The University of Hong Kong (Hong Kong)

La Universidad de Hong Kong es la más antigua institución de educación superior en Hong Kong. Su lema es “Sapientia et virtus” en latín, que significa “la sabiduría y la virtud”, “明德格物” en chino. El idioma oficial de enseñanza es el inglés. (Fuente: Wikipedia)

En China es muy común, que cuando uno visita una ciudad por turismo, también visite sus universidades. Por ejemplo, la Universidad de Xiamen uno la puede visitar durante todo el año, y es una de las Universidades más famosas de China, no solo por su nivel académico, sino también, por su campus. Parques, plazoletas, edificios, restaurantes, bibliotecas, tiendas, etc., todo nos refleja un poco la cultura del lugar.

Mi visita a la Universidad de Hong Kong fue para participar de las Primeras Jornadas de Formación de Profesores ELE de Hong Kong. En China continental, solemos participar de todas las jornadas y talleres que ofrecen la Consejería de España (perteneciente al Ministerio de Educación de España y con sede en Beijing), que muchas veces se realizan en conjunto y/o con la participación del Instituto Cervantes.

China es un país inmenso, y es bastante difícil trasladarse de una punta a otra para hacer las capacitaciones, sobre todo, porque la mayoría costeamos todos los gastos de nuestro propio bolsillo (amén de nuestro salario chino, todo sea dicho). Pero eso no quita que uno lo haga con gusto, porque en general ofrecen actividades muy interesantes.

Y fue así que llegamos a la Universidad de Hong Kong, donde el comité organizador se lució con unas conferencias e invitados de lujo.

  Ente conferencia y conferencia, hubo talleres sobre tecnología, comprensión auditiva, didáctica, etc.

En Asia en general el interés por el castellano sigue creciendo, y aunque en un principio era fácil aplicar como profesor de español solo siendo nativo, sin importar la formación profesional, hoy en día las cosas han cambiado. Cada vez se exige más formación, y no porque interesen los alumnos, todo lo contrario, tener profesores altamente cualificados, con maestrías y doctorados, le da prestigio a los departamentos de español de las universidades y así pueden atraer más estudiantes, elevar su posición en rankings nacionales e internacionales.

Sin embargo, para aquellos que estén capacitados, que tengan buen dominio del inglés, y como mínimo 3 años de experiencia, las puertas están más que abiertas en toda Asia. Y otro requisito no menos importante, es la capacidad de adaptación a una cultura completamente diferente, y estar preparados para dar lo mejor de sí a un grupo de estudiantes que tienen como primera lengua: chino, japonés, coreano, tailandés, filipino y/o tagalo, etc etc.

En los países asiáticos, culturalmente el rol de la familia es muy importante, por ende muchos de los estudiantes vienen a estudiar español cumpliendo un “mandato”. Y no estudian español porque sueñan con viajar a España o porque aman el flamenco; uno de los motivos más crudos es la realidad de los lazos comerciales entre China y Latinoamérica. Sin embargo, esto no quita, que un pequeño porcentaje de estos mismos estudiantes, estudien español con fines académicos y logren licenciaturas e incluso doctorados con honores.

Cada vez son más las empresas chinas que se desplazan a Latinoamérica para dedicarse a la explotación de recursos. Sin ir más lejos, mis alumnos suelen ser empleados por empresas chinas que están explotando minas en México. Y no hace mucho tiempo tuvo bastante repercusión, la conducta del gobierno argentino al sacarle la concesión de la explotación de los yacimientos petrolíferos a la empresa española REPSOL y dársela a los chinos. Justamente cuando la compañía española había anunciado que habían encontrado la tercera reserva más grande del planeta: Vaca Muerta.

China es una país que cambia constantemente, y esto exige a los profesores actualizarse. Entre grupo y grupo de estudiantes, los cambios son abismales. Y como bien reza el dicho: “Enseñar, es aprender dos veces”.

La Universidad de Hong Kong ofrece de todo, tanto desde el punto de vista académico como edilicio. Según tengo entendido, los estudiantes pueden estudiar varias carreras simultáneamente hasta el tercer año, que es cuando se deciden por una, y continúan para titularse en esa rama. 
Las aulas están impecables, y muy bien equipadas tecnológicamente. No tuve mucho tiempo de recorrer el edificio, porque es enorme, y las Jornadas se realizaron en el nuevo campus. Pero solo en esta parte pude ver varias cafeterías (starbucks, delifrance, etc) y además de la cantina de la Universidad, hay varios restaurantes. 
El primer día, con un grupo ya conocido, decidimos ir al restaurante vegetariano. Y fue una buena opción, no solo por la comida, y su modalidad, la sopa, el arroz y el té eran gratis, sino porque conocí a una chica alemana que trabaja en un proyecto de investigación, y terminamos hablando de tantas cosas interesantes, que no recuerdo hace cuanto tiempo no tenía la oportunidad de sentarme a charlar con alguien así, sin que en el medio de la conversación aparezcan temas del tipo pañales descartables, etc.
 Las fotos que pude tomar de la Universidad, fueron mientras perdida buscaba la sala de conferencias, que yo me suelo perder con guía y con mapa. 
Esta es una de las entradas laterales
Esta flecha indicaba hacía donde dirigirse para llegar al nuevo campus
A ver si volvemos a las próximas Jornadas, ganas no faltan:)