Festival de las Urracas

The Summer Triangle is an asterism made up of the stars Vega, Deneb and Altair. Each of the three stars of the triangle are in different constellations, which makes the asterism a good jumping off point to find other stars and constellations.
foto tomada de AQUÍ

Cuando el verano termina, y Altair -la estrella más brillante de la constelación de Aquila- y Vega -la estrella más importante de la constelación de Lira, incluso considerada la estrella más importante después del sol- brillan deslumbrantes en lo alto del cielo nocturno, el pastor Niulang, atravieza el firmamento para encontrarse con la preciosa Zhinu, séptima hija del Emperador de Jade. 
Según cuenta la leyenda china, Zhinu, séptima hija del Emperador de Jade, escapó del cielo para divertirse un poco en la tierra. Fue así como conoció al pastor Niulang, de quien se enamoró perdidamente. 
Zhinu y Niulang se casaron sin que el Emperador de Jade lo supiera, y tuvieron dos hijos. Hasta que el Emperador supo que su hija se había casado con un mortal, se puso furioso y le ordenó a Zhinu retornar al cielo. 
Cuando Niulang descubrió que su esposa había desaparecido, decidió ir a buscarla. Tremenda sorpresa se llevó cuando escuchó que su buey le hablaba. El Señuelo le pidió que lo matara y que tomara su piel, que esta lo llevaría hasta el cielo donde Zhinu se encontraba. 
Niulang con dolor mató al animal, y junto a sus hijos emprendió el viaje al cielo. 
Cuando el Emperador de Jade se enteró que Niulang estaba allí buscando a su esposa, entró en cólera, y decidió crear un río inmenso que los separe definitivamente (fue así como el Emperador de Jade creó la vía láctea que separa Altair y Vega).
Desde entonces, Zhinu está sentada a un extremo del río, tejiendo en su telar. Mientras Niulang, al otro extremo del río, la observa mientras cuida de sus hijos (Beta y Aquilae, estrellas de la constelación de Aquila). 
Pero una vez al año, todas las urracas del mundo se apiadan de ellos y vuelan hasta el cielo para formar un puente (Que Qiao -el Puente de las Urracas-) y así los amantes, pueden al menos, pasar una noche juntos. 
Esta noche, séptimo día, del séptimo mes del calendario lunar -o calendario chino- se producirá este encuentro, y por ello, en China celebramos el Día de los Enamorados. 
Será una noche de ofrendas, y algunos dicen, que si nos paramos debajo de una parra de uvas, podremos escuchar a los amantes charlando:) 
Algunas mujeres ofrendaran agujas de bordar en cuencos de agua, y existe la superstición de que si estas flotan, quedarán demostradas las habilidades de las bordadoras. 
Puedo imaginar quien estará en primera fila disfrutando de este encuentro mágico, y hasta quizás, por esta noche suplante a Deneb (estrella de la constelación de Cignus) que suele oficiar de chaperona:)  
Imagino a todas las Acaé-Pará (urraca en lengua guaraní) del pueblo, volando al cielo y reconociéndola, por su sonrisa, por su felicidad, por sus ganas de disfrutar cada momento.  
Imagen tomada de AQUÍ
En Occidente solemos tener una idea negativa de las urracas, sin embargo en China, desde la antigüedad son símbolo de felicidad, buena vida y escucharlas trinar es augurio de buenas noticias. La traducción literal de 喜鹊 -xique- sería “urraca feliz”. 
Imagen tomada de AQUÍ