Buenas nuevas:)

El lunes a primera hora viajamos a Hong Kong, teníamos turno a las 15.30 con una hora de antelación para remover el yeso. Estuvimos en el Hospital a las 13.30 y después de completar unos formularios nos recibió el especialista.

El poco tiempo que esperamos fue en la sala de pacientes externos y no había nadie, todo estaba absolutamente limpio y había muchas indicaciones en ingles y en chino. 
Cabe resaltar que después de la mala experiencia que tuvieron en Hong Kong con la gripe aviar, las medidas de higiene son muy pero muy estrictas.

Ya en el consultorio con el medico nos sentimos muy cómodos, una persona muy serena, que hablaba ingles perfectamente. Nos pidió que le contáramos sobre el parto, nos hizo muchísimas preguntas, y luego pasamos a otra sala donde le removerían el yeso a Antoinette, quien volvió a llorar muchísimo pero a diferencia de la primera vez, tanto el doctor como las dos enfermeras la consolaban y se detuvieron muchas veces para que ella se tranquilizara.

Después de remover el yeso, volvimos al consultorio donde el medico analizo minuciosamente los pies de la peque y ordeno una serie de estudios (XR y Scans), en diferentes posiciones, sosteniendo el pie de nuestra hija en distintos ángulos. 
Después de los estudios volvimos a su consultorio y se tomo un tiempo para estudiar todo, finalmente nos explico que los pies de Antoinette no tienen ningún problema aparente, ya que están todos los huesos, los ligamentos y los tendones correctamente, sin embargo sus músculos no están tan fuertes como deberían. 
Hablamos del reflujo, y la falta de madurez de las válvulas que deberían mantener su estomago cerrado y que también son músculos, nos pregunto si la habíamos medicado por el reflujo y se sorprendió de que no le hayamos dado nada. 
Antoinette no necesita cirugía ni yeso, porque el diagnostico de clubfoot o pie valgus no es correcto, no tiene ningún problema en los huesos, su pie sencillamente colapsa porque los músculos no tienen la tonicidad que deberían. 
Nos dijo que Antoinette era muy pequeña para saber si el problema de su musculatura es fisiolofico o patológico (del sistema nervioso), que teníamos que esperar un tiempo mas. Nos dio un turno para dentro de 6 meses, pero nos dijo que francamente pensaba que para entonces sus pies estarían bien.
Nos dijo que seguramente en Shanghai querrían operarla para colocar algún metal que force al pie a apoyarse en una posición correcta, pero que ese tipo de cirugías son en vano y se necesitan varias. Antoinette tampoco necesita yeso, porque justamente necesita todo lo contrario, mover muchísimo sus pies para tonificar sus músculos. 
Así que nos recomendó ponerle un par de zapatos abotinados y que se recorra toda la casa en su andador, que si ella tiene ganas la ayudemos a dar pasos y que no la presionemos para nada. 
Después de una consulta de casi 5 horas, Antoinette le extendía las piernas y le decía “el pie, el pie, el pie” para que se los tocara, y el de tanto en tanto le acariciaba los pies mientras nos seguía explicando su diagnostico.

Volvimos los tres con una sonrisa, y Antoinette sigue disfrutando del regalo que le hizo su papa por el día de San Nicolas:)

Con los primeros fríos:)

Antes que nada agradecer a todas las personas que siempre piensan en nosotras y nos llenan de energía:) Que todo lo que dan se multiplique con creces:)

Llevamos mas de 10 días de yeso, y no termina de sorprenderme la capacidad de adaptación de los peques. Después de los primeros 4 días difíciles que nos tocaron, las cosas cambiaron para bien, y poco a poco se hizo todo mas tolerable.

Hemos tratado de hacer muchas cosas, para que el yeso no sea un impedimento, y para que al no poder caminar Antoinette reciba todo el estimulo posible que le permita seguir descubriendo el mundo de otra manera:)

Este mes, por trabajo me tocaban dos tareas extras, una era hacer un spot publicitario para incentivar el turismo en uno de los puntos de interés de la ciudad donde vivimos. Asi que con apenas dos dias de yeso, allá partimos:)

El lugar que necesitábamos presentar -ya que lo hicimos las dos- son unos restos arqueológicos hallados a unos 100 km, denominados “excavaciones de Hemudu”. Son restos arqueológicos pertenecientes al paleolítico, y se encuentran a la orilla del Río Yangtse.

