Matching – Juego de Correspondencia

En una entrada anterior había publicado un DIY sobre unos contenedores de plástico, y ahora vuelvo a usar los mismos contenedores, para hacer este juego de correspondencia.

Estos contenedores en particular, están reciclados de las ciruelas pasas que usualmente compramos, pero se podría utilizar cualquier tipo de envase plástico vacío, que sea seguro para los peques (no tóxico/con los extremos desafilados, etc).

En la tapa, le hice un corte como si fuera una alcancía. Y por esa ranura se pueden ir metiendo las piezas. Se trabaja la motricidad fina (sobre todo si las figuras son chiquitas), y es una divertida manera de aprender colores, figuras geométricas, números, letras, etc. 
 

 En este tipo de actividades también se trabaja la motivación y la confianza/seguridad, por eso es importante hacerlos bastante sencillos, poco a poco, y a medida que los peques los van “controlando” mejor, se puede ir haciéndolos un poco más complicados.

En el caso de Antoinette, como sigue escuchando tres idiomas a diario (chino, inglés y español), nos aseguramos de que primero entienda las instrucciones (que además las aprende en lengua de señas). En esta actividad solo trabajamos con las figuras geométricas y los colores. Eran solo 3 piezas, así que entendió rápidamente de que iba la actividad, este tipo de motivación nos sirve para pedirle que se comunique con señas si quiere “más”, si “terminamos”, a decir “por favor”, “gracias”, etc.

En uno de los frentes hay que pegarle la figura con la que tiene que coincidir, también se le puede escribir el nombre de la figura o del color. En esta actividad no usamos letras, la idea era solo trabajar con las figuras geométricas y los colores (amarillo, rojo y azul). 
Corté en cartulina 3 cuadrados, 3 círculos y 3 triángulos. Este tipo de juegos se puede hacer con todo los peques, no son exclusivos para peques con necesidades especiales. Aprender jugando es una herramienta sumamente útil. Y hasta los 6 años, los niños absorben absolutamente todo, después de los 6, aprender requiere un esfuerzo extra. 
Si se trabaja solo con las figuras geométricas, entonces se puede cortar una misma figura en diferentes colores. Y si se trabaja con los colores, se pueden cortar diferentes figuras en un mismo color. 
Podemos ir contando las piezas a medida que las insertan por la ranura, podemos escribirles los números en las figuras para que los vayan absorbiendo. 
Esta semana hemos hecho más cosas, y pensé que tendría más tiempo para compartir un poco más, pero la realidad es que algunos días, apenas alcancé a repetir las actividades de los terapeutas. Aún tengo que organizarme mejor con el tiempo. 
Tenemos una mesa chiquita, con una silla cómoda para ella, y ya entendí que por más que fuéramos a hacer solo 3 actividades, tengo que prepararme 5 o más. Lo ideal es que tengamos todo a mano para que no se distraigan. Pero a veces pasa que no se enganchan con una actividad, y entonces no podemos salir corriendo a buscar otra cosa. De ahí la sugerencia de preparar varias actividades -y tenerlas a mano-, aunque se vayan a realizar 2 o 3. 
Espero que les sea útil, o al menos que los inspire para hacer muchas actividades con los peques de la casa 🙂