaderno rojo donde anoto todo minuciosamente, para que no se nos escapen detalles. 
Muchas veces pienso que siempre tomo el camino largo o difícil para hacer las cosas, y a esto hay que sumarle mi personalidad obsesiva. 
La mayoría de las formulas contienen aceite de palmas, o de coco, y esto a algunos peques les produce constirpado, así que la comida complementaria tiene que ser rica en fibra. Cada día a media mañana y a media tarde come una porción -2 cucharadas- de fruta (ciruela o pera) y al medio día una porción de vegetales (calabaza, zapallo, judías verdes, zanahoria o papas). 
Algunas veces, durante el día libre quedo con alguno de mis alumnos para almorzar o cenar juntos, y por una cuestión cultural esto no nos toma mas de media hora, pues aquí se come muy rápido y no hay sobremesa. 

Sopa de verdura y carne
Caldo de jengibre para neutralizar el sabor
   Fideos fritos
Almorzamos en los restaurantes pequeños, donde se reúnen a la hora del almuerzo y la cena la mayoría de los estudiantes. Después recorremos juntos el camino de vuelta a casa, y compramos el postre por el camino, casi siempre alguna fruta. En la puerta de entrada de la universidad siempre hay personas vendiendo las frutas de temporada, ahora mismo tenemos frutillas -fresas-, ananá -piña- y caña de azúcar. 
El señor que vende caña de azúcar la limpia, la troza y te la da en una bolsita. Las frutillas en general son el postre preferido de BW, pero con crema. 
Frutillas y azúcar
Crema chantilly
 Tarta de frutilla y crema
Hoy simplemente tengo ganas de estar en casa, descansar haciendo cosas para mi familia:) Estar con mi bebe pequeño:) 

Panqueques:)

Esta es otra receta SUPER SIMPLE, pero lo mas importante es hacer reposar la “mezcla” mínimo 2 horas, antes de cocinar los panqueques.

Lo bueno de los panqueques es que se pueden degustar con rellenos dulces o salados, y ademas se pueden congelar y sacarnos de apuro ya sea para preparar un bocadillo o aperitivo, o una entrada, o un plato principal o inclusive el postre:) O simplemente para darnos un “gusto” a la hora del te:)      

Las recetas de la abuela Marta: Salsa bolognesa

Cuando vine a China, me traje un cuaderno con recetas de mi abuela Marta, en Buenos Aires no tenia mucho tiempo libre para cocinar, y además algunas de las recetas –por sus ingredientes- solo se pueden cocinar en el campo, por ejemplo las masitas secas o rosquitas de huevo de ñandú, o las ensaimadas con grasa de chancho casera, entre otras tantas recetas.   
Pera esta receta de salsa boloñesa es super simple, sobre todo si se usa extracto de tomate, en vez del kilo de tomates “extramaduros” que menciona mi abuela en sus anotaciones. 

Ingredientes
Estas eran medianas:)
500 gr. aproximadamente …
 Especias a gusto …
Unos 80 gr. aproximadamente … 
Estos eran dientes grandes, pero también es a gusto … 
Preparación
Se pone a calentar el aceite –de oliva preferentemente- y cuando esta listo, se hecha a freír una cebolla picada –se puede freír la cebolla con una o dos hojas de laurel y también con un poco de cebolla de verdeo-. Cuando la cebolla está bien cocida y dorada, se le agrega la carne molida. Se mezcla la carne con la cebolla hasta que este cocida. Cuando la carne esté bastante cocida y haya desprendido su jugo, se le agrega un poco de sal y otro tanto de azúcar, junto a las especias a preferencia –orégano, perejil, romero, albahaca, etc-. Se vuelve a tapar el recipiente de cocción y al cabo de un rato se le agrega la zanahoria rallada. Cuando la zanahoria este un poco cocida, se le agrega el pimiento verde picado –también puede ser pimiento rojo, pero en China este es carísimo- y se continúa con la cocción. Cuando las verduras estén tiernas y hayan desprendido suficiente jugo, se le agrega unos 80 gramos de extracto de tomate y se mezcla bien. Hay que tener preparado un recipiente con agua hirviendo para el caso que la salsa necesite un poco de agua, o simplemente porque prefieren una salsa bien jugosa. Personalmente la prefiero secota y con mucha carne molidaJ.
Cuando todo este cocido, hay que machucar dos o tres dientes de ajo, sacarles el pellejo, y una vez que se haya apagado el fuego hay que agregar el ajo, revolver, y dejar reposar unos 5 minutos.

fuego mínimo, fuego lento, llama mínima … como se dice? Pero, creo que se entiende:)
 Gran parte de la comida china es frita, y para esto usan hornallas o quemadores inmensos que tienen muchísima potencia, como tengo este tipo de cocina en mi casa, siempre que cocino  utilizo el fuego en mínimo. Mi abuela Marta siempre decía que cocinar con fuego en mínimo es el secreto de la buena salsa, y que tampoco había motivo de andar quemando gas sin necesidad.