Era un día frío y ventoso, por eso en la foto se ve parte del coche -carriola- de Antoinette cubierto con la capota. La foto fue tomada en una de las excavaciones donde lo que se ve son restos de las que fueron las casas -bungalow-  de esta comunidad de pescadores que habito la zona hace mas de 7000 años. 
En las excavaciones ademas se encontraron: herramientas, restos fósiles y ornamentos, entre otros materiales que permitieron recrear la vida de aquellos tiempos y que se pueden apreciar en el Museo que los expone:) 
El viaje de ida y la estancia fueron un placer, que no el viaje de vuelta ya que Antoinette quería dormir y era cuando se sentía mas incomoda con el yeso, ya que no podía ponerse de costado que es como le gusta dormir:(

Imagen del viaje de vuelta, ahora que oscurece mas temprano:)
La otra actividad es una gala que tendremos hoy por la noche, en la que me entregaran un premio por mi contribución al desarrollo de esta ciudad. Pero todavía no se si podremos ir juntas, ya que hoy viene BW con su papa, y como mi suegro llego esta madrugada a Xiamen desde Fiji -by Korea-, y tendrá para descansar apenas unas horas antes de emprender el viaje a Ningbo, y el viene especialmente a visitar a su Foliki -y por otros motivos que se leen a continuación-, quizás es mejor que pase la tarde con su papa y su opa:) Aunque estoy segura que disfrutaría un montón, porque no hay cosa que le guste mas que estar rodeada de gente y poder ver y tocar muchas cosas y personas diferentes:) Así que veremos como transcurre el día:) 
Hemos ido a almorzar afuera, también participamos de la cena de “acción de gracias”, que no es una costumbre nuestra pero nos invitaron y nos gusto compartir con tanta gente linda:) Con poco tiempo para lo quehaceres de la casa, hemos ido a hacer el pedido del pan a la panadería alemana, y luego a recogerlo. 
Fuimos al bazar de navidad del colegio internacional, y nos invitaron a asistir a las clases de español para los peques que se dan dos veces por semana. Hemos visto a muchos amigos que no veiamos en mucho tiempo, hemos tenido visita casi todos los dias. 
Salimos a caminar cada día, mientras observábamos como los fríos vientos que traen el invierno se llevaban todas las hojas de los arboles:) 
El viento también despejo el cielo, y los días se volvieron secos y soleados:) 
Antoinette le va tomando la mano a los dibujos, aunque terminemos todas rayadas con fibra:)
Y finalmente Antoinette poco a poco fue encontrando la manera de dormir mas cómoda:) 
Hicimos muchas cosas:) también fuimos a cantar villancicos con una familia coreana amiga, y Antoinette descubrió muchísimas cosas nuevas:) Y también recibimos lindos llamados por teléfono y nos mandaron postales para que Antoinette se recupere pronto:) 
Y hemos logrado algo que casi fue una misión imposible, este lunes volaremos a Hong Kong para que un especialista en ortopedia del Duchess of Kent Children’s Hospital at Sandy Bay (大口環根德公爵夫人兒童醫院) vea los pies de Antoinette:)

Este es el mejor hospital en ortopedia de Hong Kong, y cuando nos comunicamos con ellos al ser extranjeros no residentes en la Isla se mostraron un poco reacios a recibirnos. Nos pidieron el reporte del especialista que la había visto en Shanghai, y finalmente nos dieron un turno para este lunes a la tarde. 

Van a remover el yeso que tiene ahora, y le van a hacer todos los estudios, después un especialista hará la valoración y veremos que noticias tienen para nosotros:) 

Tengo fe, tengo esperanzas, me siento mucho mejor que 15 días atrás, cuando el especialista en Shanghai nos explicaba sobre la cirugía que Antoinette necesitaba, una operación que duraría unas 3 horas con anestesia completa.