Plumeria:)

Zhangzhou sigue repleta de flores, y es que hay plumerias por doquier:) Esta especie aunque originaria del continente americano, se ha esparcido por toda Asia. Al punto de formar parte de la mitologia y de las ceremonias budistas e indues. 

Recuerdo haber visto en Bali (Indonesia) a las mujeres llevarlas no solo en el cabello sino también en sus canastos como ofrendas. Aunque la variedad que más abunda en Bali es la de las flores blancas y ellos las llaman kamdoja. 

foto tomada de google
En chino la llaman “緬梔花” y en Filipinas “calachuchi”:) Es la flor nacional de Nicaragua y en la lengua nahuatl la llaman  “sacuanjoche”. Su nombre cientifico “plumeria” le hace honor al botánico frances Charles Plumier -de la Orden de los Mínimos- quien recorrió el continente americano de punta a punta descubriendo nuevas plantas y especies:) 
Charles Plumier -foto tomada de google-
Se utiliza mucho en perfumeria, por su aroma intenso y dulce, similar al de la vainilla:) 
En mi vida todo de alguna manera está conectado, asi que abrir las ventanas por las mañanas en Zhangzhou y sentir el perfume me hace divagar en esa asociasión de ideas que me transportan a todos los lugares que visité y en los que vi este generoso árbol de flores nobles. 
Aprendí a amar Nicaragua a través de la escritora nicaraguense Gioconda Belli, que hoy en día es una de las pocas mujeres que empuña el poder femenino y el fuego de la escritura sin hacer divergencias o clasificaciones -que separen o dividan-, sino que unifica el género y nos alienta a luchar por nuestros ideales. 
Gioconda Belli -foto tomada de google-