Recuerdos para Antoinette:)

Desde hace tiempo estoy buscando una caja “especial” para guardar los recuerdos de Antoinette. Siempre estoy atenta a lo que veo por aquí y por allá, pero todavía no he visto nada que me llame particularmente la atención. Me gustaría que fuera algo relacionado a la cultura china, porque ella de alguna manera pertenece un poco a esta cultura, y también me gustaría que fuera algo hecho de algún material duradero y noble. 
La ultima vez que estuvimos en Ikea compramos una caja para ensamblar, que tiene las medidas de la caja que me gustaría encontrar, pero después de poner en ella las cosas de la peque, creo que necesito re-pensar las medidas. 
Antoinette tiene variados recuerdos, muy simbólicos, casi sin valor material, pero invaluablemente sentimentales, hechos con mucho amor. Son estos pequeños tesoros que quiero conservar para ella. 
La abuela de mi amiga Noel, le tejió ropita de lana y se la mandaron desde Uruguay, ademas de una preciosa jirafa que le compro Noel a la peque en una feria artesanal de Montevideo. 
Una semana antes de que Antoinette naciera, nos instalamos en un hostel en el distrito de Putuo (en Shanghai), la noche antes de parir a la peque, las chicas del hostel llamaron al taxi y se quedaron toda la noche esperando noticias sobre el nacimiento. Al otro día, cuando ya teníamos a la peque en brazos, BW fue a buscar el resto de nuestras cosas y las chicas le dieron una grulla de papel para desearle todo lo mejor del mundo a nuestra hija. 
Durante todo el embarazo, uno de mis alumnos tenia particular curiosidad por todo lo que iba pasando, y cuando volvieron de las vacaciones la peque tenia apenas unas semanas, pero el me insistía en que quería verla para darle algo que le había traído. Hasta que finalmente P. y Antoinette se encontraron y el le puso en las manos un caracol de mar que había guardado para ella. 
Las amigas/alumnas de la mama de BW le hicieron escarpines y jabones artesanales. El hermano de BW y T. le enviaron un monedero rojo lleno de monedas. 
Mi amiga L. le trajo una tarjeta de bienvenida desde Chile que fue hecha artesanalmente por una congregación religiosa que hace unas manualidades preciosas con flores desecadas. 
Son un montón de cositas mas, que me gustaría guardar en esa caja especial y poner en ella mucha magia, para que nuestra hija pueda tener memorias de esta primera etapa.