Lácteos chinos …

De todos los productos lácteos el que más me gusta es el queso, y es una de las cosas que más extraño de Argentina. Por estos lares solemos comprar quesos importados, solo para sacarnos el gusto, porque la verdad todos son pésimos, hasta ahora el único queso que tolero un poco y me gusta otro poco es el untable de philadelphia. 
BW si consume muchos lácteos, sobre todo yogur, y preguntando a nuestros amigos chinos sobre las marcas chinas recomendables dimos con Mengniu
En China siempre hay problemas con la leche, y más allá de que las malas noticias venden y de que nunca falta el desgraciado que con tal de hacer dinero -para abaratar costos- le agrega melanina a la leche -y literalmente intoxique y mate niños independientemente de que después lo ejecuten-, muchas veces los errores humanos se deben a la impericia y negligencia. 
A finales del 2011, la marca de marras se vió envuelta en un escándalo por haberse encontrado en sus productos aflatoxina. Por supuesto que retiraron todos los productos del mercado, y se encontró rápidamente el origen del problema, que era el mal almacenamiento del alimento balanceado de las vacas que al ingerirlo producían leche afectada por este hongo, el cual puede afectar al hígado humano y ocasionar daños severos. 
La noticia rápidamente dió la vuelta al mundo, todo los expats hicieron rodar la noticia en facebook, y a nosotros se nos presentó un dilema: consumir o no consumir lácteos en China. Hasta ahora nos parecía una marca creíble porque habíamos encontrado sus productos también en Hong Kong, donde los estándares de control son bastante estrictos en cuanto a alimentos, sin embargo en la isla también publicaron sobre el tema
Nuestra hija no consume lácteos, hasta ahora la seguimos alimentando con fórmula hecha en base de soja, y todos los alimentos que ingiere son hechos en casa. 
Pero con BW nos estamos replanteando nuestra dieta, porque necesitamos alimentarnos bien, pero hoy por hoy, el hecho de que la mayoría de los animales que se consumen están alimentados en graneros, y otra vez todo lo químico que se usa en el agro y los animales los almacenan en sus grasas y al consumirlos nosotros en las nuestras, y así continúa esta cadena tóxica de nunca acabar. 
Recuerdo que la última vez que estuvimos en Holanda, en la verdulería me dieron asco las cebollas, se veían horribles, y cuando estaba protestando una señora me escuchó y me explicó que se veían mal pero sabían muy bien, que eran orgánicas y que no tenían ningún producto químico, las compramos y era verdad, eran como las cebollas que cosechábamos en mi casa con mi abuelo Carlos. 
La leche contaminada es un flagelo, porque se contaminan todos los productos que tienen leche como ingrediente. Es decir que si se utiliza leche contaminada, hay que descartar el consumo de galletas, golosinas, chocolates, etc etc etc … 
Qué comer es el dilema existencial …