Reacción a las vacunas MMR y VZV

Casi 2 semanas atrás, Antoinette recibió dos vacunas: la primera dosis de VZV contra la varicela y la primera dosis de MMR contra el sarampión, las paperas y la rubeola. 

Después de vacunarla, nos quedamos una hora dando vueltas en la clínica para asegurarnos de que no tuviera ninguna reacción. Hasta aquí todo bien. 

Una semana después de las vacunas empezamos con vómitos, problemas para dormir, mocos, nariz tapada, etc. En un bebé con reflujo estos síntomas son el pan nuestro de cada día, sin embargo la febrícula me puso en alerta. BW y el pediatra, como siempre, restándole importancia a las cosas, así que esperar y mantener a la peque hidratada. 

Finalmente Antoinette se brotó, y mirando con atención descubro que tiene dos clases diferentes de brote, porque claro, tiene rubeola y también tiene las ampollitas de la varicela 🙁 

Hablamos con el pediatra y como no tiene fiebre no es necesario llevarla, pero nos recetó paracetamol para prevenir infecciones. 

La MMR es bastante cuestionada, por tratarse de 3 virus, y algunos consideran que es demasiado para el sistema inmunológico de un cuerpo tan pequeño. Por otro lado otros le atribuyen dentro de los efectos secundarios: autismo.

La principal razón por la cual decidimos vacunar a nuestra hija es porque vivimos en un país donde un alto índice de personas no tiene ningún tipo de vacunas -con los riesgos que esto implica-, y la gente no solo no se vacuna porque no tiene recursos, sino además porque le tienen terror a la medicina occidental.  


La idea es tratar de prevenir las siguientes enfermedades y sus secuelas:

Sarampión
– El virus del sarampión causa sarpullido, tos, mocos, irritación de los ojos y fiebre.
– Puede conducir a infecciones de los oídos, neumonía, ataques (convulsiones y fijación de la vista), daños del cerebro y la muerte.


Paperas
– El virus de las paperas causa fiebre, dolor de cabeza e hinchazón de las glándulas. 
– Puede conducir a la sordera, meningitis (infección de las membranas que cubren el cerebro y la columna), hinchazón dolorosa de los testículos y de los ovarios y, rara vez, la muerte.

Rubéola (sarampión alemán) 
– El virus de la ruboéla causa sarpullido, fiebre leve y artritis (principalmente en las mujeres). 
– Si una mujer se contagia la rubéola durante el embarazo puede tener un aborto espontáneo o el bebé puede nacer con graves defectos de nacimiento.



El contagio de una persona a otra se produce a través del aire. 

Ahora bien, vacunar a los hijos implica la misma responsabilidad que suministrarle cualquier tipo de medicación, y también los miedos. La mayoría de los medicamentos tienen efectos secundarios, además de que cada organismo reacciona de una manera diferente. 

Los riesgos o efectos que describe el Ministerio de Salud de Estados Unidos para esta vacuna son:

Como todos los medicamentos, las vacunas pueden causar problemas serios como reacciones alérgocas graves. El  riesgo de que la vacuna MMR cause daños graves, o la muerte, es extremadamente bajo. 


El recibir la vacuna MMR es mucho más seguro que enfermarse de cualquiera de estas tres enfermedades. 

La mayoría de las personas que reciben la vacuna MMR no tienen ningún problema con ella. 


Problemas Leves 

– Fiebre (hasta 1 de cada 6 personas)
– Salpullido leve (como 1 de cada 20 personas)
– Inflamación de las glándulas en las mejillas o cuello (raro) Si llegan a presentarse estos problemas, generalmente sucede de 7 a 12 días después de la inyección. Se presentan menos después de la segunda dosis. 

Problemas Moderados 
– Ataques (convulsiones y mirada fija) provocados por fiebre (como en 1 de cada 3,000 dosis) 
– Dolor y rigidez temporal de las articulaciones, en la mayoría de los casos sucede en mujeres adolescentes o adultas (hasta 1 de cada 4)
– Conteo bajo de plaquetas temporal, lo cual puede provocar un desorden de sangrado (como en 1 de cada 30,000 dosis)

Problemas Graves (Muy Raro) 
– Reacción alérgica grave (como en menos de 1 de un millón de dosis) 
– Se ha sabido de otros problemas graves que se han presentado después de que un niño recibió la vacuna MMR. Pero es muy raro que esto suceda, los expertos no están seguros si hayan sido provocados por la vacuna o no. Estos incluyen:  
– Sordera 
– Ataques a largo plazo, coma, baja del conocimiento 
– Daños cerebrales permanentes

¿A qué debo prestar atención? A cualquier condición anormal, como una reacción alérgica severa, fiebre alta o cambios en el comportamiento. Indicativos de una reacción alérgica grave incluyen dificultad al respirar, ronquera o jadeo, urticaria, palidez, debilitamiento, latidos del corazón rápidos o mareos, en unos pocos minutos o pocas horas después de la inyección. La fiebre alta o el ataque, si es que ocurrieran, sucederían de 1 a 2 semanas después de la inyección. ¿Qué debo hacer? 
  • Llame a un médico, o lleve a la persona con un médico de inmediato. 
  • Infórmele a su doctor lo que pasó, la fecha y hora cuando pasó, y cuándo fue administrada la vacuna. 

