Terapia en casa

 

Antoinette va dos veces por semana (lunes y martes) a un centro de atención temprana en Hong Kong (hasta que se produzca la bendita vacante, que le permita incorporarse al programa completo), el resto de días hábiles va a la escuelita Montessori en la isla donde vivimos.

Fue un largo camino hasta lograr el diagnóstico, porque Antoinette está en una línea muy delgada entre el Trastorno General del Desarrollo y algún espectro del Autismo. Cuando finalmente tuvimos el diagnóstico, había que organizar el tema de las terapias, porque lamentablemente en China no hay muchos recursos, y en Hong Kong, el sistema está colapsado.

Tras mucho insistir, logramos que en un centro semi-privado (porque recibe subvención del gobierno, pero también genera sus propios recursos) nos organizara un programa de dos días, con profesionales que hablaran inglés y que pudieran trabajar en equipo para ir coordinando.

Cuando un peque tiene necesidades especiales, el pilar fundamental son sus cuidadores (y digo esto, porque pueden ser los padres, los abuelos, los tíos, o incluso como veo a diario en el centro, “la niñera”). En el centro uno recibe entrenamiento, para luego poner en práctica en casa. Y son estos ejercicios los que pueden lograr cosas increíbles en los niños.

Así que semanalmente tenemos tarea, y hay que repetirlas, mínimo, dos veces por día. Las sesiones son de 45 minutos cada una.

No iba a escribir sobre esto, pero mientras hacía mi lista de trabajo para la semana, -y en contra de lo que dice la cara de BW en este momento, porque aunque no hable, a él, lo de compartir no se le da naturalmente-, pensé que quizás le podría ser de mucha utilidad a alguna persona que necesite trabajar con algún miembro de la familia, podría ser un niño, pero también podría ser un abuelo/a o persona que este en un proceso de rehabilitación (muchos de estos ejercicios los hacíamos con mi abuela, que a los 53 años tuvo un accidente cerebro vascular).

Los ejercicios que hacemos son para controlar problemas de lenguaje, de deglución (masticar y tragar diferentes texturas) e hipersensibilidad sensorial (tacto, olfato, oído, gusto, vista). Por ejemplo, a veces los peques no se quieren cepillar los dientes, y pareciera que todo iba bien y que de repente, un día, no les gusta más. Y esto es simplemente porque durante el cepillado ha recibido algún estímulo que ahora rechaza, entonces hay que volver a trabajar en como tener seguridad “en el cepillo en la boca”, que es tan importante, no solo para prevenir caries, sino para generar un hábito de higiene bucal placentero para toda la vida.

Muchas de estas actividades no son novedosas, y mi idea es simplemente compartir lo que hacemos en casa. Todo con buena voluntad, quizás a alguien le pueda servir, o dar una idea de como solucionar algún inconveniente en casa.

Así que para esta semana tenemos:

Logopeda:
Usar el silbato (soplar MUCHO y lo más fuerte que pueda)
Hacer burbujas de jabón y tratar de explotarlas practicando “P” y “B”.
Morder (una herramienta de terapia ocupacional)
Vibrador para músculos faciales
Hacer ejercicios con la lengua (tratando de alcanzar comida -p.ej. chupetín/lollipop- sin mover la cabeza)
Practicar TODO el día, generando la mayor cantidad de oportunidades posibles el lenguaje de señas e incentivarle a producir sonidos.
(Volver al otorrino por el frenillo, a por una…. tercera opinión/frenectomía/loqueDiosdiga) Los frenillos de Antoinette son del tipo restrictivos.

Terapeuta ocupacional:
Movimientos y técnicas sensoriales para mejorar la conducta general de los peques con problemas.
Cepillar manos y pies (para desensibilizar la piel).
Osito pesado para calmar la excitación.
Trampolín para calmar la hiperactividad.
Practicar actividades escuchando música con auriculares.
Utilizar el método “por turno” (Es mi turno/Es tu turno).
Poner distintas clases de botones en la plastilina y que los vaya sacando uno por uno y limpiando.
Dibujar/pintar/hacer collage sobre la pared (NO sobre la mesa, así trabajan los músculos de la espalda)
Dibujar utilizando las dos manos SIMULTÁNEAMENTE (Con un lápiz/pincel/esponja/tiza en cada mano).
Masajear suavemente la parte superior de la espalda (a la hora del cuento o mientra ve un vídeo) Importante: No masajear en forma circular la parte baja de la espalda ni el bajo abdomen, porque causa estreñimiento.

Fisioterapeuta:
Hacer actividades en puntas de pie (Que tenga que estirarse para alcanzar algo).
Caminar MUCHO.
Trabajar sentada en una pelota de goma (tratar de atrapar burbujas, tratar de tocar o alcanzar algo).
Lanzar objetos (para trabajar los músculos de la espalda y de los brazos).
Saltar MUCHO.
Subir y bajar escaleras.
Gatear.
Recoger cosas o hacer varias actividades de cuclillas.
(Volver al traumatólogo -ortopedia- para ver el tema del calzado… platilla si/plantilla no/loqueDiosdiga)

Psicólogo:
Buscar similitudes (cosas iguales, o del mismo color, o de la misma forma, etc)
Buscar objetos (hacer actividades donde tenga que buscar algo, mediante el lenguaje, darle pistas).
Hacer un camino (con papel, cuadros de goma eva o dibujarlo con tiza o fibra), y organizar una actividad para que tenga que caminar sobre él.
Hacer MUCHOS rompecabezas.
Enlazar cuentas. Enlazar un cordón (en la zapatilla, en un cartón que tenga varios agujeros hechos).

Cuando tenga un rato libre voy a compartir los “materiales” o “herramientas”, no hace falta comprar nada, muchas de las cosas se pueden hacer reciclando. Como tengo que ir haciendo los reportes del trabajo en casa, acompañado de imágenes, trataré de publicarlas aquí también.

Lo más gracioso de todo esto, es que Antoinette lo quiere practicar con nosotros, y de a ratos se transforma en la terapeuta de turno y nos mete cosas en la boca, nos hace saltar, o nos hace repetir el lenguaje de señas.