DIY: Delantal de Cocina para Niñ@s

Este era uno de esos proyectos, en el que estaba pensando el día que decidí ponerme a buscar el mercado de telas en Xiamen. Antoinette estará cumpliendo años en unos días, y este será uno de sus regalos.

Mi hija tiene su pequeño -gran- mundo imaginario, donde le gusta cocinar, preparar té o café y agasajarnos. Así que poco a poco, vamos completando su “cocinita home/hand made”.

Este año tampoco tendremos una fiesta de niños, lo festejaremos en familia, con un montón de sorpresas para Antoinette, incluyendo saludos de los abuelos y los tíos vía skype.

Si tuviera que elegir temas/ideas para el cumpleaños de Antoinette, serían: el agua, la espuma y las burbujas, que es lo que quita el sueño -y le saca los males- estos días. Y algunas de las sorpresas que le tenemos preparada para el día de su cumpleaños, están relacionadas a estos temas.

Los abuelos, cuando estuvieron de visita, le dejaron regalos “para ser entregados el día de su cumpleaños”. Por supuesto se los dejaron a BW, que tiene los regalos guardados bajo 7 llaves, porque si fuera por mí ya se los hubiera dado jajaja

BW le compró uno de los regalos relacionados al agua, y yo, siguiendo la línea de regalitos “hechos a  mano/hechos en casa” que empezamos el año pasado con “la cocinita”, le hice un par de accesorios para ir completando y este es uno de ellos.

Es muy, pero muy, fácil. Y es uno de esos regalos unisex que tanto me gustan, porque, al menos en China, tanto los niños como las niñas juegan a los “cocineros”, de hecho hay una idea generalizada en China de que los hombres cocinan mejor, y en la mayoría (99% diría) de los restaurantes, los cocineros son hombres. Personalmente creo que tiene que ver con la forma de cocinar, hay que manipular unos pesados sartenes, sobre unas hornallas EN LLAMAS.

Yo me pasaría horas en Ikea, donde se exhiben las cosas para niños, viendo a los peques jugar, se turnan y cocinan, juegan a la casita, bajo la atenta supervisión de los abuelos.

Solo necesitamos un rectángulo de tela y cinta al bies. Es tan fácil, que si una persona nunca cosió una prenda, podría incursionar en la costura con este sencillo delantal de cocina para peques, que en otras medidas puede ser perfectamente para un adulto también. Y practicar hilvanado a mano, costura simple recta con la máquina de coser, si no tiene máquina de coser, se puede hacer absolutamente todo a mano.

Para no andar corriendo atrás de Antoinette con el centímetro en la mano, lo que hice fue, tomar unos de sus vestidos y con estas medidas calcular el largo y el ancho del delantal. Hice un rectángulo de 42 cm de largo por 32 cm de ancho. Y el resto se puede leer fácilmente en el molde, incluso hay dos moldes de bolsillo. 
Después de cortar la tela, en este caso yo elegí una viyella de verano (pero como era muy finita la puse doble), hay que hilvanar la cinta al bies alrededor de la parte inferior del delantal. La cinta al bies, para los que no la conocen es una cinta cortada en cejo que permite bordear contornos de manera prolija. En Argentina la cinta al bies ya viene doblada y es más fácil de hilvanar, en China la venden como la de la foto, y hay que hacer el doblado de forma manual. Con las medidas del molde, necesité 104 cm -aproximadamente- de cinta al bies para esta parte del delantal. 

Podría haber elegido otro tipo de tela para hacer el delantal, por ejemplo alguna un poco más dura tipo loneta, pero como no conocía muy bien la máquina de coser (es la de Ikea, y es la primera vez que la uso, así que a modo de comentario solo diré que es muy fácil de usar), me decanté por este tipo de textil que es más finita y suave. Podría haber superpuesto telas de diferentes colores y hacer un delantal reversible, o no ponerle bolsillo y que este mismo fuera reversible, o ponerle bolsillo de ambos lados, y que fuera reversible con bolsillos. Hay miles de ideas, solo hay que dejar volar la imaginación.

Una vez hilvanado el contorno inferior del delantal hay que pasarle la máquina, o hacer una costura manual resistente. Primero de un lado, y luego hay que repetir el procedimiento del otro lado.

Una vez que hayamos terminado con la parte inferior del delantal, hay que colocar la cinta al bies en la parte superior (cuello). Para el cuello usé 12 cm de cinta al bies.

El siguiente paso es colocar la cinta al bies en la sisa (laterales), y el detalle aquí es que con una sola pieza de cinta al bies se cose la tira del cuello, la sisa y los lazos para atar el delantal en la espalda. Si la cinta hubiera venido ya doblada, habría sido más fácil, de todas maneras lo que hice fue doblar y marcar el bies con la plancha. Para la parte del cuello hay dos opciones, una es hacer la pieza entera, como en la foto, y la otra es hacerlas separadas y atarlas detrás del cuello. En el caso de optar por la pieza entera, hay que asegurarse de que sea la medida adecuada a la cabeza del peque. El largor de los lazos para atar en la espalda, está en el gusto de cada uno. En total para esta parte del delantal usé 160 cm de cinta al bies.

Finalmente cosí el bolsillo, siguiendo el molde, cada uno puede ponerlo a su gusto, un poco más arriba, un poco más abajo. Puede no llevar bolsillo, pero como a mi hija le encantan los bolsillos, este lo tenía que llevar si o sí.

Ojalá se animen a hacerlo, para el peque de la casa, para un regalo, para una amiga, o para sí mismos. A mi me gustan mucho los delantales de cocina y los uso. Me recuerdan a mi abuela, y a todos esos tesoros secretos que ella guardaba en los bolsillos de sus delantales.

Este lo envolveré en papel de regalo, con mucho AMOR, para mi bebé hija pequeña, que ya cumple tres años!!!