Pizzetas

Esta receta es super fácil! 
(rinde 2 pizzas grandes ó 10 pizzetas) 
Ingredientes para la salsa:
(Voy a empezar por la salsa, aunque lo primero que hago es la masa)
1 cebolla grande
4 dientes de ajo
4 tomates medianos bien maduros
aceite de oliva
1 cucharada (tablespoon) de azúcar
condimentar a gusto
Preparación: 
Poner a calentar en un sartén un chorro abundante de aceite de oliva, machucar los dientes de ajo, pelarlos y ponerlos a freír. Cuando estén dorados hay que agregarle la cebolla picada -yo usé una cebolla colorada que es más dulzona-. Cuando la cebolla esté bien cocida hay que agregar los tomates cortados en cubos y tapar hasta que se desprenda abundante jugo. 
Cuando rompa el hervor hay que agregarle el azúcar y el resto de los condimentos. Y luego cocinar hasta que se reduzca el agua y la salsa tenga una buena consistencia. Siempre cocinar a fuego lento -suave- o moderado.   
Ingredientes para la masa de las prepizzas:
3 tazas de harina de trigo común
1 taza de agua tibia
1 cucharadita (teaspoon) de sal
1 cucharada (tablespoon) de azúcar 
1 sobre de levadura instantánea 
2 cucharadas (tablespoon) de aceite de oliva 

Preparación: 
Se colocan en un bol plástico o de vidrio (nunca de metal) 3 tazas de harina, 1 cucharadita de sal, 1 cucharada de azúcar, 1 sobre de levadura y 2 cucharadas de aceite de oliva. Luego mientras con una mano se va mezclando todo, con la otra se le va echando el agua tibia. Una vez que está todo mezclado, hay que amasar un rato, hasta que quede una masa uniforme y lisa. 
Una vez que la masa está lista hay que cubrirla con un trapo (repasador de cocina) y dejarla reposar (levar). Yo generalmente solo la dejo levar el tiempo que me toma preparar la salsa, pero lo ideal es dejarla reposar mínimo una hora. La suelo dejar en un rincón de la cocina donde sea lo más seco posible y no haya corriente de aire. 
Cuando la salsa ya está casi lista, pongo a calentar el horno y preparo el molde. Como todavía no tengo molde jajaja lo que hice fue sobre la asadera que trae el horno, coloqué un trozo de papel aluminio y le puse un chorro de aceite para que no se peguen las prepizzas. 
Cuando la salsa ya estuvo lista, me embadurné las manos con un poco de aceite de oliva y separé 4 bollos, que fui estirando sobre la asadera. 
Sobre las prepizzas eché un poco de salsa de tomates y las puse a cocinar a 180 grado durante 20 minutos. A nosotros nos gustan bastante crocantes, pero con 15 minutos de cocción quedan bien tiernitas y sabrosas:)
Cuando ya estuvieron cocidas, le agregué el queso, más salsa de tomate y un poco de salame -no tenía muzzarella-. Y las volví a meter al horno por 10 minutos más:) Aunque entre 5 y 8 minutos es más que suficiente. 
Cenamos un par y guardé otro par para el desayuno, nos encanta la pizza fría:) 
Lo bueno es que las prepizzetas -o prepizzas en su caso- se pueden congelar, y se congela un poco de salsa también y son una buena alternativa para salir de apuros. 
También las pizzetas son una buena opción cuando se quiere hacer distintos sabores, en este caso, solo las hice con queso, salsa y salame -sobre todo porque es la que a BW más le gusta- pero hay infinidad de combinaciones. Mi preferida es muzzarella y un poco, solo un poco, de salsa de tomate. Y también me gusta mucho la fugazza. 
Yo no le agrego nada más, pero BW que es amante de lo picante, las condimenta con pimienta negra y un poco de tabasco. 
Buen provecho! 
Nota: Creo que la próxima vez que las haga voy a cortar el queso en pedacitos y desparramarlo bien.