Meiyu y la mudanza (en cómodas cuotas)

Seguimos pasadas por agua, no ha dejado de llover, a cantaros -como a mi me gusta-. Otro año mas que Meiyu –梅雨-, la “estación lluviosa del este de Asia”, nos visita. 


Como todos los años llega cuando termina la primavera o comienza el verano, fines de Junio o principios de Julio, y no solo afecta las regiones chinas de Chiangjiang (Región del Río Yangtse 长江) y Huai He (Región del Río Huai –-), si no que también a Japón y a Corea del Sur. 


El caracter  -mei- significa en chino “ciruela”, y el caracter 雨 -yu- significa “lluvia”. En China llaman a esta estación lluviosa, la lluvia de los ciruelos, porque llega en la época en que sus frutos están maduros. Sin embargo a mi se me ha planteado una duda, y es que en Japón lo asocian a la temporada de las “umes”, y a la traducción de esto al español seria albaricoque o damasco, sin embargo en China “mei” significa “ciruelas”.   


Tratando de descifrar la cuestión, resulta que la planta -prunus-, conocida como “plum” en ingles, seria de la misma familia, pero la fruta varia bastante. Aunque pareciera que tiene piel de ciruela y pulpa de damasco. 

foto tomada de google 
foto tomada de google
foto tomada de google
Buscando imágenes no me fue mejor, porque resulta que terminan llamando “ciruelas” hasta a los nísperos. E incluso en China llamarían “ciruelas chinas amarillas a los damascos”, así que ahí ando en busca del caracter perdido que me permita descifrar esto. 
Las dos primeras imágenes serian “ciruelas chinas” y la ultima seria un “ume” o damasco (o albaricoque). 
Y volviendo al tema lluvia, como siga lloviendo, tendremos que mudarnos bajo la lluvia, ya que han cambiado los planes y necesitamos mudarnos el 10 de julio. 
M. que es una especie de ángel -así son los alumnos chinos-, y su amable novio, me han ayudado a comprar las cajas, y ayer por la tarde las trajeron. Así que hoy, que oficialmente han comenzado mis vacaciones comenzare la tarea de “empacar” mi vida china en 50 cajas.
Hay muchas cosas que tendrán que pasar a mejor vida, porque el otro departamento es mas pequeño y es imposible que pueda meter todo ahí, ademas de que quiero una vida mas simple, con mas espacio para Antoinette -y menos peligros domésticos-.  
Así que no he podido desconectar, este fin de semana que viene, jornadas del Cervantes en Shanghai, un poco mas de trabajo de oficina, y después de la mudanza llegaran las ansiadas vacaciones:)