Otro secreto de la buena salsa es “la cebolla bien cocida, y el ajo crudo”, pero cada cual tiene sus propios trucos de cocina. 

Así de simple, no toma más de media hora, salvo que tengan el valor de pelar un kilogramos de tomates bien maduros, sacarle las semillas y cortarlos en cubos pequeñitos, rallar una zanahoria extra para bloquear la acidez de los tomates, y el tiempo de cocción puede estirarse de una hora a una hora y media, según el punto de maduración de los tomates. Pero este artilugio de pelar tomates y demás yerbas lo hago –máximo- una vez al año, para hacerle a BW su sopa favorita de tomates. El resto del año, le hago sopa de tomate con un par de cucharadas de ketchupJ.
Cada vez que he cocinado salsa, he congelado dos porciones, para cuando tenga que volver a trabajar. La noble salsa, sobre todo la boloñesa, siempre nos saca de apuros. Mientras ponemos la salsa a descongelar en el microondas, hervimos un poco de pasta o ponemos una taza de arroz tailandés en la arrocera y en un suspiro tenemos el almuerzo o la cena lista.

Enfriando la salsa para congelar … 
La cena:)

Bizcochuelo de chocolate en solo 3 minutos:)

Había encontrado una primera  receta -recorriendo blogs de cocina- pero pese a haberla practicado muchas veces, nunca logre el resultado esperado. Hasta que finalmente di con esta receta en Pequerecetas y me encanto!
En una taza -común y corriente- que se pueda meter al microondas colocar los siguientes ingredientes: 

Tamizar bien estos 3 primeros ingredientes, y cuando todo este muy bien mezclado, agregarle … 
Revolver bien, y cuando tenga una mezcla homogénea, agregar…
Seguir revolviendo…
Seguir revolviendo…
Esta es la consistencia de la mezcla, la cual hay que poner a cocinar en el microondas por 3 minutos a máxima potencia.
El resultado es un bizcochuelo bien esponjoso:)

Algunas veces puede desbordar la taza, pero no pasa nada … 
A este le puse unas pepitas de malvaviscos:)
También se lo puede decorar a gusto y piacere … 
Cada taza rinde dos porciones …
O se puede degustar directamente de la taza, como este bizcochuelo al que le agregue 3 cucharadas de pepitas de chocolate:) y lo decoramos con cobertura de chocolate y crema chantilly:)
Nota: En la mayoría de las casas chinas no hay horno, y la mía, que es una especie de vintage chino no es la excepción. Así que esta receta practica que se puede preparar en un santiamén en el microondas fue mas que bienvenida! Y este podría ser el tema para el primer cumpleaños de Antoinette, creo que haremos algo relacionado a la cocina:) Seria un homenaje a laabuelamarta que siempre disfruto muchísimo del mundo culinario. Ademas, en muchos cumpleaños los peques pueden decorar sus cup cakes, quien te dice, quizás en el cumple de Antoinette puedan hacer su propio bizcochuelo del sabor que les guste, y decorar lo como quieran … Veremos, veremos, por lo pronto seguiremos practicando, quiero probar otros sin huevo, o sin leche, o sin chocolate, porque algunos peques son alérgicos a estos ingredientes:(

El gato goloso:)

Hoy paseando por la web, me encontré con el gato goloso y me quede fascinada. Es que estoy viendo ideas para el primer cumpleaños de mi hija, ya se que falta mucho -unos 7 meses-, y que ademas mi hija cumplirá su primer año cuando por aquí todo el mundo este de vacaciones, pero yo -como me enseño mi amiga Justina- VISUALIZO!!! Y Macarena me entiende, y VISUALIZAMOS JUNTAS, cosas lindas para nuestros hijos y nuestras familias, y cosas lindas para todos los que pasan por aquí, y mas cosas lindas para GLORU que la queremos muchísimo, y que lindo seria que el primer cumpleaños de Antoinette coincidiera con alguna de sus visitas a Ningbo. 
Esta chica, venezolana ella -como Rossy, como Euchy (que la re-extrañamos)- INSPIRA, esta llena de energía y cosas ricas. Sus fotos son super lindas, y su gato mas! (o sus gatos?). Y después de quedarme prendada en su blog por un largo rato, se me lleno la cabeza de ideas y cosas … me la imagine fotógrafa de mascotas (?), me la imagine cocinando todas esas cosas ricas que hace … 
En fin … que vale la pena visitar su casa:)  

