Festival de Xiaonian

Imagen tomada de google

Hoy se celebra en China el Festival de Xiaonian, o Pequeño Año Nuevo Chino. Según la creencia popular, el vigésimo tercer día del décimo segundo mes del calendario lunar chino, el Dios de la Cocina (o del Fuego), Zao Jun o Zao Shen, se eleva al cielo para presentar su reporte anual al Emperador de Jade.

Zao Jun o Zao Shen, es el Dios protector de las familias y los hogares, y generalmente las familias chinas tienen su imagen en la cocina, cerca del fuego, suele ser una imagen de papel, y algunas veces también tienen la imagen de la esposa del Dios de la Cocina.

Una vez al año, el Dios de la cocina se eleva al cielo, para presentar su reporte al Emperador de Jade, es por eso, que durante este día las familias suelen ofrendarle dulces, para que no tenga más que palabras bonitas y empalagosas para el Emperador de Jade. También le ofrendan agua y comida.

Ya solo faltan 7 días para el Año Nuevo Chino, así que muchos comenzarán a limpiar sus casas para espantar todo lo malo o negativo.

El Dios de la Cocina volverá a casa la noche del Año Nuevo y protegerá a la familia por todo el año, hasta que tenga que reportarse nuevamente.

Según la leyenda, el Dios de la Cocina, supo ser un hombre que tuvo la suerte de casarse con una mujer virtuosa, pero la dejó por una muchacha joven. Finalmente este hombre cayó en desgracia, y un día, en que como un indigente ciego mendigaba en la calle, una amable mujer le ofreció comida.

Él hombre agradeció la comida y le narró su historia. La mujer no pudo contener las lágrimas, y fue entonces cuando el hombre reconoció a la que fuera su esposa. Su arrepentimiento fue tan profundo, que el Emperador de Jade se lo llevó al cielo, y lo nombró el protector de las familias y los hogares.

Desde entonces el Dios de la Cocina vela por los hogares y las familias chinas.