Pídale a su doctor, enfermero( a), o departamento de salud que hagan un reporte VAERS (siglas en inglés -Vaccine Adverse Event Reporting System), Sistema para Reportar un Evento de Reacción Adversa de una Vacuna, o llame usted mismo a VAERS al teléfono 1-800-822-7967. 


Varicela
La varicela es causada por el virus varicela zóster (VZV), que es muy común, se propaga muy fácilmente y se presenta con más frecuencia en invierno y en primavera.
La mayoría de las veces, la infección es leve y no es potencialmente mortal; sin embargo, cada año hay miles de niños y adultos que se enferman gravemente, necesitan hospitalización o incluso mueren a raíz de esta enfermedad.

La vacuna contra la varicela es altamente efectiva para prevenir la enfermedad. Un pequeño número de personas que reciben la vacuna contraerá esta enfermedad; sin embargo, tendrán un caso generalmente más leve que las personas que no recibieron la vacuna.
QUIÉN DEBE RECIBIR ESTA VACUNA:
Los niños deben recibir dos dosis de la vacuna tradicional contra la varicela.
  • La primera dosis se debe administrar cuando el niño tenga de 12 a 15 meses de edad.
  • Una segunda dosis se debe administrar cuando tengan entre 4 y 6 años. Esta segunda dosis se puede administrar antes de los 4 años, en tanto hayan pasado tres meses desde la primera dosis.
Las personas de 13 años en adelante que todavía no hayan recibido la vacuna ni hayan sufrido varicela deben recibir dos dosis, con un intervalo de 4 a 8 semanas entre ellas.
Las personas de 13 años en adelante que hayan recibido una dosis previa y no hayan sufrido varicela deben recibir una segunda dosis.
RIESGOS Y EFECTOS SECUNDARIOS
Los efectos secundarios de la vacuna contra la varicela por lo general son menores y pueden abarcar:
  • Fiebre.
  • Una leve erupción.
  • Dolor e hinchazón en el lugar de la inyección.

Sólo en casos raros se ha informado de reacciones entre moderadas y graves, tales como:

  • Anafilaxia (una reacción alérgica grave, muy poco común).
  • Neumonía (muy poco común).
  • Convulsiones (menos de 1 por cada 1,000 niños).
Otras reacciones como conteos sanguíneos bajos y compromiso cerebral son tan poco comunes que se cuestiona su relación con la vacuna.
POSPONER O NO APLICAR LA VACUNA:
Las siguientes personas no deben recibir la vacuna contra la varicela.
  • Las embarazadas. Las mujeres que se han vacunado deben esperar al menos 1 mes antes de embarazarse. (A las mujeres que planeen quedar en embarazo se les debe evaluar su inmunidad utilizando la historia clínica o pruebas de laboratorio.)
  • Los niños o adultos que tienen el sistema inmunitario debilitado como consecuencia de VIH/SIDA, cáncer, trasplante de órganos u otros factores.
  • Los niños que están tomando ácido acetilsalicílico (aspirin) u otros salicilatos.
  • Los niños o adultos que sean alérgicos al antibiótico neomicina o a la gelatina.
Las siguientes personas deben hablar con el médico respecto al momento apropiado para la vacuna contra la varicela:
  • Los niños o adultos que estén tomando esteroides por cualquier afección.
  • Cualquier persona que haya recibido recientemente una transfusión de sangre u otro hemoderivado (incluyendo gamaglobulina).

LLAME AL MÉDICO SI:

  • No está seguro si se debe administrar la vacuna contra la varicela.
  • Aparece cualquier tipo de efecto secundarios moderado o grave después de la inyección.
  • Después de la vacuna se presenta cualquier síntoma alarmante.
  • Tiene alguna otra pregunta antes o después de recibir la vacuna.

    LO ÚNICO QUE QUIERO ES QUE ESTA PESADILLA SE TERMINE PRONTO!!!

    Rubeola

    Antoinette finalmente se brotó, y esto explicaría los días de febrícula que tuvimos. Según los síntomas sería rubeola, que solo se diferencia de la roseola porque esta última puede elevar la temperatura sobre los 39.5 y mi peque nunca superó los 37.8. 
    Seguimos con vómitos violentos, producidos por las fuertes arcadas y es que algunos síntomas de la rubeola se parecen a los de la gripe, se inflaman las ganglios. Y Antoinette tiene la garganta inflamada, mucosidad, ojitos tristes 🙁  
    Se supone que el 90% de los críos vacunados no se contagian, pero parece que entramos en el porcentaje de las minorías.

    La página del Babycenter describe estos síntomas: “Sarpullido rosa-rojizo y que causa picor que aparece primero en la cara y luego se extiende por el cuerpo y tarda dos o tres días en desaparecer; fiebre suave, ganglios inflamados detrás de las orejas; nariz congestionada o que gotea; ojos rojos e inflamados. Muy poco común debido a la vacunas; es más habitual en niños que no se han vacunado.”