Australian Apple Pie by Amelia …

Mi trabajo me ha dado cientos de satisfacciones, pero sin lugar a dudas, la posibilidad de conocer a personas maravillosas y compartir con ellos sus costumbres, su cultura, no tiene precio. Desde que llegue tuve la oportunidad de compartir con varios “seres especiales“, que han aportado cientos de cosas a mi vida. Fernando y Nestor de Colombia, Maria de Filipinas, Dudley & Dee de Australia, Kuniko, Takuo & Tanaka de Japon, Zani & Lidya de Corea, Julie de EEUU, Stephan de Alemania, entre otros. 
Con Fernando y Nestor hemos llegado a la linea de considerarnos familia, lógicamente compartir el idioma tiene un valor agregado. Pero en este caso, Amelia (Australia), llego en un momento especial, y aporta a nuestras vidas toda su magia. 
Ella fue quien -sin conocernos- se ocupo de nuestras plantas cuando fuimos a Shanghai a parir a nuestra hija, la primera persona que vino a conocerla con un OSO GIGANTE. La que una o dos veces por semana golpea la puerta para ver si necesitamos algo. La que viene a compartir una taza de te y nos llena de energía con sus ocurrencias. 
Yo me considero una persona “difícil”, por eso no me extraña tener un “bebe difícil”, pero puedo reconocer a las personas nobles de alma. Ella es como el personaje “Phoebe Buffay” en la serie Friends. Le pasan cosas insólitas, conoce gente insólita, se viste de una manera especial con sombreros especiales incluido. Tampoco puedo dejar pasar que es mitad australiana, mitad holandesa, porque lógicamente esta ultima es la que la hace tener una afinidad especial con BW.
Su mama, que es holandesa, es enfermera y siempre esta pendiente de nosotros para darnos esos tips que se necesitan a cualquier hora, cuando uno tiene un bebe pequeño y vive en el medio del campo.  
Esta vez, Amelia, para sacarme de mi amada monotonía de mamaderas y panales, me invito a su casa -que es la puerta contigua a la mía- para hacer una tarta de manzanas chinas y estrenar su nueva adquisición, un  “horno eléctrico”. 

La cocina de Amelia -que es exactamente igual a la mia :)-
A continuación, compartimos la receta … 

Ingredientes

300 gr de harina de trigo
100 gr de manteca
1 huevo
100 ml de leche
100 ml de agua
sal
azúcar
canela
1 cucharada de polvo de hornear
5 manzanas
Preparación
Colocar la harina en un recipiente grande, luego tamizar junto con el polvo de hornear y la sal. A la mezcla obtenida agregarle la manteca, y suavemente, con los dedos mezclar la manteca con la harina. Luego incorporar la leche y el agua. Amasar hasta que que se forme una masa homogénea. Amelia me contó, que el secreto de una buena masa radica en que la cocinera tenga las manos frías. 

Cuando la masa este lista, hay que dejarla reposar media hora aproximadamente. 
Luego hay que estirarla hasta obtener una capa muy fina. 
Enmantecar un molde, y cubrirlo con la masa. 
Pelar las manzanas, y cortarla en pequeños cubos. 
Agregarles un poco de azúcar y canela. 
Poner los trozos de manzana con azúcar y canela en una cacerola y cocinarlos a fuego lento. También se les puede agregar pasas de uva y un chorrito de ron. 
La cocción de las manzanas queda a gusto y paladar del cocinero, a Amelia le gustan un poco duras, yo hubiese hecho una especie de puré y le hubiera colocado mas azúcar -también le hubiera agregado pasas, ron y un par de nueces-. 
Colocar los trozos de manzanas cocidos sobre la masa. 
Con el resto de la masa, cortar pequeñas tiras y colocarlas sobre la tarta.
Con leche humedecer la parte superior de la tarta -esto fue un descubrimiento para mi, siempre lo había hecho con una yema de huevo batida-. Y la idea de la leche me gusta mas, porque cuando se cocina con el azúcar, le da un gustito especial, mucho mejor que el sabor a huevo. También lo quiero probar como queda en las empanadas 🙂 
Espolvorear con azúcar y canela.
Llevarlo al horno por 15 minutos aproximadamente -yo lo hubiera dejado mas tiempo, quizas unos 25 o 30 minutos-.
La casa de Amelia tiene un aroma especial, dulzón, mezcla de inciensos y pasteles. El olor a las manzanas cocinándose con el azúcar y la canela es indescriptible … 
Amelia, la pastelera mágica … 
Y para disfrutar de esta tarta de manzanas, nada mejor que un buen te 🙂 

Antoinette tiene adoración por Amelia, cada vez que la ve le sonríe y no para de hablarle. Mientras hacíamos la tarta, BW y la peque se cruzaron varias veces a curiosear que pasaba en la cocina de Amelia.